El Papa: Es la humildad la que atrajo la mirada de Dios hacia María

En la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el Papa resalta el secreto de María: la humildad. “Hoy, mirando a María Asunta, podemos decir que la humildad es el camino que conduce al Cielo”. El Papa pidió a la Virgen que nos “recuerde que el secreto del recorrido está contenido en la palabra humildad. Y que la pequeñez y el servicio son los secretos para alcanzar la meta”.

Ciudad del Vaticano, 15 de agosto 2021.- Dios no nos exalta por nuestros dones, riquezas o habilidades, sino por la humildad, señaló el Papa en su alocución previa a rezo mariano, Dios levanta a quien se abaja, a quien sirve. “En efecto, María no se atribuye más que el «título» de sierva: es «la esclava del Señor». No dice nada más de sí misma, no busca nada más para sí misma”.

Francisco recuerda también que Jesús nos enseña que “el que se humilla será exaltado». En la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el Papa Francisco recuerda que el secreto de María es la humildad. “Es la humildad la que atrajo la mirada de Dios hacia ella. El ojo humano busca la grandeza y se deslumbra por lo que es ostentoso, dijo el Papa, Dios, en cambio, no mira las apariencias, sino el corazón y le encanta la humildad.

¿Cómo está mi humildad?
Seguidamente el Pontífice, nos cuestiona a cada uno de nosotros. ¿cómo está mi humildad? ¿Busco ser reconocido por los demás, reafirmarme y ser alabado, o pienso en servir? ¿Sé escuchar, como María, o solo quiero hablar y recibir atención? ¿Sé guardar silencio, como María, o siempre estoy parloteando? ¿Sé cómo dar un paso atrás, apaciguar las peleas y las discusiones, o solo trato de sobresalir?

Para seguir el ejemplo de la Virgen María, Francisco nos recuerda que ella, en su pequeñez, conquista primero los cielos. “El secreto de su éxito reside precisamente en reconocerse pequeña, necesitada. Con Dios, solo quien se reconoce como nada es capaz de recibirlo todo. Solo quien se vacía es llenado por Él. Y María es la «llena de gracia» precisamente por su humildad”.

Este es el consejo que da el Papa, que nuestro punto de partida, que el comienzo de nuestra fe sea la humildad. “Es esencial ser pobre de espíritu, es decir, necesitado de Dios. El que está lleno de sí mismo no da espacio a Dios, pero el que permanece humilde permite al Señor realizar grandes cosas”, manifestó el Santo Padre.

Un mensaje de esperanza
Y la Virgen María, la “criatura más humilde y elevada de la historia, la primera en conquistar los cielos con todo su ser, cuerpo y alma, pasó su vida mayormente dentro del hogar, en lo ordinario”, sus días no tuvieron mucho de impresionantes, señaló Francisco, eran iguales, en silencio, por fuera, “nada extraordinario. Sin embargo, “la mirada de Dios permaneció siempre sobre ella, admirando su humildad, su disponibilidad, la belleza de su corazón, nunca tocado por el pecado”.

Y este es el mensaje de esperanza para nosotros, expresó Francisco:
“Para ti, que vives las mismas jornadas, agotadoras y a menudo difíciles. María te recuerda hoy que Dios también te llama a este destino de gloria. No son palabras bonitas. No es un final feliz artificioso, una ilusión piadosa o un falso consuelo. No, es la pura realidad, viva y verdadera como la Virgen Asunta al Cielo. Celebrémosla hoy con amor de hijos, animados por la esperanza de estar un día con ella en el Cielo”.

El Papa concluyó su alocución pidiendo a la Virgen que nos “recuerde que el secreto del recorrido está contenido en la palabra humildad. Y que la pequeñez y el servicio son los secretos para alcanzar la meta”.

Saludos a los fieles y presentes en la Plaza de San Pedro
En su alocución después del rezo mariano del Ángelus, el Papa saludo a todos los presentes en la Plaza, peregrinos de varios países, familias, asociaciones y fieles individuales. En particular, saludó al grupo de Santa Giustina in Colle, a los jóvenes de Carugate, a los de Sabbio Bergamasco y a los de Verona.

También dirigió un pensamiento a todos los que «están pasando estos días de Ferragosto en los distintos centros de vacaciones: les deseo serenidad y paz», les dijo, y no olvidó a los que «no pueden irse de vacaciones, a los que permanecen al servicio de la comunidad para servir, y también a los que se encuentran en circunstancias difíciles, agravadas por el fuerte calor y el cierre de algunos servicios por las vacaciones. Pienso especialmente en los enfermos, los ancianos, los presos, los desempleados, los refugiados y todos aquellos que están solos o en dificultades. Que María extienda su protección maternal a cada uno», señaló..

Por último, invitó a que realicen «un hermoso gesto: acudir a un santuario mariano para venerar a la Virgen». Los que estén en Roma, dijo, podrán ir a rezar ante el icono de la Salus populi romani, en la Basílica de Santa María la Mayor..

Patricia Ynestroza (Vatican News)

Francisco al pueblo haitiano: Ofrezco mi palabra de aliento a los supervivientes

El Papa Francisco, en su alocución después del rezo mariano del ángelus, hizo un apremiante llamamiento, recordando al pueblo de Haití duramente afectado por un terremoto.

Ciudad del Vaticano, 15 de agosto 2021.- En las últimas horas se ha producido un fuerte terremoto en Haití, que ha causado numerosos muertos, heridos y cuantiosos daños materiales, así comienzan las palabras del Papa, quien expresó su cercanía “a esas queridas personas que han sido duramente golpeadas por el terremoto”.

El Papa elevó sus “oraciones al Señor por las víctimas”, ofreciendo su palabra de aliento “a los supervivientes, con la esperanza de que la comunidad internacional muestre un interés compartido por ellos y que la solidaridad de todos pueda aliviar las consecuencias de la tragedia”.

Según el reporte del servicio geológico el seísmo fue de una magnitud de 7,2 en la escala de Richter y se registró en aguas cercanas a Haití con epicentro a unos 12 kilómetros al noreste de Saint-Louis du Sud. También hay una alarma de Tsunami. El país se vio afectado ayer por dos fuertes terremotos, de 7,2 y 6,6 de magnitud respectivamente. De momento, el balance es de más de 300 muertos y unos 2.000 heridos, pero las cifras crecen por momentos.

Además de seguir pagando el precio del devastador terremoto que asoló el territorio en 2010, la vida del pueblo haitiano está marcada desde hace tiempo por la violencia, la impunidad, la corrupción policial y la pobreza extrema. Un yugo muy pesado al que se ha sumado recientemente la pandemia de Covid-19, con más de 20.000 casos de infección y más de 570 muertes hasta la fecha, así como el asesinato del presidente Jovenel Moise, que fue asesinado en la noche del 6 al 7 de julio por un grupo de hombres armados que irrumpieron en su casa. Expresando, por tanto, «el afecto y la comunión con el pueblo de Dios haitiano», la Iglesia latinoamericana destaca, en particular, el compromiso de los misioneros sobre el terreno en favor de los «más necesitados y vulnerables» que «viven una dura realidad en esta hora de incertidumbre y aflicción».

Patricia Ynestroza (Vatican News)

El Papa dona respiradores para el Hospital Católico de Eswatini, África

El material sanitario fue destinado al Hospital Católico del Buen Pastor de Siteki, en el estado de Eswatini, al sur de África, para que pueda combatir la pandemia de la mejor manera posible. El obispo de Manzini (la capital) monseñor José Luis Ponce de León, agradeció al Papa su papel activo y orientador en esta difícil etapa de la vida humana.

Ciudad del Vaticano, 13 de agosto 2021.- Dos respiradores pulmonares portátiles, diez cajas de mascarillas quirúrgicas, diez cajas de mascarillas N95 y algunos saturómetros: esta es la donación realizada por el Papa Francisco al Hospital Católico «Buen Pastor» de Siteki, en Eswatini (una pequeña monarquía sin litoral del sur de África) para que pueda luchar mejor contra la pandemia del Covid-19. La noticia fue difundida el 11 de agosto por el obispo de Manzini (Suazilandia) monseñor José Luis Ponce de León, quien en su blog personal escribió: «Desde el inicio de esta pandemia que afecta a todo el mundo, el Papa Francisco ha tomado un papel activo y protagonista, ya sea suspendiendo las audiencias generales como lanzando un llamamiento al mundo para la oración.

Monseñor de León recordó en particular la «Statio Orbis» presidida por el Pontífice, completamente solo, en la Plaza de San Pedro el 27 de marzo de 2020: «Era la imagen de un mundo que vive aislado -explicó-, pero al mismo tiempo la imagen de un pastor que permanece cerca de su rebaño».

Cuando las vacunas estuvieron disponibles -añadió el prelado- el Papa «recibió la vacuna e instó al mundo a hacer lo mismo, definiendo la vacunación no sólo como un salvavidas, sino también como una opción ética».

El Pontífice, además, dijo Monseñor de León, pidió reiteradamente el «acceso universal a las vacunas», instando a una «suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual». «La oración, las vacunas y la solidaridad» fueron, por tanto, los instrumentos invocados por el Santo Padre contra la pandemia, subrayó el prelado: indicaciones por las que «le estamos profundamente agradecidos» -añadió- «así como por el material que nos ha sido donado».

«En este punto -concluyó monseñor Manzini- me vienen a la memoria las palabras de Jesús al final de la parábola del buen samaritano: «Ve y haz tú lo mismo»». El ejemplo del Papa Francisco, de hecho, «no es sólo para los líderes religiosos, sino para todos nosotros: como buenos samaritanos de hoy, estamos llamados a la oración, a respetar los protocolos antivacunas, a vacunarnos, a animar a otros a hacer lo mismo y a apoyar a los necesitados». Por último, el prelado impartió una bendición a todos los trabajadores sanitarios y médicos del hospital católico de Siteki.

Cabe recordar que, hasta la fecha, se han producido más de 34.000 casos de coronavirus en Eswatini, con más de 900 muertes. En enero, con la explosión de la llamada «variante sudafricana» del virus, entraron en vigor durante quince días las medidas restrictivas contra el coronavirus, que llevaron a la suspensión de las misas con concurrencia de personas. Mientras tanto, la campaña de vacunación avanza lentamente: hasta la fecha, sólo algo más del 7% de la población ha recibido la doble dosis de la vacuna.

Vatican News
Imagen: Material sanitario donado por el Papa Francisco

Francisco: Que la vida religiosa esté marcada por la paz y la alegría

Se está llevando a cabo en Colombia, del 13 al 15 de agosto, el Congreso Virtual Continental de Vida religiosa de América Latina y el Caribe, convocado por la Confederación Latinoamericana de religiosos, CLAR, bajo el lema “Hacia una Vida Religiosa Intercongregacional, Intercultural e Itinerancia”. Las tres claves inspiradoras que iluminarán a la vida religiosas, se lee en el sitio web de la CLAR. El Papa ha enviado un video mensaje a los participantes en este congreso.

Ciudad del Vaticano, 13 de agosto 2021.- En el video mensaje el Papa les recuerda a los participantes, que es muy importante el desafío que pone la “inculturación de la fe para la vida consagrada”, además les afirmó que su presencia en este congreso es “necesaria para que pueda darse y desarrollarse, una teología inculturada, que pueda ser adecuada a la realidad local, que pueda ser vehículo de evangelización”. Y les pide que no se olviden que una “fe que no sea inculturada no es auténtica”. De allí que parte la invitación del Papa a “entrar en la vida del pueblo, en el alma del pueblo, que es lo que da el verdadero sentido de una cultura”.

Entrar en la vida del Pueblo de Dios
El Pontífice les pide que “entren con respeto a sus costumbres, a sus tradiciones tratando de llevar adelante la misión de inculturar la fe, y de evangelizar la cultura. Valorando lo que el Espíritu Santo ha sembrado en los pueblos, que es también un don para nosotros (Ibíd. 246)”, dijo.

Binomio: inculturizar la fe y evangelizar la cultura
El Santo Padre les pidió que no se olviden del binomio: inculturizar la fe y evangelizar la cultura. Además, les dijo que la vida “consagrada es experta en comunión; la vida consagrada es itinerante, es promotora de fraternidad”. El Papa, por último, dijo que ante la tentación de “la supervivencia”, debido a la disminución de religiosos, aconseja seguir el camino de la evangelización, evangelizar al pueblo de Dios, y el resto dejarlo “al Espíritu Santo”.

Vida religiosa que esté marcada de alegría, paz y sentido del humor
Por último, Francisco les pidió que la vida religiosa esté marcada de «alegría en múltiples formas, paz y sentido del humor». Afirmó que «es tan triste ver hombres y mujeres consagrados que no tienen sentido del humor, que todo lo toman en serio. Estar con Jesús es estar alegre, es tener también la capacidad que da la santidad de este sentido del humor», Como última recomendación, les dijo que lean su exhortación sobre la santidad, donde dedica un capítulo sobre el sentido del humor.

El Congreso
La CLAR pondrá la mira sobre tres prioridades vitales: sinodalidad, ética del cuidado y ecología integral para “escuchar a Jesús en esta hora, y con Él y como Él, caminar hacia un nuevo modo de ser Iglesia que se deja transformar para servir como discípula, profeta y misionera”.

El Congreso está estructurado del siguiente modo: en las mañana se presentarán las ponencias centrales a cargo de especialistas internacionales, mientras que el bloque de la tarde se desarrollarán talleres con intervenciones, conversatorios y dinámicas.

De igual manera, sus organizadores han señalado en una nota del Celam, que “la Vida Religiosa del Continente, se da cita en torno a un gran Congreso virtual, en el que resuena la vida, las urgencias de la realidad y las grandes temáticas en las que Dios nos invita a repensar los cauces de nuestro compromiso”. Consideran también que el «momento histórico, requiere que fortalezcamos algunos rasgos de nuestra identidad, en sus dimensiones intercongregacional, intercultural e itinerante y que asumamos el espíritu sinodal como nuestra manera de situarnos ante la construcción del tejido eclesial”.

El congreso inicia a las 9 de la mañana hora de Colombia, con los saludos, Presentación de moderadores y la Introducción. A partir de las 10 tendrá lugar la oración dirigida la hermana Leida Dájome y Fr. Santiago González, seguida por la ponencia: Vida Religiosa en clave Intercongregacional, que dará el P. Luis Alberto Gonzalo Díez. A las 12:45 la hermana Cristina Robaina y el P. Tarcisio Gaitán darán Claves teológicas en sus ponencias.

Congreso sobre la VIda Religiosa organizado por CLAR

De las tres a las cinco de la tarde, se llevará a cabo un Taller: Un camino de 7 años para el cuidado de la casa común Plataforma de Acción Laudato Si´. Los temas que se discutirán: Ecología Integral y la Presentación de los Procesos de acción en Ecología Integral. Al cerrar el Conversatorio del día, se invitará al momento de Escucha de la Asamblea Eclesial Latinoamericana: extractivismo, resistencia y esperanza.

Patricia Ynestroza (Vatican News)

#YouthDay El Papa: Jóvenes innovadores para realizar el sueño de un mundo fraterno

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Juventud, el Papa Francisco recuerda la contribución fundamental de las nuevas generaciones para responder a las necesidades de los demás, especialmente de los más vulnerables.

Ciudad del Vaticano, 12 de agosto 2021.- “Con la ayuda de los jóvenes y de su espíritu innovador podemos realizar el sueño de un mundo en donde el pan, el agua, las medicinas y el trabajo fluyan en abundancia y lleguen primero a los más menesterosos”, lo escribe el Papa Francisco en un Tuit con motivo del Día Internacional de la Juventud, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999 con el objetivo de involucrar a los jóvenes en la promoción de la paz y la lucha contra el extremismo, y destacar la importancia de la participación de los jóvenes en el desarrollo de la sociedad. El Día Internacional de la Juventud se conmemora todos los años el 12 de agosto para llamar la atención de la comunidad internacional sobre los problemas de la juventud y para ayudar a desarrollar el potencial de los jóvenes como socios de la sociedad actual.

Jóvenes comprometidos con los más vulnerables
En este sentido, el Papa Francisco había exhortado a los jóvenes participantes en el encuentro “La Economía de Francisco”, a quienes envió un video mensaje, en el cual los invitaba a seguir el ejemplo del joven Francisco de Asís, ya que los jóvenes tienen una especial sensibilidad y preocupación por identificar los temas cruciales que nos desafían. Lo han hecho desde una perspectiva particular: la economía, que es su campo de investigación, estudio y trabajo. Saben que es urgente una narrativa económica diferente capaz de tomar nota responsablemente del hecho de que «el sistema mundial actual es insostenible desde diferentes puntos de vista» y afecta a nuestra hermana tierra, tan maltratada y despojada, y al mismo tiempo a los más pobres y excluidos.

Los jóvenes y los sistemas alimentarios
La celebración de este año se centra en el tema «Transformar los sistemas alimentarios: innovación juvenil para la salud de los seres humanos y del planeta», y pone de relieve el éxito de ese esfuerzo mundial que no se logrará sin la participación significativa de los jóvenes. Durante el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social de 2021, la juventud que participó planteó, entre otras cuestiones y prioridades, el impacto de la pandemia del Covid-19 y su efecto en la salud, el medio ambiente y los sistemas alimentarios. También se planteó que para que la juventud pueda tomar correctas decisiones sobre su alimentación debe haber más educación en todo el mundo sobre las opciones más saludables y sostenibles tanto para las personas como para el medio ambiente.

La innovación juvenil parte de la educación
A través de la educación de la juventud, el compromiso, la innovación y las soluciones empresariales, el Día Internacional de la Juventud de este año tiene como objetivo proporcionar una plataforma para que los jóvenes continúen el impulso que se inició el Foro Europeo de la Juventud en el período previo a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios. Este año, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales convoca virtualmente el Día Internacional de la Juventud en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el Grupo Principal de la Infancia y la Juventud.

La juventud y el Covid-19
El Covid-19 afecta a todos los segmentos de la población, y la juventud desempeña un papel fundamental en la gestión de esta pandemia y en la recuperación tras esta. Aunque todavía no se sabe con seguridad cómo afecta la enfermedad a los jóvenes, el Programa de Acción Mundial para los Jóvenes (WPAY) establece que los gobiernos deben asegurar que sus servicios satisfacen las necesidades de la juventud. Este programa considera también fundamental reforzar la capacidad de los jóvenes para tomar sus propias decisiones y asumir responsabilidades en materia sanitarios. En este contexto, la educación en temas de salud, la promoción de la salud pública y la información basada en pruebas son fundamentales para combatir la propagación y los efectos de la Covid-19, sobre todo para combatir la propagación de la desinformación en la red.

Una juventud innovadora está dando respuesta al virus
Los jóvenes también están desarrollando varias iniciativas para fomentar y aprovechar los esfuerzos por generar y ayudar a las poblaciones en situación de riesgo o afectadas por la pandemia. Aunque la mayoría de estas iniciativas son de carácter voluntario, como las de jóvenes que van a comprar y entregar alimentos a personas mayores o en situación de riesgo, también las hay en forma de empresas sociales. Muchos centros de innovación tecnológica impulsados por jóvenes ofrecen apoyo a empresas emergentes para desarrollar soluciones efectivas para abordar el Covid-19.

Vatican News
Imagen: El Papa Francisco con algunos jóvenes en la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia, 2006

Francisco: no hay cultura ni belleza si se explota el trabajo esclavo

El Papa respondió al novelista italiano Maurizio Maggiani, que hace unos días escribió una carta abierta al Papa en el Secolo XIX, relatando con «vergüenza» el descubrimiento del método criminal utilizado para imprimir sus libros y los de otros autores en detrimento de los inmigrantes. Hoy, en el diario de Génova, las palabras de Francisco: necesitamos el valor de «renunciar» a las ventajas producidas por los «mecanismos de la muerte».

Ciudad del Vaticano, 12 de agosto 2021.- El valor del petirrojo, el título de uno de sus libros más conocidos, fue el suyo esta vez. El novelista Davide cuestiona la ética de la industria Goliat, de la que él mismo es miembro autorizado, en este caso la industria editorial, porque le repugna la cierta despreocupación con la que a veces esta industria evita investigar si parte de sus beneficios esconden situaciones inhumanas, si tras la finura de sus productos hay una cadena de violencia contra quienes los producen, si tras el brillo de la fachada se esconden historias invisibles de presas indefensas y depredadores crueles. La otra cara de la moneda se refleja en las conocidas convicciones del Papa, en cierto modo un «colega» y sobre todo una «voz fuerte» a la que podemos dirigir la pregunta que delata el dilema subyacente: «¿Vale la pena producir obras bellas y sabias si para ello necesitamos el trabajo de los esclavos?

En diálogo con Francisco
Se trata de un original e intenso diálogo a distancia que se ha desarrollado en los últimos días entre Maurizio Maggiani, escritor y periodista ligur, y Francisco, que ha querido responder al novelista con una carta -fechada el 9 de agosto, día en que la Iglesia celebra a Edith Stein, Santa Teresa Benedicta de la Cruz, copatrona de Europa- a una cuestión planteada públicamente por el autor en una carta abierta, publicada el 1 de agosto en las columnas del Secolo XIX, que hoy publica la respuesta del Papa. Maggiani quiso compartir directamente con Francisco la «vergüenza» que sintió al enterarse, por una historia de crímenes, de que la producción de sus libros y los de otros autores pasaba también por una empresa del Véneto y la fábrica subcontratada del Trentino, ambas acusadas por la justicia de haber explotado con métodos criminales, «hasta lo indecible», escribe Maggiani, el trabajo de los trabajadores pakistaníes, literalmente embrutecidos.

«Me sentí avergonzado de mí mismo»
Maggiani, que se define como no creyente (conozco, escribe, «la fuerza profética que estalla» de Cristo «pero nunca he tenido el don, la gracia, de ser paciente durante tres días junto a su tumba, esperando con María de Magdala y notando la resurrección del hijo de Dios»), dice que se dirigió a Francisco por una serie de razones, entre ellas la de una sensibilidad compartida. «Las historias que me gusta contar y que siento el deber de contar», dice el novelista, «son las historias de los silenciosos, de los últimos y de los humildes», pero la indiferencia a su por qué encontrada en sus colegas, «como si fuera una cuestión ociosa», le empujó a dirigirla a «Su Santidad, porque -confiesa- con toda mi búsqueda no veo ninguna otra autoridad moral que además de tener voz fuerte esté dispuesta a escuchar, a preguntar antes de juzgar». Preguntarse por las implicaciones del horror que se produjeron en aquel moderno lager, construido sobre la piel de pobres inmigrantes con salarios de hambre, sin horarios de trabajo y sin derechos, a los que se les daba patadas y puñetazos si se atrevían a pedir respeto: «Me sentí avergonzado de mí mismo, de ser tan cuidadoso de mantener las manos limpias y de no utilizar productos sospechosos de explotación esclava, y sin embargo», admite el escritor, «nunca he reflexionado sobre la evidencia de que mi trabajo de novelista, tan noble», forma «parte de una cadena del sistema de producción, la que llamamos modestamente cadena de suministro, no diferente de cualquier otra, y por tanto susceptible de las mismas aberraciones».

Ver lo invisible
Francisco responde destilando uno de los pensamientos clave de su magisterio. No haces una pregunta ociosa -reconoció el Papa a Maggiani-, porque lo que está en juego es la dignidad de las personas, esa dignidad que hoy se pisotea con demasiada frecuencia y facilidad con el «trabajo esclavo», con el silencio cómplice y ensordecedor de muchos. Lo vimos durante el encierro, cuando muchos descubrimos que detrás de la comida que seguía llegando a nuestras mesas había cientos de miles de trabajadores sin derechos: invisibles y los últimos -¡aunque primeros! – escalones de una cadena que, para proporcionar alimentos, privó a muchos del pan de un trabajo decente». Pero en realidad, continúa Francisco, asociar este tipo de infamia a la literatura «es quizás más chocante» si lo que el Papa llama «pan de almas, expresión que eleva el espíritu humano», está «herido por la voracidad de una explotación que actúa en la sombra, borrando rostros y nombres». Así, si se publica algo que se basa en una injusticia es «en sí mismo injusto» y «para un cristiano -recuerda el Papa- toda forma de explotación es un pecado».

Las dos cosas que hay que hacer
La solución, sin embargo, no pasa por la rendición. «Renunciar a la belleza sería un retroceso a su vez injusto, una omisión del bien», dice Francisco, que sugiere una reacción basada en dos verbos. La primera es «denunciar» los «mecanismos de muerte», las «estructuras de pecado», llegando a escribir «incluso cosas incómodas para sacarnos de la indiferencia, para estimular las conciencias, perturbándolas para que no se dejen anestesiar por el «no me interesa, no es asunto mío, ¿qué puedo hacer si el mundo va así?». El segundo verbo es «renunciar». Al agradecer a Maggiani que haya escrito lo que ha escrito sin calcular los «rendimientos de la imagen», Francisco sostiene que, además del valor de denunciar, se necesita el valor de renunciar. Renuncia «no a la literatura y a la cultura -dice- sino a los hábitos y a las ventajas que, hoy en día, donde todo está conectado, descubrimos, debido a los perversos mecanismos de explotación, que dañan la dignidad de nuestros hermanos y hermanas». Es una señal poderosa», insiste, «renunciar a posiciones y comodidades para hacer sitio a los que no lo tienen». Llegar a «decir no, por un sí mayor», hacer «objeción de conciencia para promover la dignidad humana».

La cultura, voz de los humillados no del mercado
El Papa de la Iglesia pobre para los pobres reiteró que amaba a Dostoievski «no sólo por su profunda lectura del alma humana y su sentido religioso, sino porque eligió contar vidas pobres, ‘humilladas y ofendidas'». Es una consideración que suscita un llamamiento: frente a los muchos humillados y ofendidos de hoy, sin prácticamente nadie que los haga «protagonistas, mientras el dinero y los intereses mandan», «la cultura no debe dejarse subyugar por el mercado».

Alessandro De Carolis (Vatican News)

Papa: Los mandamientos son los «pedagogos» que nos llevan a Jesús

En la catequesis de su Audiencia General de hoy el Papa Francisco reflexionó sobre la carta de San Pablo a los Gálatas (Gal 3,19) en la que el Apóstol explica que Ley mosaica no es parte constitutiva de la Alianza con Dios. «El amor a Jesús es más importante que todos mandamientos», dijo Francisco, destacando asimismo, la importancia de respetarlos profundamente ya que estos son los «pedagogos» que nos conducen al encuentro con el Señor.

Ciudad del Vaticano, 11 de agosto 2021.- La mañana del 11 de agosto el Papa Francisco presidió su Audiencia General en el Aula Pablo VI del Vaticano. En su catequesis, el Santo Padre reflexionó sobre la carta del apóstol San Pablo a los Gálatas (Gal 3,19) que presenta la novedad radical de la vida cristiana: «todos los que tienen fe en Jesucristo están llamados a vivir en el Espíritu Santo, que libera de la Ley y al mismo tiempo la lleva a cumplimiento según el mandamiento del amor».

Dejarnos conducir por el Espíritu Santo

El Pontífice explicó que ante la pregunta «¿para qué la ley?» con la que los misioneros fundamentalistas «confundían» a los Gálatas; el apóstol escribe: «Si sois conducidos por el Espíritu, no estáis bajo la ley» (Gal 5,18).

A pesar de que los detractores de Pablo sostenían que los Gálatas «tendrían que seguir la Ley para ser salvados», Francisco puntualizó que el apóstol no está en absoluto de acuerdo con esta afirmación, ya que las disposiciones que surgieron en el “primer concilio” de Jerusalén celebrado con Pedro y los demás apóstoles eran muy claras, y decían:

«Hemos decidido el Espíritu Santo y nosotros no imponeros más cargas que estas indispensables: abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de la sangre, de los animales estrangulados y de la impureza» (Hch 15,28-29).

La Ley: Don de Dios para seguir adelante

Asimismo, el Papa destacó que en aquel tiempo había una profunda necesidad de respetar la ley, «porque era tiempo de paganismo» por lo que la ley se convirtió en un gran don de Dios para poder seguir adelante:

“La ley es la expresión de que un pueblo está en alianza con Dios. Cuando Pablo habla de la Ley, hace referencia normalmente a la Ley mosaica. La observancia de la Ley garantizaba al pueblo los beneficios de la Alianza y el vínculo particular con Dios. Estrechando la Alianza con Israel, Dios le había ofrecido la Torah para que pudiera comprender su voluntad y vivir en la justicia. En más de una ocasión, sobre todo en los libros de los profetas, se constata que la no observancia de los preceptos de la Ley constituía una verdadera traición a la Alianza, provocando la reacción de la ira de Dios”

El Santo Padre hizo hincapié en que los misioneros que se habían infiltrado entre los Gálatas sostenían que el vínculo entre Alianza y Ley mosaica «era tan estrecho que las dos realidades eran inseparables».

La Ley no es la base de la Alianza con Dios

Sin embargo, precisamente sobre este punto -dijo Francisco- podemos descubrir la inteligencia espiritual de San Pablo, quien explica a los Gálatas que, en realidad, la Alianza con Dios y la Ley no están vinculadas de forma indisoluble: «la Ley no es la base de la Alianza porque llegó sucesivamente».

Un argumento como este -añadió el Pontífice- pone en evidencia a los que sostienen que la Ley mosaica sea parte constitutiva de la Alianza:

“La Torah, de hecho, no está incluida en la promesa hecha a Abraham. Dicho esto, no se debe pensar que san Pablo fuera contrario a la Ley mosaica. Más de una vez, en sus Cartas, defiende su origen divino y sostiene que esta posee un rol bien preciso en la historia de la salvación. Pero la Ley no da la vida, no ofrece el cumplimiento de la promesa, porque no está en la condición de poder realizarla. Quien busca la vida necesita mirar a la promesa y a su realización en Cristo”

El Papa concluyó su alocución recordando que todos los cristianos caminamos mirando a una promesa, que nos atrae y nos hace avanzar en nuestro camino de fe. De ahí la importancia de no olvidar la novedad cristiana que revoluciona nuestras vidas: el amor a Jesús es más importante que todos los mandamientos, pero al mismo tiempo estamos llamados a respetarlos, puesto que son «los pedagogos» que nos conducen al encuentro con el Señor.

Síntesis de la catequesis del Papa en español

Queridos hermanos y hermanas:
Hoy san Pablo nos pregunta: “¿Por qué la Ley?”. La cuestión nace del intento de algunos discípulos de imponer a los gálatas que observaran un conjunto de preceptos establecidos en los primeros libros de la Escritura, denominados la Ley de Moisés. Esta imposición se justificaba por la identificación de la Ley con la Alianza que Dios había hecho con su pueblo, de modo que sólo el cumplimiento de la Ley aseguraba el favor de Dios.

Pablo desmonta esta tesis, que era parcial, afirmando que la Alianza se hizo con Abrahán en base a la fe, y que la Ley vino siglos después. Por tanto, la Ley —aun siendo de origen divino y teniendo un lugar en la Historia de Salvación, aún ahora—, no da vida por sí misma. Quien busca la vida verdadera debe mirar a la promesa, a su realización en Jesús, al encuentro con Jesús.

Saludo cordialmente a los fieles de lengua española. Los animo a dejarse guiar por el Espíritu Santo para reconocer la novedad de la vida cristiana, liberándonos de una esclavitud a la Ley, cumpliendo la Ley pero con miras, llevándola a plenitud en el precepto del amor y en el encuentro con Jesucristo. Que Dios los bendiga. Muchas gracias.

Photogallery Saludos en la Audiencia General El Papa bendice a un bebé Los peregrinos presentes en la Audiencia General saludan al Santo Padre Intercambio de saludos en la Audiencia General Audiencia General del Papa en este 11 de agosto Jóvenes saludan al Papa Francisco en un momento de su catequesis Guardia Suiza en la Audiencia General
Audiencia General del Papa: 11 de agosto

Sofía Lobos (Vatican News)

El Papa en el Ángelus: Jesús pan de vida “se entrega” para que tengamos vida

“Que la Virgen María, en la cual el Verbo se ha hecho carne, nos ayude a crecer día tras día en la amistad con Jesús, pan de vida”, es la invitación del Santo Padre a los fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro, para rezar junto al Pontífice la oración del Ángelus de este domingo, 8 de agosto de 2021.

Ciudad del Vaticano, 8 de agosto 2021.- “Jesús en esta expresión: ‘Yo soy el pan de la vida’, resume verdaderamente todo su ser y toda su misión. Esto se verá plenamente al final, en la Última Cena. Jesús sabe que el Padre le pide no solo dar de comer a la gente, sino darse a sí mismo, partirse a sí mismo, la propia vida, la propia carne, el propio corazón para que nosotros podamos tener la vida”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del Ángelus de este domingo, 8 de agosto, comentando el Evangelio que la liturgia presenta este XIX Domingo del Tiempo Ordinario, en el cual se ve a Jesús que sigue predicando a la gente que ha visto el prodigio de la multiplicación de los panes, y a quienes invita a dar un salto de calidad; para ello, aplica el símbolo del pan a sí mismo. Dice claramente: «Yo soy el pan de la vida».

¿Qué significa pan de la vida?
Qué nos quiere decir Jesús con esto, se pregunta el Pontífice. Y señala que, para vivir se necesita el pan, quien tiene hambre no pide comidas refinadas y caras, sino pan, quien no tiene trabajo no pide sueldos altos, sino el “pan” de un empleo. “Jesús se revela como el pan – afirma el Papa – es decir lo esencial, lo necesario para la vida de cada día. No un pan entre muchos otros, sino el pan de la vida. En otras palabras, nosotros, sin Él, más que vivir, sobrevivimos: porque solo Él nos nutre el alma, solo Él nos perdona de ese mal que solos no conseguimos superar, solo Él nos hace sentir amados aunque todos nos decepcionen, solo Él nos da la fuerza de amar y perdonar en las dificultades, solo Él da al corazón esa paz que busca, solo Él da la vida para siempre cuando la vida aquí en la tierra se acaba”.

Yo soy el pan de la vida: revela todo su ser y toda su misión
El Papa Francisco al seguir reflexionando sobre esta imagen señala que, Jesús en esta expresión: “Yo soy el pan de la vida”, resume verdaderamente todo su ser y toda su misión. “Esto se verá plenamente al final, en la Última Cena. Jesús sabe que el Padre le pide no solo dar de comer a la gente, sino darse a sí mismo, partirse a sí mismo, la propia vida, la propia carne, el propio corazón para que nosotros podamos tener la vida. Estas palabras del Señor – subraya el Papa – despiertan en nosotros el estupor por el don de la Eucaristía. Nadie en este mundo, por mucho que ame a otra persona, puede hacerse alimento para ella. Dios lo ha hecho, y lo hace, por nosotros. Renovemos este estupor. Hagámoslo adorando el Pan de vida, porque la adoración llena la vida de estupor”.

Yo soy el pan de la vida: es entrar en lo concreto del mundo
Sin embargo, en el Evangelio, evidencia el Pontífice, en vez de asombrarse, la gente se escandaliza. También nosotros quizá nos escandalizamos: nos sería más cómodo un Dios que está en el Cielo sin entrometerse, mientras nosotros podemos gestionar los asuntos de aquí abajo. Sin embargo, Dios se ha hecho hombre para entrar en lo concreto del mundo. Y le interesa todo de nuestra vida. Podemos hablarle de los afectos, el trabajo, la jornada, cualquier cosa. Jesús desea esta intimidad con nosotros. ¿Qué no desea? Ser relegado a segundo plano, ser descuidado y dejado de lado, o llamado solo cuando tenemos necesidad.

Yo soy el pan de la vida: bendice lo que hemos hecho
Finalmente, el Papa Francisco recuerda que, al menos una vez al día nos encontramos comiendo juntos; quizá por la noche, en familia, después de una jornada de trabajo o de estudio. “Sería bonito – invita el Papa – antes de partir el pan, invitar a Jesús, pan de vida, pidiéndole con sencillez que bendiga lo que hemos hecho y lo que no hemos conseguido hacer”. Invitémosle a casa, recemos de forma “doméstica”. Jesús estará en la mesa con nosotros y seremos alimentados por un amor más grande. Que la Virgen María, en la cual el Verbo se ha hecho carne, nos ayude a crecer día tras día en la amistad con Jesús, pan de vida.

Saludos después del Ángelus
Después de rezar la oración a la Madre de Dios, el Papa Francisco saludó a los romanos y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro, de modo especial, a las familias, grupos parroquiales, y asociaciones. En particular, saludó al grupo de agentes de pastoral juvenil de Verona, a los jóvenes de Crevalcore, así como a los jóvenes de Scandiano y a los de las Casas Salesianas de la región del Triveneto que llegaron a Roma en bicicleta. A todos deseó un buen domingo y como siempre pidió que, no se olviden de rezar por él.

Renato Martinez (Vatican News)

El Papa Francisco: la Transfiguración, signo concreto del amor de Dios

Hoy, la Iglesia hace memoria de lo que sucedió «en un monte alto» con Jesús revestido de luz y de gloria. Repasamos algunas de las reflexiones del Santo Padre sobre la Transfiguración y su invitación a convertirnos en lámparas para llevar la paz y la serenidad a la vida de las personas.

Ciudad del Vaticano, 6 de agosto 2021.- «Una aparición pascual anticipada», pero también «un regalo de amor infinito de Jesús» que muestra la gloria de la Resurrección, «un atisbo del cielo en la Tierra». En su magisterio, el Papa Francisco se ha detenido muchas veces en el significado de la Transfiguración, fiesta que cae el 6 de agosto, porque según la tradición tuvo lugar 40 días antes de la crucifixión, 40 días antes de la fiesta de la Exaltación de la Cruz, el 14 de septiembre.

La Cruz no es sólo sufrimiento

Destellos de luz
Subiendo a la montaña con Pedro, Santiago y Juan, Jesús mostró su gloria, transfigurándose y brillando con luz, para luego entrar en diálogo con Moisés y Elías. Una luz que es «la luz de la esperanza, la luz para atravesar las tinieblas». El Papa Francisco, en el Ángelus del 28 de febrero de 2021, explica que las tinieblas no tienen la última palabra, que ante «los grandes enigmas» de la vida, estamos llamados a detenernos y volver la mirada a Cristo:
“Necesitamos, pues, otra mirada, una luz que ilumine en profundidad el misterio de la vida y nos ayude a ir más allá de nuestros propios esquemas y de los criterios de este mundo. También nosotros estamos llamados a subir a la montaña, a contemplar la belleza del Resucitado que enciende destellos de luz en cada fragmento de nuestra vida y nos ayuda a interpretar la historia a partir de la victoria pascual”.

El cristiano es una pequeña lámpara del Evangelio

La oración para buscar a Dios
«El Señor – afirma el Papa en el Ángelus del 17 de marzo de 2019 – nos hace ver el final de este camino que es la Resurrección, la belleza, cargando con su propia cruz, nos invita en la Transfiguración a seguir el camino de los discípulos, la «perspectiva del sufrimiento cristiano» que no es un «sadomasoquismo», es un «paso necesario pero transitorio» hacia la luz.

“Subamos a la montaña en oración; oración silenciosa, oración del corazón, oración… Siempre buscando al Señor. Permanezcamos unos instantes en el recogimiento, cada día un rato, fijemos nuestra mirada interior en su rostro y dejemos que su luz nos impregne e irradie en nuestra vida”.

La misión del cristiano
Es al volver de la montaña, lleno de la luz recibida, cuando se realiza la misión del creyente. En efecto, es en el rostro luminoso de los que rezan, en la llama que se ha encendido en sus corazones, donde se puede irradiar en la vida de los demás, dando testimonio de la verdad y de la fe.

“Encender pequeñas luces en el corazón de la gente; ser pequeñas lámparas del Evangelio que lleven un poco de amor y esperanza: ésta es la misión del cristiano”

«Transformados por la presencia de Cristo y el ardor de su palabra, seremos – subraya el Papa en el Ángelus del 6 de agosto de 2017 – un signo concreto del amor vivificante de Dios por todos nuestros hermanos, especialmente por los que sufren, por los que se encuentran en la soledad y el abandono, por los enfermos y por la multitud de hombres y mujeres que, en distintas partes del mundo, son humillados por la injusticia, la prepotencia y la violencia».

Benedetta Capelli (Vatican News)

El Papa en la Catequesis: “Con la verdad del Evangelio no se negocia”

“El Evangelio es uno solo y es el que Pablo ha anunciado; no puede existir otro”. Lo ha afirmado hoy el Papa Francisco, en su primera Catequesis tras la pausa estiva.

Ciudad del Vaticano, 4 de agosto 2021.- Tras una breve pausa en el mes de julio, el Papa Francisco ha reanudado esta mañana su tradicional Audiencia General de los miércoles en el Aula Pablo VI. En la Catequesis de hoy, el Pontífice ha continuado con su ciclo sobre la Carta de San Pablo a los Gálatas, la cual – ha dicho – “es el anuncio de Pablo que nos da vida a todos”.

El Papa se ha parado un instante para recordar la figura de Pablo, hombre “entusiasta” con la misión de evangelizar, pues – dice el Papa – “parece que no ve otra cosa que esta misión que el Señor le ha encomendado. Todo en él está dedicado a este anuncio, y no posee otro interés que no sea el Evangelio”. Además, dice Francisco, “el amor, el interés y el trabajo de Pablo es anunciar”, hasta el punto que interpreta toda su existencia como una llamada a evangelizar y a hacer conocer el mensaje de Cristo y el Evangelio.

El anuncio de Pablo, anterior a los Evangelios, es el que nos da vida a todos
“Pablo – prosigue el Papa – no piensa en los “cuatro evangelios”, como es espontáneo para nosotros. De hecho, mientras está enviando esta Carta, ninguno de los cuatro evangelios ha sido escrito todavía”. “Para él – dice el Papa – el Evangelio es lo que él predica, el kerygma, el anuncio de la muerte y resurrección de Jesús como fuente de la salvación”. Un Evangelio que se expresa con cuatro verbos: «que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas: “Este es el anuncio de Pablo, el anuncio que nos da vida a todos” agrega el Papa.

El Evangelio es uno solo
Francisco, en su Catequesis, también cuenta que el apóstol no logra explicarse por qué los Gálatas están pensando en acoger otro “evangelio”. Estos cristianos todavía no han abandonado el Evangelio anunciado por Pablo, pero hay que tener en cuenta que “todavía son principiantes y su desorientación es comprensible”. De hecho – dice el Papa – “no conocen todavía la complejidad de la Ley mosaica y el entusiasmo en el abrazar la fe en Cristo les empuja a escuchar a los nuevos predicadores”. Ante este hecho, el Papa asegura fuertemente que “el Evangelio es solo uno y es el que Pablo ha anunciado; no puede existir otro”.

Sobre la verdad del Evangelio no hay nada que negociar
El Pontífice hoy ha querido dejar claro, al igual que Pablo en su tiempo, que no se puede negociar con la verdad del Evangelio: “O recibes el Evangelio tal como es, tal como ha sido proclamado, o recibes cualquier otra cosa” dice el Papa, “pero no se puede negociar con el Evangelio, no se puede transigir, la fe en Jesús no es moneda de cambio: es salvación, es encuentro, es redención. No se vende barato”.

No hay evangelios “de moda”, el evangelio es siempre una novedad
Por último, el Papa Francisco señala que la comunidad de los gálatas está animada por los buenos sentimientos, está convencida de que escuchando a los nuevos misioneros podrá servir aún mejor a Jesucristo. Incluso empezaron a sospechar del propio Pablo, creyendo que era «poco ortodoxo con respecto a la tradición». Pero la novedad del Evangelio, dice el Papa Francisco, «es una novedad radical, no es una novedad pasajera: no hay evangelios «de moda». La situación vivida por los gálatas es una situación que se repite en todos los tiempos, y por eso, observa Francisco, las palabras del Apóstol son útiles también para nosotros hoy, que debemos saber desenredarnos en el «laberinto de las buenas intenciones».

“Vemos hoy, algunos movimientos que predican el Evangelio a su manera, a veces con sus verdaderos carismas; pero luego exageran y reducen todo el Evangelio al «movimiento». Y esto no es el Evangelio de Cristo: es el Evangelio del fundador, de la fundadora”.

Mireia Bonilla (Vatican News)