Cuba «ha pasado una línea sin retorno»

Los sacerdotes Rolando Montes de Oca y Alberto Reyes valoran para Alfa y Omega la situación de la isla tras las multitudinarias protestas y evocan las dificultades para ejercer su ministerio.

22 de Julio de 2021.- Alto y claro han hablado los obispos de Cuba: al día siguiente del mayor estallido social que la isla ha padecido en 62 años de comunismo, realizaron una declaración en la que, sin tomar partido –no es su cometido–, se muestran receptivos a las peticiones de los manifestantes. Abogan por ejercitar «la escucha mutua» y «la búsqueda de acuerdos comunes», pero –y ahí viene la severa censura al actual poder– «con el aporte de todos los cubanos, sin exclusión». Pues bien, entre las personas que se afanan a diario en evitar que se excluya a los cubanos que no comulgan con la ideología oficial figuran los sacerdotes camagüeyanos Rolando Montes de Oca y Alberto Reyes, muy activos en redes sociales, su única herramienta salvo cuando la censura o la persecución se interponen.

Rolando Montes de Oca

De lo más duro «han sido esos muertos, cuyos nombres circulan por las redes aunque no se han podido confirmar».
Montes de Oca interpreta los acontecimientos como «un cambio real en Cuba, un cambio del pueblo que se cansó de soportar represión, carencias a todo nivel, discursos oficiales que no se corresponden con la realidad; sus cuerpos están sintiendo, sus ojos están observando. El pueblo se ha cansado y ha decidido no escuchar sus miedos». El padre Reyes, por su parte, considera que las protestas «son el final natural de un largo camino de sufrimiento, impotencia, frustración y miedo», antes de recurrir levemente a la ironía: «Cuba, políticamente hablando, es un paraíso falso construido por decreto, donde la realidad es maravillosa porque no está permitido decir lo contrario».

Miembros de las Fuerzas Especiales en La Habana. (Foto: CNS)

Durante unos días, desde el pasado 11 de julio, fecha del estallido, parecía que sí. Sin embargo, la tragedia vuelve a acechar, al menos en estos primeros momentos, sobre Cuba. «Los momentos más duros –explica Montes de Oca– han sido los golpes, han sido los directores de esos centros de trabajo a los cuales se les han dado paquetes de bates de beisbol y palos para que los repartan entre sus trabajadores y les obliguen, como si fuera su jornada laboral, a salir a la calle a golpear». También lo han sido «esos muertos, cuyos nombres circulan por las redes aunque no se han podido confirmar; esos encarcelamientos arbitrarios, 15 o 20 policías derribando a patadas una puerta, metiéndose con armas en alto para apresar a un hombre desarmado». ¿Y lo más triste? «Que el presidente de la República haya dado una orden de combate contra su propio pueblo en vez de escuchar sus reclamaciones o dialogar, o de mirarse en un espejo y preguntarse qué está «haciendo mal». «A la arbitrariedad del Gobierno y a la manipulación informativa estamos acostumbrados, pero la violencia calculada de la represión ha superado toda expectativa», señala Reyes. La represión directa y también la larvada, cuyos efectos son igualmente dañinos.

El sacerdote Rolando Montes de Oca ejerce su ministerio en Vertientes, a una treintena de kilómetros al sur de la ciudad de Camagüey. Al lado de su parroquia hay un colegio que construyó con mucho sacrificio y con su pensión el párroco de los años 40 y 50. Pero la escuela fue expropiada, porque en Cuba la Iglesia no dispone de espacio educativo. Por no hablar de la imposibilidad de construir nuevos templos. Incluso experimentan muchísimas trabas cuando la Iglesia quiere hacer obra social: «Hay un hogar de ancianos que costó más de diez años construir, precisamente por esas trabas».

Alberto Reyes

«Si además de mirarnos, el mundo nos tendiera una mano eficaz, el camino sería más corto y se ahorraría mucho sufrimiento».

Presiones a la libertad de culto
Sin olvidar las presiones sutiles sobre la libertad de culto. «Sutiles», precisa el párroco, «porque están enmascaradas: hasta los jóvenes reciben presión para que no profesen su fe libremente». Ahora, con la COVID-19, las iglesias han de permanecer cerradas, pero, al mismo tiempo, y por culpa del desabastecimiento, se forman colas multitudinarias para adquirir lo básico. «Si la gente no puede estar en la calle, ¿por qué el presidente ordena a los cubanos salir a la calle a combatir?», se pregunta el sacerdote, que no entiende cómo no puede abrir su iglesia. Algunos fieles lograron entrar el pasado domingo por la puerta pequeña del patio. Después, Montes de Oca acudió a distribuir la comunión fuera, pero el parque estaba ocupado por paramilitares. «Imagino que listos para reprimir».

Lo que no pierden es la esperanza. No la pueden perder y lo saben. Montes de Oca recalca que «la primera esperanza es Dios, pues así como escuchó el clamor de Israel esclavo en Egipto, ha escuchado el clamor del mío. Y está con nosotros. El pueblo cubano ha pasado una línea sin retorno». Concluye el padre Reyes, desde su parroquia en Esmeralda, que «a la larga lograremos nuestra libertad, y ahí radica mi esperanza; pero si además de mirarnos el mundo nos tendiera una mano eficaz, el camino se haría mucho más corto y se ahorraría mucho sufrimiento».

José María Ballester Esquivias (Alfa y Omega)
Imagen: Cubanos protestan el pasado fin de semana en la plaza de San Pedro.
El Papa Francisco, durante el ángelus del pasado domingo, rezó por la situación del pueblo cubano.
(Foto: Reuters / Remo Casilli)

Científica lucha contra la amenaza silenciosa del mercurio en la Amazonia

La Amazonia representa el 62% de la superficie de Perú. Es el hogar de 51 pueblos originarios diferentes y de una enorme biodiversidad, como en pocos lugares del mundo. Recordando la exhortación postsinodal del Papa Francisco Querida Amazonia, cuyo primer aniversario se celebró el pasado mes de febrero, y recordando los principios de Laudato si’, la encíclica del Pontífice de 2015, conocemos los esfuerzos de la científica Claudia Vega por proteger la Amazonia y a sus habitantes.

Ciudad del Vaticano, 20 de julio 2021.- En las últimas décadas, la Amazonia ha sufrido una fuerte presión por la sobreexplotación de sus recursos naturales, con graves tasas de deforestación y conflictos sociales. Una de las más conocidas es la de Madre de Dios, considerada «la capital de la biodiversidad de Perú».

Claudia Vega estudió en el colegio de los jesuitas en El Salvador. Su preocupación por la naturaleza y la vida de todos los seres humanos tiene probablemente sus raíces en las numerosas actividades que realizó allí con el grupo de scouts del colegio. Tras finalizar sus estudios de bachillerato, invirtió mucho tiempo y esfuerzo en prepararse profesionalmente en áreas como la química y la medicina veterinaria, la salud y la protección del medio ambiente.

Claudia Vega toma muestras de sedimentos en los ríos

La Dra. Claudia Vega forma parte actualmente de un importante grupo de científicos en la Amazonia peruana, en el departamento de Madre de Dios. Allí es la coordinadora del Programa de Mercurio del Centro de Innovación Científica de la Amazonia (Cincia), cuyo objetivo es estudiar la contaminación por mercurio en la zona.

Vega señala que «desgraciadamente en Madre de Dios la principal actividad económica es la minería artesanal de oro (Mape), que se realiza con mercurio, un metal tóxico. La actividad de Mape es la principal fuente de mercurio antropogénico en todo el mundo, y el 52% del mercurio liberado por Mape en todo el mundo procede de Sudamérica.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «el mapeo está asociado a muchos problemas de salud laboral y ambiental, especialmente cuando se practica de manera informal o con recursos materiales y técnicos limitados». El Papa Francisco, en su encíclica Laudato si’ de 2015, señala que existe un «uso desproporcionado de los recursos naturales» históricamente en ciertas partes del planeta. «Las exportaciones de ciertas materias primas para satisfacer los mercados del Norte industrializado han producido -recuerda el Pontífice- daños locales, como la contaminación por mercurio en las minas de oro o por dióxido de azufre en las minas de cobre» (51).

La dra. Vega explica que, para estudiar este fenómeno, se ha establecido una colaboración entre Cincia, la Universidad de Wake Forest (Wfu) y USAID, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, para crear un centro de investigación que busque soluciones innovadoras al impacto del Mape en la Amazonia peruana. En 2017 se creó el primer Laboratorio de Mercurio y Química Ambiental, con el objetivo de desarrollar estudios específicos en la región. Hasta ahora, se han tomado más de trescientas muestras para analizar la situación de la contaminación por mercurio: suelo, sedimentos, peces, aire, aves, humanos (cabello).

Un equipo internacional y multidisciplinar
Vega subraya que la labor científica que realiza implica un trabajo conjunto con diferentes profesionales del país: «Trabajo con ingenieros forestales, biólogos y ecólogos de Perú y otros países que conocen el impacto» que tienen estas actividades.

Miembros del equipo internacional trabajan en el laboratorio

El conocimiento tiene poder
Al mismo tiempo, insiste: «Estamos convencidos de que el conocimiento tiene poder. Diagnosticar un problema es el primer paso para resolverlo. Necesitamos producir información científica para comunicarla a las personas (el público en general) y a los organismos de toma de decisiones (instituciones) para que se tenga en cuenta en la aplicación de políticas públicas que tengan como objetivo el desarrollo sostenible y la protección de la salud humana y del ecosistema en la región amazónica.

Estudiantes participan en una sesión de formación sobre el impacto del mercurio

Los males permanecen, los beneficios desaparecen
Señala la paradoja de la minería: «causa un impacto en la región amazónica, pero los beneficios producidos por esta actividad quedan fuera de la región».

Por ello, es importante poner de relieve las repercusiones de la pequeña minería, como la deforestación y la contaminación por mercurio, «para concienciar a la población de la necesidad de mejorar los métodos de extracción y buscar soluciones innovadoras».

Impacto de la minería sobre el bosque y el agua

El rostro humano de la minería
En un contexto marcado por la actividad minera, la dra. Vega cree que es fundamental sensibilizar a la población y, en particular, a los niños y jóvenes, para promover cambios de comportamiento en la conservación de la naturaleza. El Papa Francisco, en Laudato si’, subraya cómo la educación está llamada a «crear una ‘ciudadanía ecológica'» para «cuidar la creación con pequeñas acciones cotidianas», hasta el punto de «conformar un estilo de vida» (211). «Tenemos casos de hijos y familiares de mineros que estudian biología o materias afines y trabajan con nosotros para encontrar soluciones al impacto de la minería», explica. Continúa diciendo: «tenemos que considerar que la minería representa una forma de subsistencia para miles de personas; esta cuestión tiene un trasfondo social y económico muy complejo que implica consecuencias muy graves para el medio ambiente y la salud humana».

Las comunidades nativas las más afectadas por el mercurio
Otro punto importante, señala, es que «las comunidades indígenas se encuentran entre las poblaciones más afectadas por la exposición al mercurio, ya que éste alcanza altos niveles en ciertos peces que son la fuente de proteínas de las comunidades, lo que supone un riesgo para su salud. La negligencia de los Estados pone en peligro la supervivencia de los guardianes de los bosques.

El trabajo realizado por el equipo de Cincia se basa en la constatación de que el uso del mercurio en la minería tiene efectos tóxicos sobre el medio ambiente y todos los seres vivos, a la vez que genera deforestación y pérdida de la cubierta vegetal. El aumento del uso de este metal y su presencia en el pescado y otros animales consumidos por el ser humano convierte a los niños y a las mujeres embarazadas en un grupo muy vulnerable: «el mercurio puede atravesar la placenta y llegar al cerebro del feto, causando daños irreversibles», afirma Claudia Vega.

La voz de las comunidades indígenas
Insiste en que hay que evitar el uso de mercurio en la extracción de oro para el futuro de las comunidades indígenas. Igualmente importante es que «hagan oír su voz a nivel nacional e internacional porque tienen cosas muy importantes que decir y que enseñarnos sobre el respeto a la naturaleza».

Para la gente de a pie, añade Vega, «es importante conocer el coste de todo lo que utilizamos; en el caso del oro, aunque es un metal precioso, puede tener un impacto negativo en la región donde se extrae. En la región amazónica, la Mape provoca la deforestación, la transformación de la selva en un desierto y la contaminación química».

Toma de muestras con ayuda de miembros de la comunidad

La dra. Vega, refiriéndose a Centroamérica, dice: «el tema de los efectos de la minería artesanal es incipiente y todavía no es un tema importante, pero tiene todo el potencial para convertirse en uno, porque lamentablemente somos una región donde hay mucha pobreza y la gente busca medios para sobrevivir. Aquí, la gobernanza y el sentido de la protección de la naturaleza son débiles o están ausentes». En este sentido, el gobierno peruano ha ratificado el Convenio de Minamata, asegurando el compromiso de mitigar los impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana generados por el uso inadecuado del mercurio: impactos que -como reconocen las autoridades limeñas- afectan principalmente a los pueblos indígenas.

La dra. Claudia Vega muestra un pezcado de la región

La voz de Querida Amazonia
El Papa Francisco se refiere a las culturas y principales preocupaciones de los pueblos originarios, expresadas en el Sínodo para la Amazonia. «Los pueblos indígenas de la Amazonia -señala el Pontífice en Querida Amazonia- expresan la auténtica calidad de vida como un ‘buen vivir’ que implica la armonía personal, familiar, comunitaria y cósmica y se manifiesta en su forma comunitaria de pensar la existencia, en su capacidad de encontrar la alegría y la plenitud en una vida austera y sencilla, así como en el cuidado responsable de la naturaleza que preserva los recursos para las generaciones futuras». Los pueblos aborígenes podrían ayudarnos a descubrir qué es la sobriedad feliz y, en este sentido, ‘tienen mucho que enseñarnos'». (71)

Manuel Cubias (Vatican News)
Imagen de portada: Claudia Vega, Coordinadora del Programma Mercurio – Cincia

Iglesia en Colombia: “¡No nos dejemos robar la esperanza!»

En un comunicado, la Conferencia Episcopal de Colombia afirma que frente a los momentos de incertidumbre que vive actualmente el país, es importante no tener miedo y caminar juntos a pesar de las tormentas.

19 de julio 2021.- Tal como se lee en el comunicado publicado en la web de la Conferencia Episcopal de Colombia, firmado el 18 de julio, frente a los momentos de incertidumbre que vive actualmente el país los Obispos afirman que es importante no tener miedo y caminar juntos a pesar de las tormentas. En el documento, firmado por los Monseñores Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo de Bogotá, Presidente del episcopado; Omar Alberto Sánchez Cubillos, Arzobispo de Popayán, Vicepresidente y Luis Manuel Alí Herrera, Obispo Auxiliar de Bogotá, Secretario general:

Momentos de incertidumbre
“Las verdaderas soluciones no se imponen; por el contrario, nos necesitamos unos a otros, para restablecer el rumbo de la vida hacia los demás, aportando cada quien desde sus capacidades y talentos: instituciones, sociedad civil y cada persona”

Dolor de patria
Los Obispos advierten acerca del dolor de patria que sienten por el sufrimiento de tantas familias, de enfermos, de aquellos que pasan hambre perdiéndolo todo, de la falta de esperanza de los jóvenes por un futuro mejor y de quienes han sido violentados en sus derechos. Y ante esta realidad, invitan a:

“Volver la mirada al Señor de la vida, a sentir el abrazo íntimo de su misericordia, y la exigencia de seguir construyendo juntos el proyecto de una nación equitativa e incluyente”.

Daño causado por los caminos del odio y la división
Por otra parte, en su comunicado los Obispos colombianos remarcan, el daño que hace seguir profundizando por los caminos del odio y la división. Y glosando un párrafo de la encíclica Fratelli tutti expresan:

“El esfuerzo por superar lo que nos divide sin perder la identidad de cada uno, supone que en todos permanezca vivo un básico sentimiento de pertenencia; porque nuestra sociedad gana cuando cada persona, cada grupo social, se siente verdaderamente de casa”.

Transformar este momento de coyuntura
Finalmente, el episcopado de Colombia pide unirse en oración para que «Dios dé la gracia de transformar este momento de coyuntura, en historia de salvación para todos».

Vatican News
Imagen: Protestas en Colombia

El cardenal Osoro preside en la catedral una Misa por la I Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, presidirá el domingo 25 de julio, a las 12:00 horas, en la catedral de Santa María la Real de la Almudena una solemne Eucaristía con motivo de la I Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores.

19 de julio 2021.- El Papa Francisco anunció la institución de esta jornada tras el rezo del ángelus del domingo 31 de enero, estableciendo la celebración el cuarto domingo de julio, cerca de la memoria litúrgica de los santos Joaquín y Ana, abuelos de Jesús. «Eslabón» entre generaciones para transmitir a los jóvenes la experiencia de la vida y la fe, «los abuelos son a menudo olvidados –subrayó el Pontífice– y nosotros olvidamos esta riqueza de custodiar las raíces y transmitirlas».

«Yo estoy contigo todos los días» (cf. Mt 28, 20) es el tema elegido por el Santo Padre para esta I Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores. Con él, tal y como subraya el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, quiere expresar la cercanía del Señor y de la Iglesia en la vida de cada persona mayor, especialmente en este difícil momento de pandemia. «Yo estoy contigo todos los días», aseveran, es también una promesa de cercanía y esperanza que jóvenes y mayores pueden expresarse mutuamente. De hecho, no solo los nietos y los jóvenes están llamados a estar presentes en la vida de las personas mayores, sino que los mayores y los abuelos tienen también una misión de evangelización, de anuncio, de oración y de guía de los jóvenes a la fe.

Indulgencia
En una carta conjunta, el vicario episcopal para el Cuidado de la Vida, Javier Cuevas; el delegado de Pastoral de la Salud, José Luis Méndez, y los delegados de Laicos, Familia y Vida, María Bazal y José Barceló, animan a participar y recuerdan que «la Penitenciaría Apostólica concede la indulgencia plenaria a los abuelos, a los mayores y a todos los fieles que participen» en la celebración del Papa o de distintos lugares del mundo.

Asimismo, añaden, «se concede la indulgencia a los fieles que dediquen un tiempo adecuado a visitar a sus hermanos mayores necesitados o en dificultad», mientras que aquellos que no puedan salir de casa «recibirán la indulgencia uniéndose espiritualmente a las celebraciones de este día a través de los medios de comunicación».

Misa en San Antón
Además de la Misa en la catedral, el lunes 26 de julio, en la fiesta de san Joaquín y santa Ana, a las 20:00 horas en la iglesia de San Antón (Hortaleza, 63) el cardenal Osoro presidirá una Misa solemne organizada por Edad Dorada Mensajeros de la Paz, bajo la presidencia de honor de la reina Sofía.

Infomadrid

Ayuda humanitaria de Cáritas Cuba ante la emergencia sanitaria

Organizaciones humanitarias junto a Cáritas Alemania, Cáritas España, Misereor, Catholic Relief Service y Friends of Caritas Cubana han respondido al llamado de Cáritas Cuba para paliar la crisis sanitaria causada por el Covid-19 con equipos médicos, medicamentos, medios de protección e insumos.

18 de julio 2021.- El Programa de Emergencias y Ayuda Humanitaria de Cáritas Cuba, desde el pasado miércoles 7 de julio, gestiona donativos internacionales para apoyar el manejo de la delicada situación sanitaria que enfrenta el país. En una nota publicada por la oficina de comunicaciones de la Pastoral Social cubana se subraya que a casi 16 meses de la presencia de la Covid-19 en Cuba, la nación afronta un rebrote pandémico con cifras inéditas, reportando en la última semana un promedio diario superior a los seis mil casos positivos y las 36 muertes.

Colapso hospitalario y escasez de insumos
Un ritmo creciente de contagios y de mortalidad que, según revela Cáritas Cuba, se suma al déficit de insumos y medicamentos en hospitales, farmacias y atención primaria de salud y al estrés y fatiga del personal sanitario tras más de un año de lucha contra la enfermedad. En nota publicada en el portal de la agencia católica se subraya:
“Las escasas condiciones estructurales de las instituciones hospitalarias, despertaron la señal de alarma tanto en las autoridades como en la población e incluso la comunidad emigrada, quienes reconocían el peligro de un colapso sanitario, con mayor impacto sobre la provincia de Matanzas”.

Ministerio de Salud e Iglesia trabajan en sinergia
Ante esta situación, Cáritas Cuba se comunicó con la dirección del departamento de Relaciones Internacionales y Donativos del Ministerio de Salud Pública cubano (MINSAP), para tramitar la posibilidad de cooperación y recibió un listado de necesidades prioritarias emitido por el Ministerio, que incluye rubros como equipos médicos, medicamentos, medios de protección e insumos gastables.

Teniendo en cuenta la naturaleza, capacidad y condiciones en que opera actualmente la institución y los requerimientos vigentes en la isla para la importación y distribución de medicamentos, Cáritas Cuba decidió articular su ayuda en dos rubros: insumos desechable y medios de protección, que incluyen materiales como jeringuillas, guantes, mascarillas, catéteres, trocar, etc.

Los proyectos de ayuda articulados por Cáritas Cuba beneficiarían en los próximos tres meses a miles de pacientes con Covid-19 y al personal sanitario al cuidado de dichos pacientes, buscando potenciar la capacidad de respuesta de la atención médica en los hospitales del país destinados al tratamiento de la enfermedad.

Ayudas desde Alemania y EEUU
Hasta el momento, Cáritas Alemania – a la que se están uniendo otras Cáritas de Europa – Misereor, Cáritas España, la estadounidense Catholic Relief Service (CRS) y Friends of Caritas Cubana (FCC), entre otras, han respondido al llamado tal como se ha dado en otras emergencias climática o de otra índole.

Estos donantes trabajan en la recaudación de dinero en efectivo y en la adquisición o recopilación de los insumos y materiales que serán enviados a Cuba a través de dos contenedores, uno tramitado desde Alemania y otro desde los Estados Unidos. Ambos serán recibidos en suelo cubano por la dirección nacional de Cáritas Cuba y su equipo de Emergencia y Ayuda Humanitaria. Luego, se procederá a la entrega directa de las donaciones a los hospitales designados por el Ministerio de Salud Pública.

Transparencia de gestión
Por último, Cáritas se dirige a todas aquellas personas, instituciones u organizaciones interesadas en hacer llegar una contribución monetaria a estos proyectos de ayuda humanitaria, para que lo canalicen a través de la página de FCC (https://friendsofcaritascubana.org/), que durante décadas ha gestionado desde Estados Unidos y con total transparencia parte importante de los fondos con que trabaja en Cuba nuestra institución. La nota concluye:
“Desde nuestra institución abrimos esta ventana, la que podemos, y nos mantenemos en oración ferviente por la salud, la serenidad y el bienestar de nuestro pueblo, tan necesitado y carente”.

Vatican News
Imagen: Peregrinos cubanos en la Plaza de San Pedro

Caritas Cuba: «¡El sistema sanitario se hunde, necesitamos ayuda!»

Cáritas Internationalis , a través de un mensaje firmado por su Secretario General, Aloysius John, explica que Cuba se enfrenta ahora a la peor crisis sanitaria de su historia desde que comenzara la pandemia, «con un número récord de contagios diarios y un sistema sanitario al borde del colapso».

Ciudad del Vaticano, 16 de julio 2021.- 381 contagios por coronavirus por cada 100.000 habitantes: es la trágica media alcanzada en Cuba en las últimas semanas. Los datos son aún más alarmantes si nos fijamos en la provincia de Matanzas, donde se registran 1.316 casos a la semana, una cifra superior a la de algunas capitales europeas en los peores momentos de la pandemia.

Así lo ha anunciado Cáritas Internationalis, en un mensaje firmado por su Secretario General, Aloysius John. En particular, se subraya que «16 meses después del primer caso de Covid-19 en el país, Cuba se enfrenta ahora a la peor crisis sanitaria de su historia, con un número récord de infecciones diarias y un sistema sanitario al borde del colapso».

En el país, «faltan medicamentos y equipos médicos, el personal sanitario está sometido a un estrés grave y prolongado desde hace meses, y la infraestructura hospitalaria está en muy mal estado». Además de todo esto, una grave crisis económica ha reducido la isla a la inanición, lo que ha llevado a la población a salir a la calle en señal de protesta. «En este difícil momento», continúa explicando la nota, «Cáritas Cuba, además de llevar a cabo sus propios programas, está distribuyendo ayudas a los hospitales para reforzar su capacidad de respuesta ante el aumento exponencial de pacientes afectados por el coronavirus».

Este trabajo también ha sido especialmente apreciado por cuatro obispos cubano-americanos (el obispo auxiliar de Newark, monseñor Manuel A. Cruz; el arzobispo de Filadelfia, monseñor Nelson J. Pérez; el obispo de San Agustín, monseñor Felipe J. Estevez; y el obispo auxiliar emérito de Brooklyn, monseñor Octavio Cisneros) que, en una carta fechada el 11 de julio, expresó su agradecimiento a Cáritas cubana, que «sigue ofreciendo una respuesta a las necesidades humanas básicas de la población de la isla, reconociendo que aliviar el sufrimiento es un imperativo moral».

«En este momento de gran necesidad en el país -reitera ahora Cáritas Internationalis- queremos continuar con esta valiosa labor, tratando de salvar el mayor número de vidas posible. Pero para ello, necesitamos su ayuda». «El pueblo cubano lo necesita, en este terrible momento – concluye la nota – Por favor, ayúdennos y apoyen nuestro trabajo».

Vatican News
Imagen: Calles de Cuba

«Me da pena que esta colonia se acabe»

Cerca de 800 menores disfrutan estos días de campamentos urbanos gracias a Cáritas Diocesana de Madrid. Una oferta de «ocio saludable» en verano para los niños que atienden durante el año.

15 de Julio de 2021.- Cada mañana desde hace casi tres semanas, 45 niños y adolescentes de entre 3 y 16 años cruzan las puertas del colegio público San Juan Bosco, en La Elipa, para disfrutar de su colonia urbana, una de las 19 que Cáritas Diocesana de Madrid está llevando a cabo este año. «Me va a dar pena que se acabe», dice Chantal, de 13 años, pensando en este viernes, 16 de julio, fecha prevista de finalización. No es de extrañar teniendo en cuenta que ha conocido a nuevas personas, que su monitora de este año, Noelia, «ha sido la mejor», que han jugado a muchas cosas, como a los rastreadores que están a punto de comenzar cuando la vemos, y que han hecho excursiones a la piscina del barrio –dos veces por semana–, a Cercedilla, al Parque Warner y al huerto urbano de la asociación de vecinos del barrio.

«Se trata de ofrecerles un ocio saludable y una manera de fomentar los buenos valores», señala Ricardo Rubio (26 años), el coordinador de la colonia. Para ello, tampoco hace falta «comerse mucho el coco», a veces un partido de fútbol «ya es suficiente», explica, aunque lo cierto es que la colonia la tienen trabajada. Hay dos monitores por grupo –que es de diez niños–, todos con el título de monitor de tiempo libre, que arrancan la jornada a las 8:00 horas para organizar el material y las actividades. Los pequeños llegan media hora más tarde, se les hace el control sanitario (termómetro, gel hidroalcohólico y cambio de mascarilla) y comienzan sus actividades. Unas, dentro de las aulas y otras, en el exterior porque «el espacio da mucho juego». Después, la comida, servida por Carifood –empresa de catering de inserción sociolaboral de Cáritas–, y a las 15:30 horas, vuelta a casa.

El aprendizaje, la clave
Los niños son básicamente los que se atienden durante el año en los centros educacionales del menor de Cáritas, que surgieron para responder a las necesidades de los conocidos como niños de la llave, los que se quedaban solos por las tardes. Durante el curso, tienen un espacio protegido con atención, apoyo escolar, merienda e introducción en hábitos saludables y de higiene, entre otros, que completan en vacaciones (Navidad, Semana Santa y verano) con las colonias y los campamentos urbanos; de estos últimos, con pernocta en albergues, se están desarrollando cuatro. Como explica Ricardo, el objetivo de las colonias es réplica del de los centros, esto es, que «las actividades tengan un factor de aprendizaje: el trabajo en equipo, la colaboración, la tolerancia a la frustración, el servicio, el respeto». Y pone como ejemplo la tarea de ayudante de comedor, que cada día desarrollan dos niños en turnos rotativos, para poner las mesas y servir las comidas. O el de la ayuda de unos y otros en la actividad de pulseras de lana, esa en la que Mohamed –«con h, no con j», puntualiza–, sirio de 10 años, ha hecho unas cuantas de todos los modelos para su madre, que muestra con orgullo.

Para las colonias de este año, Cáritas cuenta con voluntarios propios y también con un grupo de 15 chicos de la Delegación Episcopal de Jóvenes. Unos voluntarios que, en la recta final del campa, como lo llaman todos en La Elipa, hacen balance. Para Verónica, de 20 años, la experiencia ha sido «muy guay; podría estar tres semanas más». Y Bryan, de 19, solo ha intentado ver «qué puedo aportarles para que se lo pasen bien». «Los últimos días son muy especiales –apunta Ricardo–, porque hay muchos abrazos, dicen que quieren volver… Ves que se hacen amigos, y eso mola mucho». Lo de los abrazos lo tienen muy integrado. Pablito, que tiene 4 años aunque nos lo chiva su hermana Leticia porque él «no lo sabo», se despide de nosotros con uno, acompañado de un expresivo «te quiero mucho». Y unos cuantos de su grupo, por imitación, se arremolinan también. Pura ternura veraniega.

Begoña Aragoneses
Imagen: Verónica y Bryan con los niños de su grupo, de 3 a 5 años.
(Fotos: Begoña Aragoneses)

El seminario de Albacete se llena de temporeros

La diócesis cede al Ayuntamiento de la ciudad dos plantas del edificio para acoger a trabajadores agrícolas con dificultades para encontrar vivienda.

15 de Julio de 2021.- Todavía recuerdan en Albacete la situación de tensión que se vivió hace justo un año, cuando un brote de COVID-19 entre decenas de temporeros hizo aflorar la situación deplorable de los asentamientos en los que se alojaban, a la que se añadió el rechazo de una parte de la población, que los acusaba de haber llevado el virus a la ciudad. O la situación en la que quedaron muchos de ellos en otoño, cuando se cerraron los recursos extraordinarios una vez rematada la campaña agrícola. En ambas ocasiones la Iglesia se volcó en atender a este colectivo, incluso ofreciendo, el pasado mes de diciembre, las instalaciones del seminario para acoger a los que se habían quedado en la calle.

Lo que entonces no prosperó sí ha salido adelante este verano, gracias al interés del Ayuntamiento de Albacete por convertir las dos plantas disponibles del seminario diocesano en un recurso para ofrecer alojamiento a temporeros con contrato que van a trabajar en el entorno de la ciudad y que tienen dificultad para encontrar una vivienda.

Un proyecto que se ha plasmado en un convenio a tres bandas: diócesis de Albacete, que cede gratuitamente el espacio; Ayuntamiento de Albacete, que se encarga de gestionar el recurso, y Cáritas, que ejerce de intermediario entre ambas instituciones y vela por que el proyecto siga los criterios de la atención social de la Iglesia.

El resultado son 50 plazas repartidas en habitaciones para tres o cuatro personas. Además, se han previsto una serie de cuartos individuales por si se produce algún contagio por la COVID-19, de modo que pueda estar aislado.

A nivel sanitario, el propio Ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) para que las personas que estén en este recurso sean vacunadas. De hecho, según ha explicado a Alfa y Omega Mónica Gil, trabajadora social y jefa de unidad técnica de integración social del consistorio manchego, el pasado viernes por la tarde comenzaron a administrar las primeras dosis.

El objetivo, según detalla Julián Ros, vicario general de la diócesis de Albacete y uno de los muñidores del acuerdo, es que estos trabajadores vivan en condiciones dignas y no tengan que recurrir a asentamientos o a naves abandonadas en el extrarradio. El recurso, que está funcionando desde el 1 de julio, permanecerá abierto hasta el próximo 31 de octubre. El pasado jueves había ya once usuarios. Ros explica a este semanario que un proyecto de estas características solo lo puede llevar a cabo la Administración, pues es muy complicado sacarlo adelante únicamente con voluntariado.

Además de alojamiento –inicialmente de un mes, aunque ampliable si se presenta una prórroga del contrato de trabajo–, el proyecto ofrece desayuno y cena, así como un servicio semanal de lavado de sábanas y toallas y la limpieza de las zonas comunes. Eso sí, ellos se encargan de lavar su ropa y de la limpieza de sus cuartos. «Hay una profesional encargada de dinamizar todo esto, de estar pendiente de ellos y de la convivencia, de facilitarles los medios para la higiene. Además, van a disponer de aulas en un centro municipal donde distintas entidades sociales podrán ofrecerles información, talleres de español…», añade Gil.

Pero antes de todo esto, los trabajadores sociales municipales acogen a los temporeros, recogen su documentación, realizan una entrevista individualizada y les informan de los servicios disponibles. Muchos de ellos los conocen de otros recursos o son derivados por entidades con las que colaboran habitualmente. Hasta el momento, la mayoría de los que han llegado son personas de origen subsahariano, fundamentalmente de Malí y Senegal, y jóvenes, de entre 20 y 40 años. «Lo que quieren es trabajar porque necesitan el dinero para enviarlo a su país. A pesar de tener contratos y permisos de trabajo, han tenido que vivir en asentamientos en condiciones sanitarias muy pobres. Por eso, una de las necesidades que tienen es la de un alojamiento digno», explica Gil.

La trabajadora social reconoce que no les es ajeno el trabajo con Cáritas, pues colaboran de forma habitual. De hecho, considera que «la coordinación es excelente» en esta iniciativa. «Es un proyecto muy bonito, un inicio, y pone de manifiesto la voluntad del Ayuntamiento por solucionar un problema que nos preocupa a todos», afirma Rosa García, directora de Cáritas Diocesana de Albacete.

Lérida: 60 voluntarios para 18 acogidos

En Lérida, la entidad social Arrels Sant Ignasi, vinculada a la Compañía de Jesús, lideró, por segundo año consecutivo, un pequeño recurso de acogida a los temporeros que se quedaron en la calle mientras estaban cerrados los albergues municipales. No lo iban a poner en marcha, pero la pasividad de la Administración les obligó. De la mano de la parroquia Sant Ignasi, Cáritas y Cruz Roja, habilitó durante 15 días en mayo once plazas en los locales de la parroquia, por los que pasaron 18 personas.

«Es una manera de resolver el problema de vivienda de los temporeros y, a la vez, reivindicar la necesidad de que los recursos se abran antes. No tiene sentido comenzar el 1 de junio cuando hay gente durmiendo en la calle semanas antes», explica a Alfa y Omega Óscar Costa, subdirector de Arrels Sant Ignasi.

La iniciativa provocó una gran respuesta de hospitalidad entre los voluntarios de la entidad y de la parroquia, pues se volcaron en esta tarea en torno a 60, tres por cada temporero. Los esperaban cada tarde al regreso del trabajo para interesarse por su día, para estar con ellos o charlar; otros les preparaban la cena y se la llevaban hasta su improvisado hogar. Cada día cenaron un plato diferente.

A esta labor se sumó la de Cruz Roja, que se encargó de la primera acogida, así como del suministro de colchones para que los trabajadores pudieran dormir en las salas habilitadas. También tuvieron a su disposición ducha con lavabo y una habitación custodiada por un voluntario para guardar sus pertenencias.

Fran Otero
Imagen: Un usuario descansa este lunes en el seminario tras la jornada de trabajo.
(Foto: Ayuntamiento de Albacete)

3.5 millones de dólares en ayudas de los obispos estadounidenses a países europeos que estuvieron bajo el comunismo

El Subcomité de “Ayuda a la Iglesia en Europa Central y Oriental” de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos otorgó 208 subvenciones a diócesis en 23 naciones.

(ZENIT News Agency, 13.07.2021).- Las diócesis católicas que luchan por recuperarse de décadas de persecución comunista recibirán $3.56 millones de dólares para el ministerio y la divulgación, gracias a la generosidad de los católicos estadounidenses tras la colecta anual para la Iglesia en Europa Central y Oriental que se realiza en la mayoría de las diócesis cada invierno.

En junio, el Subcomité de “Ayuda a la Iglesia en Europa Central y Oriental” de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos otorgó 208 subvenciones a diócesis en 23 naciones que alguna vez estuvieron detrás del “Telón de Acero” comunista.

“Los católicos de Europa Central y Oriental mantuvieron viva la fe en los momentos más oscuros, con gran peligro para ellos mismos, y se esforzaron por transmitir esa misma fe a sus hijos”, dijo Mons. Jeffrey M. Monforton, obispo de Steubenville, presidente de la subcomisión. “Los católicos que han donado a esta colecta se están acercando con amor para ayudar a sus hermanos y hermanas que sufrieron tanto por su fe y están ayudando a una nueva generación a crecer espiritualmente en circunstancias muy difíciles. Gracias a esos dones, las parroquias se están renovando, se está llevando a cabo un ministerio social crítico y se forman lazos de amor entre católicos en lados opuestos del mundo”, agregó.

Varios ejemplos de los proyectos apoyados por las subvenciones son:
– Revitalizar la vida parroquial en la República Checa ayudando al clero y a los líderes laicos a responder mejor a las necesidades espirituales de sus comunidades.
– Financiamiento para una catedral y un centro pastoral en Bishkek, la capital de Kirguistán, que será un centro de alcance nacional y evangelización.
– Promover el desarrollo de ministerios pro-vida en cinco naciones: 1) en Albania, se está capacitando a líderes laicos para reconstruir una cultura de vida arraigada en el amor a la familia, relaciones saludables y una comprensión más profunda de la sexualidad; 2) en Georgia, la Iglesia ofrecerá apoyo directo a las mujeres embarazadas y los nuevos padres mientras enseña a tomar conciencia de la fertilidad y los conceptos básicos de las relaciones saludables; 3) en Rumania: hospitales, escuelas, servicios sociales, una universidad católica y otros ministerios colaborarán para promover el respeto por la vida, las familias sólidas y la planificación familiar natural; 4) en Eslovaquia, una subvención apoya un centro de recursos para el embarazo que cuenta con un psicólogo profesional y trabajadores sociales; 5) en Eslovenia, la Iglesia ofrecerá educación y apoyo a diferentes grupos de edad sobre sexualidad saludable, cultivo de la pureza y superación de la adicción a la pornografía.

“Los dones de los católicos de los Estados Unidos a sus hermanas y hermanos en Europa Central y Oriental salvarán vidas, ayudarán a las personas a descubrir a Jesús y permitirán que la Iglesia que emergió de las catacumbas dé testimonio del poder de la Resurrección”, declaró Mons. Monforton.

Para obtener más información sobre la Colección para Europa Central y Oriental se puede visitar www.usccb.org/committees/church-central-eastern-europe.

Imagen: «Los Dones de Los Católicos de los Estados Unidos
a sus hermanas y hermanos en Europa Central y Oriental salvarán vidas».
(Foto: Usccb.Org)

ONU: Aumenta el hambre en el mundo a causa del COVID-19

Según el Informe de las agencias de la ONU (FAO-FIDA-UNICEF-PMA-OMS) la pandemia provocó un fuerte aumento del hambre en el mundo. El año pasado 118 millones de personas más, en comparación con el año anterior, padecieron y siguen padeciendo esta situación, que las Naciones Unidas fotografían y denuncian como uno de los mayores incrementos de las últimas décadas.

13 de julio 2021.- La situación del hambre en el mundo se deterioró drásticamente durante el año 2020, según lo declaró el 12 de julio Naciones Unidas, lo puede estar relacionado, en gran parte, con las consecuencias de la pandemia de COVID-19. Aunque aún no se hizo el mapa completo del impacto de la pandemia, según el informe de diversos organismos correspondiente al año pasado, alrededor de una décima parte de la población mundial (hasta 811 millones de personas) estaba desnutrida. Esta cifra indica que el mundo tendrá que hacer un gran esfuerzo para cumplir su compromiso de acabar con el hambre en 2030.

Una de cada cinco personas en África padece hambre
Aproximadamente una de cada cinco personas (el 21% de la población) pasaron hambre en África en 2020. Esto representa un aumento de 3 puntos porcentuales en un año. Le siguen América Latina y el Caribe (9,1%) y Asia (9%), con aumentos de 2,0 y 1,1 puntos porcentuales, respectivamente. En el informe se lee:

“En números totales, más de la mitad de los desnutridos del mundo se encuentran en Asia (418 millones) y más de un tercio en África (282 millones)”

América Latina y el Caribe
Los aumentos de la inseguridad alimentaria moderada fueron más acusados en América Latina y el Caribe con 9 puntos porcentuales.

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo es el primer análisis de este tipo de la pandemia. Se trata de un informe conjunto de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La pandemia de COVID-19 contribuyó al deterioro de la situación, aunque el problema es mucho mayor por otros factores como la variabilidad climática, los conflictos y las desaceleraciones económicas extremas”

Para el 2030 se prevé que 660 millones de personas sigan padeciendo hambre
“Vamos en la dirección equivocada. Pensar que vamos a terminar con el hambre en 2030, no es ni siquiera posible dada la trayectoria en la que estamos. Si no lo abordamos de forma muy seria tendremos hambrunas masivas, desestabilización de naciones y migraciones masivas”. Así lo afirmó David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos, quien añadió:

“Hay que responder de inmediato. Sabemos lo que pasas si no abordamos las causas. Esto es una llamada de atención a todo el mundo”

La región etíope de Tigray
En una de las zonas más afectadas por el hambre, la región etíope de Tigray, el Programa Mundial de Alimentos acaba de llevar un convoy de 50 camiones con 900 toneladas métricas de comida y otros suministros de emergencia. Con casi cuatro millones de personas que necesitan ayuda alimentaria de emergencia en esta parte del planeta, la agencia de la ONU necesita transportar más de 10.000 toneladas métricas de alimentos y 150.000 litros de combustible cada semana en nombre del sector humanitario.

“El Programa mundial de alimentos de las Naciones Unidas, PMA, se congratula de que el Gobierno de Etiopía haya autorizado el paso seguro de este convoy a la región de Tigray”

Lo dijo el Coordinador de Emergencias, Tommy Thompson, quien añadió: «Pero necesitamos el doble de este número de camiones que llegan diariamente, y necesitamos que tarden dos días en llegar a Mekelle en lugar de los cuatro días de viaje de esta vez si queremos llegar a los millones de personas que necesitan asistencia para salvar sus vidas».

Inmunizar a las personas en riesgo en todo el mundo
La Organización Mundial de la Salud considera que no son necesarias dosis de refuerzo para la población vacunada contra el COVID-19 y pide a las farmacéuticas y gobiernos que prioricen inmunizar a las personas en riesgo en todo el mundo. Hasta ahora cuatro países anunciaron programas de refuerzo y la OMS calcula que si 11 países ricos o de ingresos medios dan una tercera dosis a su población harían falta 800 millones de dosis adicionales. Sin embargo, la científica jefa de la Organización, Soumya Swaminathan, explicó:

“En este momento, no hay pruebas científicas de que sean necesarios refuerzos ahora. Hemos visto aumento de infecciones, pero no de muertes y hospitalizaciones. Puede que tras dos o tres años sí, pero no hay ninguna indicación de que hagan falta después de seis meses”.

Vacunar a quienes no recibieron aún ninguna dosis
Según la especialista se trata de “una decisión que hay que basar en la ciencia, no porque una compañía declare que hay que dar refuerzo de su vacuna». Además, insistió en que la prioridad debe ser “vacunar a aquellos que no han recibido ninguna dosis y protección”.

Director general de la OMS
Por su parte, el Dr. Tedros Adhanom Gebreyesus, Director general de la OMS, pidió a las compañías que cedan sus patentes para poder aumentar la producción de vacunas, como lo hizo AstraZeneca cuyas vacunas comenzarán a producirse también en Japón y Australia, además de Europa, Corea del Sur y la India.

Situación en Cuba
Tras las protestas que se han registrado este fin de semana en Cuba, el portavoz del Secretario General recordó la posición de la Organización acerca de la necesidad de respetar la libertad de expresión y de asociación en todo el mundo. Ante las preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa diaria, Farhan Haq añadió que “espera que ese sea el caso” también en Cuba. Y añadió: “Más allá de esto, estamos siguiendo el desarrollo de estas manifestaciones”.

La reapertura de las escuelas no puede esperar más
Tras más de 18 meses desde que comenzó la pandemia de COVID-19, las escuelas primarias y secundarias están cerradas en 19 países, lo que afecta a más de 156 millones de estudiantes. UNICEF y la UNESCO aseguran que la reapertura no puede esperar más, tal como se lee en un comunicado conjunto:

“Las escuelas deberían ser las últimas en cerrar y las primeras en reabrir”.

Asimismo, denuncian que los gobiernos mantuvieron las escuelas cerradas “incluso cuando la situación epidemiológica no lo justificaba”. “En muchos casos, las escuelas se cerraron mientras que los bares y restaurantes permanecieron abiertos”, dicen Henrietta Fore y Audrey Azoulay.

Evitar una catástrofe generacional
Las agencias de la ONU advierten que “es posible que nunca se recuperen las pérdidas que sufrirán los niños y los jóvenes por no asistir a la escuela”. La reapertura y las clases presenciales “no pueden esperar” a que los casos bajen a cero ni a que los profesores y alumnos estén vacunados. E instan a los gobiernos a evitar “una catástrofe generacional”, puesto que:

“Todas las escuelas deben proporcionar educación presencial lo antes posible, sin barreras de acceso, incluida la no obligatoriedad de la vacunación antes de entrar en la escuela”

Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo
La edición de este año del «Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo» es la primera evaluación global de este tipo en la era de las pandemias. El informe fue publicado conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Vatican News
Imagen de archivo