Noticias

Santa Marta: “No se puede caminar en una vida cristiana sin el Espíritu Santo”

“Compañero en el camino”.

“No se puede caminar en una vida cristiana sin el Espíritu Santo”, ha señalado el Papa Francisco, y ha añadido que pidamos al Señor la gracia de entender dicho mensaje, pues, “Nuestro compañero en el camino es el Espíritu Santo”.

Estas palabras las ha pronunciado el 30 de abril de 2019, el Santo Padre durante la homilía en la capilla de la Casa de Santa Marta, según reporta Vatican News.

Misa en Santa Marta, 30 Abril 2019
(Foto: © Vatican Media)

El Papa ha recordado también que solo podemos renacer de “nuestra existencia pecaminosa” con la fuerza de Dios, motivo por el cual “el Señor nos envió el Espíritu”, ya que no podemos hacerlo solos.

Renacer desde arriba

La homilía de Santa Marta sobre el Evangelio de hoy (Jn 3, 7-15), ha girado en torno a la respuesta de Jesús a Nicodemo. Jesús habla de “renacer desde arriba” y el Papa Francisco ha relacionado el mensaje de la Pascua con estas palabras del Evangelio según san Juan.

La Resurrección del Señor presenta como mensaje “este don del Espíritu Santo”, señala el Papa y remite a la primera aparición de Jesús a los apóstoles en el Domingo de Resurrección en la que este les dice: “Recibid el Espíritu Santo”. Para el Santo Padre, el Espíritu es la fuerza, sin ella no podemos hacer nada: el Espíritu “nos hace resucitar de nuestros límites, de nuestros muertos, porque tenemos tantas, tantas necrosis en nuestra vida, en nuestra alma”. Por tanto, es preciso hacerle sitio en nuestra existencia.

Espíritu Santo protagonista

Además, el Papa subrayó que una vida cristiana que no reserva espacio para el Espíritu Santo ni se deja guiar por  Él “es una vida pagana, disfrazada de cristiana. El Espíritu es el protagonista de la vida cristiana, el Espíritu -el Espíritu Santo- que está con nosotros, nos acompaña, nos transforma, nos vence”.

El Obispo de Roma ha pedido a Dios que nos haga conscientes “de que no podemos ser cristianos sin caminar con el Espíritu Santo, sin actuar con el Espíritu Santo, sin dejar que el Espíritu Santo sea el protagonista de nuestras vidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*