ARZOBISPADO MADRID, IGLESIA EN MADRID, Nacional, News, NOTICIAS, PAPA FRANCISCO, VATICANO

Explosión en Madrid: pésame del cardenal Osoro por la muerte de un joven sacerdote

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, expresa su pésame tras la muerte del padre Rubén Pérez Ayala, fallecido anoche después de la explosión de un edificio de la parroquia Virgen de la Paloma, en España. El joven sacerdote había sido ordenado hacía solo siete meses.

21 de enero 2021.- El padre Rubén Pérez Ayala, sacerdote de 36 años, falleció anoche en Madrid, España, a causa de las graves heridas sufridas tras la explosión de un edificio de la parroquia Virgen de la Paloma. Ingresado en el hospital inmediatamente después de la explosión, el sacerdote falleció a la 1.30 de la madrugada.

Su hermano Pablo, también sacerdote diocesano, le administró el sacramento de la Extremaunción. La muerte del padre Rubén se suma a la de otras tres personas que fallecieron ayer el 20 de enero por la tarde. En este contexto, el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, expresó sus condolencias a través de un tweet publicado desde su cuenta oficial, en el que agradeció al padre Pérez «su vida de entrega a Cristo y a su Iglesia».

Joven sacerdote ordenado hacía siete meses
Ordenado sacerdote hacía apenas siete meses por el arzobispo de Madrid, el padre Rubén había dicho -en una entrevista publicada en la web diocesana- que «la felicidad no está en vivir todo para uno mismo, sino en darse a los demás».

La parroquia de la «Virgen de la Paloma» fue su primer destino sacerdotal. En junio, celebrando su primera misa, el padre Ayala había invitado a los fieles a «mirar al Señor, a confiar en Él», que es «nuestra alegría y nuestra paz».

Deflagración del edificio: muertos y heridos
La deflagración del edificio tuvo lugar ayer por la tarde, en torno a las 15:00 horas; supuestamente fue causada por una fuga de gas. El edificio, situado en el centro de Madrid, en la calle de Toledo, fue alcanzado en las cuatro últimas plantas. Entre las demás víctimas se encontraban trabajadores que estaban revisando la caldera y el sistema de calefacción de la estructura.

A ellos y a todos los heridos (una docena) el Papa Francisco expresó su cercanía a través de un telegrama enviado al cardenal Osoro, firmado por el secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, rezó por las víctimas encomendándolas a la misericordia del Señor y expresando su afecto «a todos los hijos del querido pueblo» español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*