El Papa: Laudato si’ no es sólo una Encíclica «verde», sino «social»

El Santo Padre Francisco envía su saludo a los miembros del Congreso Interuniversitario Laudato si’ que se realizará del del 1° al 4 de septiembre en Argentina, y expresa su deseo de que este esfuerzo deseo “haga progresar la conciencia social y la conciencia por el cuidado de la casa común”.

24 de agosto 2021.- Inspirado en “el desafío urgente de proteger nuestra casa común, (que) incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral” (LS, 13) y por la invitación papal “a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta” (LS, 14) , se llevará a cabo del 1° al 4 de septiembre el Congreso Interuniversitario Laudato si’ en Argentina, organizado por el Congreso Interuniversitario Nacional (CIN), el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP) y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

Tal como se puede leer en la página organizadora del evento www.laudatosi.edu.ar, “el congreso será un espacio de conversación sabiendo que, además, ‘todo cambio necesita motivaciones y un camino educativo’ (LS,15), del que la universidad puede ser protagonista”. Con este sentido trascendente – explican los organizadores – expertas y expertos nacionales e internacionales compartirán su lectura d elos hechos a la búsqueda de una nueva agenda que atienda la complejidad multidimensional de estos fenómenos, para cooperar en el esfuerzo de su interpretación y contextualización interdisciplinaria y para debatir acerca de las acciones en un futuro próximo”.

Laudato si’ no sólo Encíclica ‘verde’ sino ‘social’
El Papa Francisco, hoy martes 24 de agosto, se hace presente con su saludo a los miembros del congreso con el deseo de que este esfuerzo “haga progresar la conciencia social y la conciencia por el cuidado de la casa común”.

“La Encíclica Laudato si’ no es sólo una Encíclica ‘verde’ es una Encíclica ‘social’”, explica el Santo Padre en su video mensaje de salutación, y así manifiesta su esperanza de que este Congreso “ayude a ver toda su amplitud y todas sus consecuencias”. “Les deseo lo mejor, que Dios los bendiga y no se olviden de rezar por mí. Gracias”, concluye.

El Congreso está dirigido a miembros de la comunidad universitaria del país y de Latinoamérica, a personas tomadoras de decisión, quienes ejerzan funciones en todos los niveles de la administración pública, organismos nacionales e internacionales, legisladores y miembros del Poder Judicial, principalmente, quienes tengan interés en las políticas públicas de educación, cultura, ciencia y tecnología, trabajo y medioambiente. También a personas, organizaciones sociales y no gubernamentales, instituciones públicas y privadas, y organizaciones sindicales y empresariales, interesadas en el diálogo en torno a la encíclica como modo de interpretar el vínculo que mantiene la educación universitaria con la sociedad, y a miembros de la comunidad educativa de otros niveles, principalmente, autoridades directivas y docentes de la enseñanza media.

Inscripciones y programa de actividades en www.laudatosi.edu.ar

El Papa: erradicar el atroz flagelo de la esclavitud

Hoy se celebra el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y su Abolición. Con un tuit desde su cuenta @Pontifex, Francisco nos invita a trabajar juntos para liberar a millones de personas de la deshumanidad y la humillación.

Ciudad del Vaticano, 23 de agosto 2021.- El objetivo del Día de hoy, establecido por las Naciones Unidas, es imprimir en la memoria de todos los pueblos el recuerdo de la tragedia de la trata de esclavos. Pero también para conmemorar lo sucedido en la noche del 22 al 23 de agosto de 1791. En esa coyuntura histórica, en la isla de Santo Domingo, actual Haití y República Dominicana, comenzó la revuelta liderada por el general Toussaint Louverture, un antiguo esclavo, que marcó un punto de inflexión en la batalla por la abolición de la trata transatlántica de esclavos.

«El levantamiento de Santo Domingo sacudió de forma radical e irreversible el sistema esclavista, y estuvo en el origen del proceso de abolición de la trata transatlántica de esclavos» (Kōichirō Matsuura, ex director general de la UNESCO).»

La esclavitud, un enorme crimen
La revuelta encabezada por el general Louverture fue el primer acto de una serie de acontecimientos que condujeron al fin de una época oscura en la que se compraban y vendían hombres, mujeres y niños. Entre los siglos XV y XIX, millones de jóvenes africanos fueron arrancados de su tierra y deportados a América. Se les hacina en barcos en condiciones deshumanas. Muchos mueren durante la travesía, otros muchos se ven obligados a trabajar en las plantaciones de café, algodón y caña de azúcar. La trata de esclavos es una herida indeleble. El Papa Pío II, escribiendo en 1462 a un obispo que partía para una misión en la actual Guinea Bissau, calificó el comercio como un «enorme crimen», «magnum scelus».

Víctimas de un comercio vergonzoso
Todavía hoy, nuestra mirada, desde África hasta las Américas, es quebrada por el doloroso recuerdo de la trata de personas. Visitando la «casa de los esclavos» en la isla de Gorée, en Senegal, en 1992, San Juan Pablo II recuerda con estas palabras aquellas oscuras páginas de la historia: «Durante todo un período de la historia del continente africano, hombres, mujeres y niños negros fueron traídos a este pequeño lugar, arrancados de su tierra, separados de sus parientes, para ser vendidos allí como mercancía». «Vinieron de todos los países y, encadenados, partieron hacia otros cielos, guardando como última imagen de su África natal la masa de la roca basáltica de Gorea. Se puede decir que esta isla permanece en la memoria y el corazón de toda la diáspora negra. Esos hombres, mujeres y niños fueron víctimas de un comercio vergonzoso».

Nuevas formas de esclavitud
Ese vergonzoso comercio ha sido abolido, pero hoy en día las nuevas formas de esclavitud están extendidas por todo el mundo. El Papa Francisco ha denunciado este atroz flagelo en varias ocasiones durante su pontificado. En 2014, durante la ceremonia de firma de la declaración contra la esclavitud por parte de los líderes religiosos, el Pontífice recordó que «a pesar de los grandes esfuerzos de muchos, la esclavitud moderna sigue siendo un flagelo atroz que está presente a gran escala en todo el mundo, incluso como turismo. Este crimen de lesa humanidad se enmascara en aparentes costumbres aceptadas, pero en realidad hace sus víctimas en la prostitución, la trata de personas, el trabajo forzado, el trabajo esclavo, la mutilación, la venta de órganos, el mal uso de la droga, el trabajo de niños. Se oculta tras puertas cerradas, en domicilios particulares, en las calles, en automóviles, en fábricas, en campos, en barcos pesqueros y en muchas otras partes». Se calcula que actualmente hay más de 40 millones de personas en el mundo que son víctimas de nuevas formas de esclavitud. Una cifra tres veces superior a la del periodo de tráfico transatlántico.

“Trabajemos juntos para erradicar el flagelo atroz de la esclavitud moderna que aún hoy encadena a millones de personas a la deshumanidad y a la humillación. Cada ser humano es imagen de Dios y es libre, y está destinado a existir en igualdad y fraternidad”. – @Pontifex_es»

Amedeo Lomonaco (Vatican News)
Imagen: El comercio de esclavos (François-Auguste Biard, 1840)

El Papa: dejémonos provocar y convertir por Jesús y su «palabra de vida eterna”

En su alocución previa al rezo mariano del Ángelus, el Papa Francisco, al recordar el Evangelio de hoy, “que muestra la reacción de la multitud y de los discípulos ante el discurso de Jesús después del milagro de los panes”, el Papa nos pide que “no nos sorprendamos si Jesucristo nos pone en crisis. Más bien, preocupémonos si no nos pone en crisis, porque quizás hemos diluido su mensaje”.

Ciudad del Vaticano, 22 de agosto 2021.- «En el Evangelio de hoy, Jesús, invitó a la multitud y a los discípulos a interpretar la señal del milagro de los panes, y a creer en él, que es el verdadero pan bajado del cielo, el pan de la vida; y les reveló que el pan que dará es su carne y su sangre. Estas palabras suenan duras e incomprensibles a los oídos de la gente», señaló Francisco, «hasta el punto de que, a partir de ese momento, “muchos de sus discípulos se vuelven atrás, es decir, dejan de seguir al Maestro. Entonces Jesús pregunta a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?”, y Pedro, en nombre de todo el grupo, confirma la decisión de quedarse con Él: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”, dijo el Papa.

«Ante el gesto prodigioso de Jesús, que alimenta a miles de personas con cinco panes y dos peces, todos lo aclaman y quieren llevárselo en volandas», dijo el Papa, «pero cuando él mismo explica que ese gesto es “signo de su sacrificio, es decir, de la entrega de su vida, de su carne y de su sangre, y que los que quieren seguirle deben asimilarlo, su humanidad entregada por Dios y por los demás, entonces no, este Jesús ya no tiene razón»”, agregó.

Las palabras de Jesús causan escándalo
El Santo Padre, analizando la actitud de los que se retiran y vuelven atrás, decidiendo no seguir más a Jesús, se pregunta, Cuál es el origen de esta incredulidad, cuál es el motivo de esta negativa.

“Las palabras de Jesús causan gran escándalo: está diciendo que Dios ha elegido manifestarse y realizar la salvación en la debilidad de la carne humana. La encarnación de Dios es lo que da lugar al escándalo y es un obstáculo para estas personas, pero a menudo también para nosotros”, manifiestó Francisco.

De hecho, sigue más adelante el Papa, Jesús afirma que el verdadero pan de salvación, que transmite la vida eterna, es su propia carne; que para entrar en “comunión con Dios, antes de observar las leyes o cumplir los preceptos religiosos, hay que vivir una relación real y concreta con él”.

Esto significa, dijo el Pontífice, «que no debemos perseguir a Dios en sueños e imágenes de grandeza y poder, sino que debemos reconocerlo en la humanidad de Jesús y, en consecuencia, en los hermanos que nos pasan de lado por el camino de la vida. Porque “Dios se hizo de carne y hueso: se rebajó para hacerse hombre como nosotros, se humilló hasta asumir nuestro sufrimiento y nuestro pecado, y nos pide que lo busquemos, por tanto, no fuera de la vida y de la historia, sino en nuestra relación con Cristo y con nuestros hermanos”, afirmó el Papa.

La “escandalosidad” de la Eucaristía
Incluso hoy, aseveró Francisco, la revelación de Dios en la humanidad de Jesús puede “causar escándalo y no es fácil de aceptar. «Es lo que San Pablo llama la «necedad» del Evangelio frente a los que buscan milagros o sabiduría mundana. Y esta «escandalosidad» está bien representada por el sacramento de la Eucaristía”, y es que como se pregunta el Papa:»¿qué sentido puede tener, a los ojos del mundo, arrodillarse ante un trozo de pan? ¿Por qué alimentarse asiduamente de este pan?».

Por último su petición: “pidamos la gracia de dejarnos provocar y convertir por sus «palabras de vida eterna». Que María Santísima, que dio a luz a su Hijo Jesús en la carne y se unió a su sacrificio, nos ayude a dar siempre testimonio de nuestra fe con nuestra vida concreta”.

Saludos después del rezo mariano
En sus saludos a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco saludó a los a los sacerdotes y seminaristas del Pontificio Colegio Norteamericano y a las familias de Abbiategrasso y a los motoristas de Polesine.

También saludó a varios grupos de jóvenes: de Cornuda, Covolo del Piave y Nogaré, en la diócesis de Treviso, de Regoledo, en Milán, de Dalmine, Cagli y Pescantina, cerca de Verona, y el grupo scout de Mantua. A todos ellos les auguró que este viaje que han hecho hasta Roma, les ayude a caminar en la vida por el camino del Evangelio. También saludo a los chicos de la Inmaculada Concepción..

Patricia Ynestroza (Vatican News)

Mensaje del Papa por el 200 aniversario del nacimiento de San Andrés Kim Taegon

El Papa envió un mensaje a todos los fieles de “nuestra querida Corea del Sur en este día del Jubileo”, en el bicentenario del nacimiento de San Andrés Kim Taegon. Agradeció a toda la comunidad eclesial coreana por su gran generosidad a la hora de apoyar la campaña de vacunación anti-covíd en favor de los países más pobres. Y se auguró que se siga trabajando por la reconciliación en la península coreana.

Ciudad del Vaticano, 21 de agosto 2021.- En su mensaje a la también comunidad coreana en Roma, el Papa elevó sus oraciones a Dios, por haber regalado al pueblo de Corea del Sur, en la persona de San Andrés Kim “un testimonio ejemplar de fe heroica y un incansable apóstol de la evangelización en tiempos difíciles, marcados por la persecución y el sufrimiento de ese pueblo”.

Andrés Kim Taegon, primer sacerdote católico coreano, junto con sus Compañeros, “mostró con alegre esperanza que el bien siempre prevalece, porque el amor de Dios triunfa sobre el odio (Mc 1,21)”. Un testimonio actual afirmó el Papa, pues también hoy, ante las múltiples “manifestaciones del mal que desfiguran el bello rostro del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, es necesario redescubrir la importancia de la misión de todo bautizado, llamado a ser en todas partes un obrero de la paz y de la esperanza, dispuesto, como el buen samaritano, a inclinarse sobre las heridas de todos los que necesitan amor, ayuda o simplemente una mirada fraterna”.

Corea en tiempos de pandemia
El Papa aprovechó la ocasión para “para agradecer de todo corazón a toda la comunidad eclesial coreana su gran generosidad a la hora de apoyar la campaña de vacunación anti-covíd en favor de los países más pobres”.

“Su sensibilidad y atención a los miembros más débiles del Cuerpo de Cristo nos anima a servir a los demás y, al mismo tiempo, representa una fuerte invitación a un mayor compromiso con la causa de los últimos. Gracias”.

Trabajar por reconciliación Península Coreana
Por último, el Pontífice mencionó su encíclica Fratelli Tutti, «no hay un punto final en la construcción de la paz social de un país, sino que es «una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos». (n. 232). Espero, dijo, que quienes trabajan por la reconciliación en la península coreana continúen con el renovado compromiso de ser buenos pacificadores, “animando a todos a entablar un diálogo respetuoso y constructivo para un futuro cada vez más brillante”.

Patricia Ynestroza (Vatican News)
Imagen: Andrés Kim Taegon y sus Compañeros

El Papa: emergencia climática y crisis humanitaria crean pobreza, urge solidaridad

En un tuit, Francisco compartió el tema del Día de la Ayuda Humanitaria de la ONU, recordando que los pobres son más vulnerables a los fenómenos meteorológicos extremos. Caritas Internationalis pide seguridad y apoyo para la población de Afganistán y Haití y el suministro de productos de primera necesidad para la población del Líbano.

Ciudad del Vaticano, 19 de agosto 2021.- El mundo, cada vez más amenazado por el cambio climático, se encuentra en una encrucijada y el Papa lo recuerda con un tuit el día en que la ONU celebra el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria. «La emergencia climática», reza el breve mensaje de Francisco, «genera cada vez más crisis humanitarias y los pobres son los más vulnerables a los fenómenos meteorológicos extremos. Es urgente una solidaridad basada en la justicia, la paz y la unidad de la familia humana».

También para las Naciones Unidas, la humanidad puede salir victoriosa o derrotada de la encrucijada que representa el cambio climático. Así lo subraya el Secretario General, António Guterres, en su mensaje para el Día, fijado el 19 de agosto para conmemorar un dramático atentado: el que tuvo lugar el 19 de agosto de 2003 en Bagdad y que costó la vida a 22 trabajadores humanitarios, entre ellos el Representante Especial de las Naciones Unidas en Iraq, Sergio Vieira de Mello. La Jornada de hoy pretende, por tanto, fomentar la reflexión sobre el cambio climático que, como escribe el Papa Francisco en su encíclica Laudato si’, es «un problema global con graves implicaciones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas». Se calcula que para 2021, también debido a la pandemia, más de 235 millones de personas necesitarán asistencia y protección humanitaria.

Líderes de la UE: «Salvar vidas no debe costar más vidas».
Pero el aniversario de hoy es sobre todo una ocasión para honrar a «todos los trabajadores humanitarios que salvan vidas y ayudan a los más vulnerables en las crisis de todo el mundo», según una declaración conjunta del Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, y el Comisario Janez Lenarčič. «El compromiso y los esfuerzos desinteresados de los trabajadores humanitarios y médicos, que se esfuerzan cada día, a menudo en condiciones difíciles, por aliviar el sufrimiento de millones de personas necesitadas, han sido aún más notables desde el comienzo de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, el virus no es la peor amenaza a la que se enfrentan. Lamentablemente, 108 cooperantes perdieron la vida y 125 fueron secuestrados en 2020. En 2021, se han producido hasta ahora 105 ataques graves contra trabajadores humanitarios». Los políticos de la UE condenan estos ataques: «Salvar vidas nunca debe costar más vidas: los trabajadores humanitarios no pueden ser un objetivo». «Exacerbada por la pandemia de coronavirus y el cambio climático, la respuesta humanitaria se enfrenta a retos sin precedentes», escriben Borrell y Lenarčič. «El problema de la financiación se está ampliando…. Al mismo tiempo, el suministro de ayuda es cada vez más difícil y peligroso. En este sentido, la Comisión Europea aportará una financiación humanitaria de casi 11.500 millones de euros en el periodo 2021-2027. Juntos, allanaremos el camino para el futuro de la Agenda 2030 de la ONU, sin dejar a nadie atrás.»

Caritas Internationalis hace un llamamiento
En el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, Caritas Internationalis insta a los líderes políticos a tomar «medidas valientes para hacer frente al cambio climático, la pandemia y sus consecuencias, y los disturbios políticos en Afganistán y el Líbano». Las catástrofes naturales que afectan negativamente a las naciones más empobrecidas, dijo Caritas Internationalis en un comunicado, son también «una llamada a la acción política decidida y concertada para proteger, defender y salvar vidas». El reciente terremoto de Haití, que se produjo en medio de una crisis política y económica en el país, representa un reto humanitario importante». Además, las sequías, la degradación del medio ambiente, la subida del nivel del mar, los tifones, las inundaciones y los incendios forestales -de los que 2021 está registrando globalmente una de las peores temporadas en décadas- son fenómenos «desencadenados por la falta de cuidado del medio ambiente, que ha provocado el cambio climático y la crisis ecológica». Sin una fuerte voluntad política, la vida humana está en peligro y donde una parte de la humanidad sufre, toda la familia humana sufre». Marta Petrosillo, directora de comunicación de Caritas Internationalis, subraya que el único camino es la ecología humana integral.

Caritas Internationalis, insta a los líderes políticos a abordar las consecuencias del cambio climático y las provocadas por la pandemia. La única respuesta a la emergencia climática es la de una ecología humana integral que ponga a la persona humana en el centro. Nuestro llamamiento de cara a la conferencia del 26 de Cop», explica Marta Petrosillo, «es abordar las dramáticas consecuencias de este fenómeno como una prioridad. Necesitamos una «fuerte voluntad política» para adoptar políticas económicas e industriales inmediatas, a nivel mundial, destinadas a «minimizar el impacto sobre el calentamiento global y la degradación de los ecosistemas».

El Papa y los cooperantes
En 2019, con motivo del Día Mundial de la Ayuda Humanitaria, el Papa Francisco escribió en un tuit: «Hoy recordamos a todas las mujeres valientes que salen al encuentro de sus hermanos y hermanas necesitados. Cada uno de ellos es un signo de la cercanía y la compasión de Dios». Las trabajadoras humanitarias están en primera línea en varios frentes marcados por múltiples dramas. Ofrecen apoyo a los civiles atrapados en las crisis para hacer frente a las epidemias. Están presentes en los países devastados por la guerra y asolados por el hambre y las catástrofes. Dirigiéndose a los participantes en la Conferencia sobre Derecho Internacional Humanitario, el 28 de octubre de 2017, el Pontífice también recordó la tragedia de las poblaciones sacudidas por la guerra y expresó un deseo: «Que las organizaciones humanitarias actúen siempre de acuerdo con los principios fundamentales de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia». Espero que estos principios, que están en el corazón del derecho humanitario, sean recibidos en las conciencias de los combatientes y de los trabajadores humanitarios y se traduzcan en la práctica».

Amedeo Lomonaco (Vatican News)
Imagen: Haití. Damnificados por el terremoto y el ciclón Grace
(Foto: EDGARD GARRIDO)

El Papa: La sociedad necesita un yo responsable y no egoísta

“En este tiempo de pandemia, la persona es el punto desde el que todo puede volver a empezar. La persona se debe servir y no descartar”, mensaje del Papa al obispo de Rimini, Mons. Francesco Lambiasi, en ocasión del Meeting por la amistad entre los pueblos que se llevará a cabo del 20 al 25 de agosto.

Ciudad del Vaticano, 19 de agosto 2021.- El Papa Francisco ha enviado un mensaje al obispo de Rimini, donde se celebrará el Meeting por la Amistad entre los pueblos. En el mensaje, firmado por el secretario de Estado Pietro Parolin, el Papa expresa su alegría de que este año, el evento se realizará en forma presencial.

“El título elegido – «El valor de decir yo»-, tomado del Diario del filósofo danés Søren Kierkegaard, es muy significativo en un momento en que se trata de empezar con buen pie, para no desperdiciar la oportunidad que brinda la crisis pandémica”, señaló el Pontífice. «Reiniciar» es la palabra clave, se lee en el texto, pero no ocurrirá automáticamente, porque la libertad está implicada en toda iniciativa humana, agrega el Papa. Porque como lo dijo Francisco recordando la Spe Salvi de Benedicto XVI, “la libertad debe ser conquistada de nuevo por el bien”.

A los organizadores y participantes, el Papa les dice que «la alegría del Evangelio infunde la audacia de recorrer nuevos caminos: «Debemos tener el valor de encontrar nuevos signos, nuevos símbolos, una nueva carne, […] particularmente atractiva para los demás» (ibíd., 167). Esta es la contribución que el Santo Padre espera que el Encuentro dé en la reanudación, en la conciencia de que «la seguridad de la fe nos pone en camino, y hace posible el testimonio y el diálogo con todos». (Encíclica Lumen fidei, 34), sin excluir a nadie, porque el horizonte de la fe en Cristo es el mundo entero».

El valor de decir yo en tiempos de pandemia
La pandemia, recuerda el Papa, ha impuesto el distanciamiento físico y a la persona, al «yo» de cada uno, en el centro, “provocando en muchos casos el despertar de preguntas fundamentales sobre el sentido de la existencia y la utilidad de vivir que habían estado dormidas o, peor aún, censuradas durante demasiado tiempo”. Francisco señala que también ha surgido una responsabilidad personal, esta pandemia nos ha hecho a todos “testigos de esto en diferentes situaciones. Ante la enfermedad y el dolor, ante la aparición de una necesidad, muchas personas no se han acobardado y han dicho: «Aquí estoy». La sociedad tiene una necesidad vital de personas que sean presencias responsables. Sin personas no hay sociedad, sino una agregación aleatoria de seres que no saben por qué están juntos”, afirma.

De lo contrario, manifiesta en su mensaje el Papa, lo único que quedaría sería “el egoísmo del cálculo y el interés propio, que hace que la gente sea indiferente a todo y a todos. Además, las idolatrías del poder y del dinero prefieren tratar con individuos en lugar de con personas, es decir, con un «yo» centrado en sus propias necesidades y derechos subjetivos en lugar de un «yo» abierto a los demás, que se esfuerza por formar el «nosotros» de la fraternidad y la amistad social”.

En el mensaje, el Santo Padre no se cansa de advertir a quienes tienen responsabilidades públicas contra la tentación de utilizar a la persona y desecharla cuando ya no es necesaria, en lugar de servirla. “Después de lo que hemos vivido en este tiempo, quizá sea más evidente para todos que la persona es el punto desde el que todo puede volver a empezar. Ciertamente es necesario encontrar recursos y medios para que la sociedad vuelva a moverse, pero lo que se necesita sobre todo es alguien que tenga el valor de decir «yo» con responsabilidad y no con egoísmo, comunicando con su propia vida que el día puede comenzar con una esperanza fiable”.

Francisco, señala que, sin embargo, la valentía no siempre es un don espontáneo y nadie puede dársela a sí mismo, recordando las palabras de Don Abbondio de Manzoni, “sobre todo en una época como la nuestra, en la que el miedo -que revela una profunda inseguridad existencial- juega un papel tan decisivo que bloquea tantas energías e impulsos hacia el futuro, que se percibe cada vez más incierto, sobre todo entre los jóvenes”.

De dónde sale el valor de decir yo
Entonces, se pregunta el Papa, de dónde puede salir el valor para decir «yo», ese valor proviene en el “fenómeno llamado encuentro: «Sólo en el fenómeno del encuentro es posible que el yo decida, que se haga capaz de aceptar, reconocer y acoger. El valor de decir «yo» nace ante la verdad, y la verdad es una presencia», El Pontífice afirma que desde el día en que se hizo carne y vino a habitar entre nosotros, Dios ha dado al hombre la posibilidad de salir del miedo y encontrar la energía del bien siguiendo a su Hijo, muerto y resucitado.

Francisco recuerda que «la relación filial con el Padre eterno, que se hace presente en las personas alcanzadas y cambiadas por Cristo, da consistencia al ego, liberándolo del miedo y abriéndolo al mundo con una actitud positiva. Genera una voluntad de bien», y menciona su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: «Toda experiencia auténtica de la verdad y la belleza busca su propia expansión, y toda persona que experimenta una liberación profunda adquiere una mayor sensibilidad hacia las necesidades de los demás. Comunicándolo, el bien arraiga y se desarrolla». Es esta experiencia, afirma, la que infunde el valor de la esperanza:
«El encuentro con Cristo, dejándose asir y guiar por su amor, amplía el horizonte de la existencia, le da una esperanza sólida que no defrauda. La fe no es un refugio para personas sin valor, sino la expansión de la vida. Nos hace descubrir una gran llamada, la vocación al amor, y nos asegura que este amor es fiable, que vale la pena entregarse a él, porque su fundamento se encuentra en la fidelidad de Dios, más fuerte que toda nuestra fragilidad» (ID, Enc. Lumen fidei, 53).

Sobre todo, la razón profunda del valor del cristiano es Cristo, se lee en el mensaje, «es el Señor resucitado quien es nuestra seguridad, quien nos hace experimentar una profunda paz incluso en medio de las tormentas de la vida. El Santo Padre espera que durante la semana del Encuentro los organizadores e invitados den un testimonio vivo, haciendo suya la tarea indicada en el documento programático de su pontificado: «Muchos […] buscan a Dios en secreto, movidos por la nostalgia de su rostro, incluso en los países de antigua tradición cristiana. [Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría, señala un hermoso horizonte, ofrece un banquete deseable» (Evangelii gaudium, 14).

Patricia Ynestroza (Vatican News)
Imagen: El Papa toma las manos de algunos fieles

Francisco en la Audiencia: ¿Vivimos bajo el poder de la Ley o como hijos de Dios?

¿Cuál es, según la Carta a los Gálatas, el papel de la Ley? Con esta pregunta el papa Francisco comienza la catequesis correspondiente a este 18 de agosto, durante la Audiencia General.

Ciudad del vaticano, 18 de agosto 2021.- El Papa Francisco, en la catequesis de la Audiencia General de este 18 de agosto se pregunta por el papel de la Ley en la Carta a los Gálatas (Gal 3, 23-25). Seguidamente afirma: “En el pasaje que hemos escuchado, Pablo sostiene que la Ley ha sido como un pedagogo. Es una bonita imagen, que merece ser comprendida en su auténtico significado”.

Para comprender el auténtico significado de la ley en el pensamiento paulino, el Papa subraya que “El apóstol parece sugerir a los cristianos dividir la historia de la salvación, y también su historia personal, en dos momentos: antes de haberse hecho creyentes y después de haber recibido la fe”.

Antes y después de la Ley
Entre el antes y el después está el evento de la muerte y resurrección de Jesús. “Por tanto, afirma el Papa, a partir de la fe en Cristo hay un “antes” y un “después” respecto a la misma Ley. La historia precedente está determinada por el estar “bajo la Ley”; la sucesiva va vivida siguiendo al Espíritu Santo (cfr Gal 5,25).

El Papa llama la atención sobre una expresión utilizada por Pablo: estar “bajo la Ley” y afirma: “El Apóstol lo explicita diciendo que cuando uno está “bajo la Ley” se está como “vigilado” o “cerrado”, una especie de custodia preventiva. Este tiempo, dice San Pablo, ha durado mucho, y se perpetúa hasta que se vive en el pecado”.

Francisco subraya que “la Ley lleva a definir la trasgresión y hacer a las personas conscientes del propio pecado. Es más, como enseña la experiencia común, el precepto termina por estimular la trasgresión” y añade: “De forma lapidaria, Pablo fija su visión de la Ley: «El aguijón de la muerte es el pecado; y la fuerza del pecado, la Ley» (1 Cor 15,56).

El rol pedagógico de la Ley
El Papa recuerda la función del pedagogo en la antigüedad, que es diferente de la actual: “se trataba de un esclavo que tenía el encargo de acompañar al hijo del amo cuando iba donde el maestro y después acompañarlo de nuevo a casa. Así tenía que protegerlo de los peligros y vigilarlo para que no asumiera comportamientos inadecuados. Su función era más bien disciplinaria. Cuando el joven se convertía en adulto, el pedagogo cesaba sus funciones. El pedagogo al que se refiere Pablo no era el maestro, no: [era] el que acompañaba al niño a la escuela, lo supervisaba y lo llevaba a casa”.

Función positiva de la Ley
En este sentido, dice el Papa, la función pedagógica de la Ley, la Torah, con el pueblo israelita, si bien tuvo elementos restrictivos, “al mismo tiempo había protegido a su pueblo, lo había educado, disciplinado y sostenido en su debilidad, especialmente la protección frente al paganismo; había tantas actitudes paganas en aquellos días”.

Por lo tanto, para el apóstol Pablo, afirma Francisco, “la Ley posee ciertamente su propia función positiva, pero limitada en el tiempo. No se puede extender su duración más allá de toda medida, porque está unida a la maduración de las personas y a su elección de libertad. Una vez que se alcanza la fe, la Ley agota su valor propedéutico y debe ceder el paso a otra autoridad”.

El papa llama la atención de los fieles al afirmar: “¿Qué significa esto? Que cuando se acabe la ley podamos decir: «Creemos en Jesucristo y hacemos lo que queremos…» ¡No! Los mandamientos están ahí, pero no nos justifican. Lo que nos justifica es Jesucristo. Los mandamientos hay que cumplirlos, pero no nos hacen justicia; está la gratuidad de Jesucristo, el encuentro con Jesucristo que nos justifica gratuitamente. El mérito de la fe es recibir a Jesús. El único mérito: abrir el corazón. ¿Y qué hacemos con los mandamientos? Consérvalos, pero como ayuda para el encuentro con Jesucristo”.

Vivir como hijos de Dios
El Obispo de Roma invita a ver la enseñanza sobre el valor de la Ley con cuidado y así evitar malentendidos y dar pasos en falso:
Nos hará bien preguntarnos si todavía vivimos en el período en que necesitamos la Ley, o si somos bien conscientes de que hemos recibido la gracia de convertirnos en hijos de Dios para vivir en el amor. ¿Cómo vivo? ¿Con el temor de que si no lo hago iré al infierno? ¿O también vivo con esa esperanza, con esa alegría de la gratuidad de la salvación en Jesucristo? Es una hermosa pregunta. Y también la segunda: ¿desprecio los mandamientos? No, no lo sé. Los observo, pero no como absolutos, porque sé que lo que me justifica es Jesucristo.

Vatican News

El Papa: vacunarse es un acto de amor

En un videomensaje dirigido a los pueblos de América Latina, Francisco invita a vacunarse contra el coronavirus: un gesto sencillo pero profundo para un futuro mejor. Los prelados del norte al sur del continente se hicieron eco de él: es necesario ser responsable del bien común, porque somos una sola familia.

Ciudad del Vaticano, 18 de agosto 2021.- El Papa Francisco ha subrayado en repetidas ocasiones que la salud es un derecho de todos y debe ser protegida para todos. Sus palabras se han traducido a menudo en gestos concretos de ayuda, especialmente para los países más afectados por la pandemia y con menos recursos, mediante el envío de suministros médicos y fondos. Por otra parte, a finales de mayo concluyó la vacunación anti-Covid19 en el Vaticano con la administración del medicamento a 300 personas vulnerables y pobres. La voz del Papa siempre ha invitado a los ciudadanos -subrayando también la conveniencia de suspender las patentes de las empresas farmacéuticas- a aceptar la inmunización extensiva como un bien común universal. Hoy el Pontífice vuelve a tocar el tema, esta vez apelando a las conciencias de todos, con un videomensaje en el que pide una actitud responsable para afrontar juntos la pandemia.

Invitación a colaborar entre sí
Con espíritu fraternal, me uno a este mensaje de esperanza para un futuro mejor. Gracias a Dios y al trabajo de muchos, hoy disponemos de vacunas para protegernos del Covid-19. Esto da esperanzas de acabar con la pandemia, pero sólo si están al alcance de todos y si trabajamos juntos.

El amor también es social y político
El Papa nos invita a considerar el amor como un prisma que refleja la luminosidad de gestos que se creen pequeños pero que tienen una repercusión universal:
«Vacunarse, con vacunas autorizadas por las autoridades competentes, es un acto de amor. Y ayudar a que la mayoría de la gente se vacune es un acto de amor. Amor por uno mismo, amor por la familia y los amigos, amor por todos los pueblos. El amor es también social y político, existe el amor social y el amor político, es universal, siempre desbordante de pequeños gestos de caridad personal capaces de transformar y mejorar las sociedades».

Un gesto sencillo pero profundo
El agradecimiento y la bendición de Francisco se entrelazan con una invitación a realizar un gesto que él compara con un grano de arena. Todos podemos, con la vacunación, cooperar en un futuro mejor:

Los llamamientos conjuntos de los prelados latinoamericanos
El llamamiento del Papa encuentra eco en varios cardenales de la región, que recuerdan unánimemente la necesidad de vacunarse contra el coronavirus. El mexicano José Horacio Gómez, presidente de los obispos de Estados Unidos, espera que con la ayuda de la fe la gente pueda afrontar los riesgos de la pandemia y que todos podamos vacunarnos. Carlos Aguiar Retes, arzobispo de la Ciudad de México, llamó a la vacunación desde el norte hasta el sur del continente porque -dijo- todos estamos interconectados y la esperanza debe ser sin exclusión. El cardenal Hummes, de Brasil, se hace eco de las palabras del Papa: vacunar es un acto de amor para todos y señala que los heroicos esfuerzos del personal sanitario han producido vacunas seguras y eficaces para toda la familia humana. El cardenal salvadoreño Rosa Chávez habló de una «responsabilidad moral para toda la comunidad»: «Nuestra decisión de vacunar afecta a otros. El cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga también expresó su apoyo a la campaña de concienciación: «Todavía tenemos que aprender más sobre el virus, pero una cosa es cierta: las vacunas autorizadas funcionan y salvan vidas, son una clave para la curación personal y universal». Desde Perú, Monseñor Miguel Cabrejos, presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), hizo un llamamiento a la unidad y retomó el aspecto de la protección de nuestra salud integral, invitando a vacunarse porque «la vacunación es segura y eficaz».

Vatican News

Dolor del Papa por el brutal asesinato de dos religiosas en Sudán del Sur

Las condolencias del Pontífice por el asesinato de dos religiosas de la Congregación del Sagrado Corazón, en el país africano, el pasado 15 de agosto.

Ciudad del Vaticano, 17 de agosto 2021.- En un telegrama firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, el Papa Francisco se mostró «profundamente entristecido al conocer el brutal ataque a un grupo de Religiosas de la Congregación del Sagrado Corazón el pasado domingo, que provocó la muerte de sor María Abud y sor Regina Roba». El Pontífice expresa sus condolencias a las familias y a la comunidad religiosa «por este acto de violencia sin sentido». Y confía en que su sacrificio «haga avanzar la causa de la paz, la reconciliación y la seguridad en la región».

El brutal ataque
Las dos Religiosas fueron asesinadas en una emboscada en la carretera que une la capital sur sudanesa, Juba, con Nimule, en la frontera con Uganda. Las Religiosas, junto con algunas hermanas y varios fieles, regresaban a Juba tras participar en la celebración del centenario de la creación de la parroquia de Loa, en la diócesis de Torit, donde la iglesia está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Viajaban en un autobús que fue atacado por hombres armados. Como resultado del ataque, murieron la hermana María, la hermana Regina y otras tres personas, según fuentes locales.

Una carretera sujeta a continuas emboscadas
No es la primera vez que se producen incidentes graves en la carretera que une Juba con Nimule. La mayoría de las mercancías, incluidos los alimentos, que abastecen los mercados de la capital, los más importantes del país, pasan por la carretera, la única pavimentada de Sudán del Sur. Nigrizia recuerda que cada vez son más frecuentes las emboscadas a convoyes de camiones procedentes de Kampala, la capital ugandesa, y a camiones cargados de contenedores que llegan desde el puerto keniano de Mombasa. La emboscada al convoy de fieles que regresaba de la celebración del centenario de Loa se inscribe en el contexto de un país desgarrado por la violencia y la inestabilidad.

Amedeo Lomonaco (Vatican News)

El Papa reza por Afganistán: buscar soluciones en la mesa de diálogo

Tras el rezo del Ángelus, Francisco se sumó a la preocupación unánime por la situación del país e imploró que cese el ruido de las armas.

Ciudad del Vaticano, 16 de agosto 2021.- Os ruego que recéis conmigo al Dios de la paz para que cese el ruido de las armas y se encuentren soluciones en la mesa del diálogo. Sólo así la población martirizada de ese país -hombres, mujeres, ancianos y niños- podrá regresar a sus hogares y vivir en paz y seguridad con pleno respeto mutuo.

Así, el Papa Francisco, esta mañana tras el Ángelus en la Plaza de San Pedro, se ha sumado a «la preocupación unánime por la situación en Afganistán», donde los talibanes se han apoderado ahora también de la capital, Kabul.

El avance hacia la capital
El avance de los combatientes en el país ha sido inexorable. Los helicópteros aterrizan cerca de la embajada estadounidense en la capital mientras los vehículos diplomáticos salen del complejo. Con la capitulación de Mazar-i-Sharif, Maymana y Jalalabad -la quinta ciudad más grande de Afganistán- el número de capitales de provincia que han caído en manos de los talibanes ha aumentado a 26. La mayoría de las ciudades se rindieron sin luchar. Avanzando a gran velocidad, los talibanes consiguieron controlar todos los pasos fronterizos de Afganistán y el aeropuerto de Kabul quedó como única vía de salida del país. El ministro del Interior paquistaní, Sheikh Rashid Ahmed, confirmó que los talibanes habían conquistado el lado afgano del paso fronterizo de Torkham, el último que había permanecido bajo control gubernamental.

Ministro del Interior: la transición será pacífica
«Kabul no será atacada y la transición tendrá lugar de forma pacífica». Esto es lo que dijo el Ministro del Interior afgano interino, Abdul Sattar Mirzakwal, en un vídeo, filmado por Tolo news. El ministro aseguró a los habitantes de Kabul que las fuerzas de seguridad garantizarán la seguridad de la ciudad. Mientras tanto, el Reino Unido se prepara para la evacuación del embajador británico en Kabul, Sir Laurie Bristow. Seiscientos soldados están desplegados en la capital para la evacuación de los ciudadanos británicos restantes y de los afganos que han colaborado con el ejército de Londres. No hay planes para evacuar la embajada rusa en Kabul, mientras los diplomáticos continúan su trabajo. Así lo anunció Zamir Kabulov, enviado especial del presidente ruso para Afganistán, director del segundo departamento de Asia del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Los talibanes: no utilizaremos la violencia
Los talibanes también tomaron la importante prisión del aeropuerto de Bagram y todos los detenidos fueron trasladados a un lugar seguro. La universidad de Kabul, en la parte occidental de la capital afgana, está bajo su control; su bandera ha sido izada en un distrito de la ciudad. Sin embargo, han asegurado que no utilizarán la fuerza en Kabul y que están negociando una transición de poder. Mientras tanto, el líder de los talibanes en Doha (Qatar) ordenó a los combatientes que se mantuvieran a las puertas de la ciudad, que no hicieran uso de la violencia y que evitaran muertos y heridos. Hasta el momento, no se ha producido ningún combate.

Biden: He heredado esta guerra, no se la pasaré a mi sucesor
El número de soldados enviados por Estados Unidos a Kabul para organizar la evacuación del personal de la embajada estadounidense ha pasado de 3.000 a 5.000. El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony J. Blinken, habló ayer con el Presidente de la República Islámica de Afganistán, Ashraf Ghani, sobre la evolución de los acontecimientos en Afganistán. Ambos, según el portavoz de Blinken, Ned Price, hablaron de la urgencia de los esfuerzos diplomáticos y políticos en curso para reducir la violencia. El Secretario hizo hincapié en el compromiso de Estados Unidos de mantener una sólida relación diplomática y de seguridad con el gobierno de Afganistán y «nuestro continuo apoyo al pueblo afgano». El Presidente Biden declaró que había heredado esta guerra y señaló: «No quiero, ni quiero, pasar esta guerra a mi sucesor».

EE.UU.: Si la misión se pone en peligro, la respuesta militar será «rápida y contundente»
Además, Biden está anunciando una serie de acciones en respuesta a la situación actual en Afganistán, entre las que se incluye dar instrucciones a la comunidad de inteligencia para mantener la vigilancia y así hacer frente a futuras amenazas terroristas desde Afganistán. Dio instrucciones a Blinken para que apoyara al presidente afgano Ghani diciéndole a los representantes de los talibanes en Doha que cualquier acción suya sobre el terreno en Afganistán que ponga en peligro al personal estadounidense o a la misión en ese país será respondida con una «respuesta militar rápida y contundente.» Biden dio instrucciones a la embajadora Tracey Jacobson para «procesar, transportar y reubicar a los solicitantes de visados especiales para inmigrantes afganos y otros aliados afganos».

Puente aéreo para repatriar a los italianos
Mientras tanto, se está preparando un puente aéreo para los italianos en Afganistán y el Parlamento está dispuesto a debatir y acelerar los procedimientos para la acogida de los afganos que han colaborado con los italianos en los últimos años. Esta noche, a las 21.30 horas, el vuelo de la Fuerza Aérea para la repatriación de los italianos despegará del aeropuerto de Kabul: «Les invitamos a abandonar el país por este medio», reza el correo electrónico enviado a todos los italianos en el país. En los próximos días, todas las oficinas de representación de los países de la Alianza deberán ser evacuadas y una guarnición de algunos diplomáticos podrá permanecer sólo en la zona del aeropuerto de Kabul.

La Iglesia invita a rezar por el destino del país
La crisis en el país asiático hace que se cumplan trágicamente las preocupaciones expresadas por los religiosos in situ, en particular por el padre Scalese, que -ayer mismo en nuestros micrófonos- había lanzado un sentido llamamiento a todos los cristianos para que recen a fin de que el dolor de la guerra no continúe entre la población, ya agotada.

Comisión de la UE: se necesita urgentemente un pacto europeo sobre migración
«Lo que está ocurriendo en Afganistán nos recuerda que Europa no puede esperar más. La crisis en Afganistán, pero no sólo allí, hace aún más evidente que el momento es ahora, que es hora de acordar un nuevo pacto europeo sobre la migración». Esto es lo que dijo Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión Europea, en una entrevista con «La Stampa». Es un asunto que concierne a todos, y para el que necesitamos un enfoque de equipo, holístico e integrador».

Antonella Palermo (Vatican News)
Imagen: Desplazados internos en un parque de Kabul