El Papa a los sacerdotes ancianos: la vejez no es una enfermedad

Francisco envía un mensaje a los sacerdotes que participan en la Jornada de Fraternidad con los obispos lombardos: «No son sólo objeto de asistencia, sino protagonistas activos de la comunidad». «Recen por mí, que estoy un poco viejo y un poco enfermo, pero no tanto». Misa con el arzobispo Delpini, una oración por los sacerdotes muertos en Italia a causa de la pandemia de Covid.

Ciudad del Vaticano, 16 de septiembre 2021.- La vejez no es una enfermedad, sino un privilegio. En una carta a los sacerdotes ancianos y enfermos de Lombardía, el Papa afirma: «Están viviendo una estación, la vejez, que no es una enfermedad sino un privilegio», el privilegio de » asemejarse a Jesús que sufre». El grupo de sacerdotes se ha reunido hoy en Caravaggio, con motivo del Día de la Fraternidad, junto con los obispos de la región. La carta del Papa les fue entregada por el obispo emérito de Mantua, monseñor Roberto Busti.

La enfermedad también es un privilegio
También quien está enfermo, escribe el Papa en su texto, «vive un privilegio» que es el de asemejarse a Jesús «que sufre, y llevar la cruz precisamente como Él». Por eso, la comunidad que atiende a los enfermos «está firmemente arraigada en Jesús». En esta comunidad, los sacerdotes ancianos no son sólo «objetos de asistencia» sino «protagonistas activos», asegura el Papa, porque son «portadores de sueños cargados de memoria y, por tanto, muy importantes para las generaciones más jóvenes».

«Recen por mí, que estoy un poco viejo y un poco enfermo»
«De ustedes viene la linfa para florecer en la vida cristiana y en el ministerio», dice el Papa en las últimas líneas de su carta. Concluye con la habitual petición de oración por él, acompañada de una broma referida a su salud tras la operación de colon del pasado mes de julio: » Les pido, por favor, que recen por mí, que estoy un poco viejo y un poco enfermo, ¡pero no tanto!».

Oración por los sacerdotes muertos de Covid
La Jornada de la Fraternidad, informa la Iglesia de Milán, tuvo lugar con ocasión del habitual encuentro de la Conferencia Episcopal de Lombardía y fue promovida por Unitalsi Lombarda y Cel, con la colaboración organizativa de la Fondazione Opera Aiuto Fraterno. Una procesión de los sacerdotes presentes introdujo el encuentro, al que siguió una misa en el santuario de Santa María del Fonte, presidida por el arzobispo de Milán, monseñor Mario Delpini, y los demás obispos lombardos. Por expreso deseo de Delpini, se rezó en memoria de todos los sacerdotes lombardos víctimas de la pandemia del Covid-19. De los casi 300 sacerdotes muertos en Italia, 92 eran lombardos.

Salvatore Cernuzio (Vatican News)

Ocho consejos del Papa para una buena vida en Asociación, Movimiento o Comunidad

El Papa Francisco se reúne con los moderadores de Asociaciones de fieles, Movimientos Eclesiales y Muevas Comunidades, reunidos en Roma para reflexionar sobre “la responsabilidad del gobierno en las asociaciones de laicos” y les da algunos consejos útiles para responder a los desafíos y los cambios como verdaderos cristianos.

Ciudad del Vaticano, 16 de septiembre 2021.- “La pertenencia a una asociación, a un movimiento o a una comunidad, sobre todo si se refieren a un carisma, no debe encerrarnos en un «barril de hierro», hacernos sentir seguros, como si no fuera necesario responder a los desafíos y a los cambios”. Ha sido uno de los varios consejos que hoy el Papa Francisco ha querido dar a los moderadores de Asociaciones de fieles, Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades que se han reunido con el Pontífice esta mañana en el Aula del Sínodo en el Vaticano.

Hoy el Papa Francisco se ha encontrado con unos 80 moderadores de diferentes Asociaciones de fieles, Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades que se encuentran reunidos gracias a un evento organizado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, para reflexionar sobre el tema: “La responsabilidad del Gobierno en las Asociaciones de laicos: un servicio eclesial”. Lo primero que ha hecho el Santo Padre es agradecerles por varios motivos: En primer lugar, por su compromiso en vivir y testimoniar el Evangelio en las realidades ordinarias de la vida y especialmente en los países más pobres, “donde muchos de vosotros estáis presentes” ha dicho el Papa. En segundo lugar, les ha dado las gracias “porque no han parado durante la pandemia”: “no habéis dejado de aportar vuestra solidaridad, vuestra ayuda, vuestro testimonio evangélico incluso en los meses más duros, cuando los contagios eran muy altos. Habéis sido testigos de esa (bendita) pertenencia común de la que no podemos escapar: la pertenencia como hermanos”.

Tras los agradecimientos, el Pontífice ha citado uno a uno algunos consejos útiles para la vida en comunidad, movimiento o asociación:

Todos los bautizados tienen la tarea de evangelizar
El primer consejo del Papa ha sido que «debemos entender que la evangelización es un mandato que viene del Bautismo» y el Bautismo «nos hace sacerdotes juntos, en el sacerdocio de Cristo». De hecho, el Papa asegura que no hay que esperar a que venga el sacerdote, el cura a evangelizar, el misionero: «Sí, lo hacen muy bien, pero los bautizados tienen la tarea de evangelizar. Y ustedes han despertado esto con sus movimientos. Y esto es muy bueno».

¡Un Evangelio sofisticado, no es Evangelio!
Después, el Papa ha citado a la Madre Teresa para hablar sobre la tentación del ateísmo cuando llega en la oración: «La pobre Madre Teresa sufrió tanto porque es una venganza del diablo que vayamos allí, a las periferias donde está Jesús, donde nació Jesús, ¿no? Preferimos un Evangelio sofisticado, un Evangelio destilado. Y esto no es el Evangelio». Por tanto, el consejo del Papa es que el Evangelio es esto, aquellos que, estando en las periferias existenciales de nuestras sociedades, experimentan en carne propia el abandono y la soledad, y sufren muchas necesidades materiales y pobreza moral y espiritual. «Nos hará bien a todos recordar cada día no sólo la pobreza de los demás, sino también, y sobre todo, la nuestra» ha dicho Francisco.

Sentir la responsabilidad de construir el futuro del pueblo de Dios
Otro de los consejos del Papa ha sido que recuerden siempre que construir el futuro no significa dejar el presente que estamos viviendo: “Como miembros de asociaciones de fieles, movimientos eclesiales internacionales y otras comunidades, tenéis la responsabilidad de construir el futuro del Santo Pueblo fiel de Dios, pero debéis recordar siempre que construir el futuro no significa dejar el presente que estamos viviendo. Por el contrario, hay que preparar el futuro aquí y ahora, en la cocina. aprendiendo a escuchar y a discernir el tiempo presente con honestidad y valentía, y con una disposición al encuentro constante con el Señor y a una constante conversión personal”. De hecho – ha dicho el Papa – si no se lleva a cabo esta actitud, se corre el riesgo “de vivir en un «mundo paralelo», destilado, lejos de los verdaderos desafíos de la sociedad, de la cultura y de todas las personas que viven a tu lado y que esperan tu testimonio cristiano”.

Aceptar cambiar modos anticuados y métodos de Apostolado que ya no son eficaces
“La pertenencia a una asociación, a un movimiento o a una comunidad, sobre todo si se refieren a un carisma, no debe encerrarnos en un «barril de hierro», hacernos sentir seguros, como si no fuera necesario responder a los desafíos y a los cambios”. El Papa Francisco recuerda a los moderadores que todos los cristianos estamos siempre en movimiento, siempre en conversión, siempre discerniendo para hacer la voluntad de Dios y es por ello – puntualiza – “que el carisma al que pertenecemos debe ser profundizado cada vez más, y debemos reflexionar juntos para encarnarlo en las nuevas situaciones que vivimos”.

Pero, ¿cómo se consigue esto? El consejo del Papa es que tengamos “una gran docilidad y humildad, para reconocer nuestros límites y aceptar cambiar modos de hacer y de pensar anticuados, o métodos de apostolado que ya no son eficaces, o formas de organización de la vida interna que han resultado inadecuadas o incluso perjudiciales”.

El camino del Evangelio no es un viaje turístico
«En ocasiones, nos encontramos con algunos laicos que confunden el camino con un viaje turístico o confunden el camino con un girar siempre sobre si mismo, sin poder avanzar». El Papa Francisco también advierte que «el camino del Evangelio no es un viaje turístico. Es un reto: cada paso es un reto y cada paso es una llamada de Dios, cada paso es – como decimos en mi país – poner la carne en el asador». El Santo Padre aconseja pues que debemos estar siempre en movimiento, siempre en conversión, siempre discerniendo para hacer la voluntad de Dios y pensar que somos «lo nuevo» en la Iglesia «es una tentación que le ocurre muy a menudo a las nuevas congregaciones o movimientos».

Las tareas de gobierno que se os encomiendan no son otra cosa que una llamada a servir
El sexto consejo del Pontífice esta relacionado con el ejercicio de la gobernanza en el seno de las asociaciones y los movimientos. Se trata de un tema especialmente interesante para el Papa – ha dicho – “sobre todo teniendo en cuenta los casos de abusos de diversa índole que se han producido en estos grupos y que siempre tienen su origen en el abuso de poder”. Por tanto, el consejo del Papa es aceptar que: “en las tareas de gobierno que se os encomiendan en los grupos de laicos a los que pertenecéis no son otra cosa que una llamada a servir”.

Pero, ¿qué significa para un cristiano servir? El Papa señala dos obstáculos que un cristiano puede encontrar en su camino y que le impiden convertirse en un verdadero servidor de Dios y de los demás: el «deseo de poder» y la “deslealtad”.

Rotación en los puestos de gobierno
En cuanto a ese «deseo de poder», el Papa pone el ejemplo de Jesús: “Él nos enseñó que el que manda debe hacerse como el que sirve y que, si alguno quiere ser el primero, que sea el servidor de todos». Pues, tal y como advierte el Santo Padre, “nuestro deseo de poder se puede expresar de muchas maneras en la vida de la Iglesia; por ejemplo, cuando creemos, en virtud del papel que tenemos, que tenemos que tomar decisiones sobre todos los aspectos de la vida de nuestra asociación, diócesis, parroquia, congregación. Delegamos en otros las tareas y responsabilidades de ciertas áreas, ¡pero sólo en teoría! Sin embargo, en la práctica, la delegación en los demás se ve vaciada por el afán de estar en todas partes”. Es por ello que el Papa recuerda que esta voluntad de poder anula toda forma de subsidiariedad y es una mala manera de «disciplinar», por tanto, su consejo es: “prever una rotación en los puestos de gobierno y una representación de todos los miembros en vuestras elecciones”.

No se puede servir al Señor y a otras cosas: esto es doble juego
Por ultimo, Francisco advierte de otro obstáculo para el verdadero servicio cristiano: la deslealtad. “Lo encontramos cuando alguien quiere servir al Señor, pero también sirve a otras cosas que no son el Señor. E dietro a altre cose, sempre ci sono i soldi, no? ¡Es un poco como jugar un doble juego! Decimos con palabras que queremos servir a Dios y a los demás, pero en los hechos servimos a nuestro ego, y nos entregamos a nuestro deseo de aparentar, de obtener reconocimiento, aprecio… No olvidemos que el verdadero servicio es gratuito e incondicional, no conoce cálculos ni exigencias”, dice el Papa.

Por ello, el ultimo consejo del Papa es: “en el desempeño de la función de gobierno que se nos ha confiado, aprendamos a ser verdaderos servidores del Señor y de nuestros hermanos, aprendamos a decir «somos siervos inútiles» y tengamos presente esta expresión de humildad, de docilidad a la voluntad de Dios, que tanto bien hace a la Iglesia y recuerda la actitud adecuada para trabajar en ella: el servicio humilde, del que Jesús nos dio ejemplo, lavando los pies a los discípulos”.

Mireia Bonilla (Vatican News)
Imagen: Consejos útiles del Papa para responder a los desafíos y los cambios como verdaderos cristianos. (@VaticanMedia)

Papa: La mariología es una presencia necesaria de diálogo entre culturas

El Papa Francisco envía un mensaje a los participantes del 25º Congreso Mariológico Internacional que se esta celebrando del 8 al 11 de septiembre 2021 de manera online.

Ciudad del Vaticano, 8 de septiembre 2021.- Da inicio hoy el 25º Congreso Mariano Internacional sobre el tema “María entre las teologías y las culturas hoy. Modelos, comunicaciones, perspectivas” y el Papa Francisco ha aprovechado para dirigirse a los más de 300 participantes, representantes de sociedades mariológicas y estudiosos de todo el mundo que participan, para recordarles que “nuestro regocijo no debe olvidar el grito silencioso de tantos hermanos y hermanas que viven en condiciones de gran dificultad, agravadas por la pandemia”. Ha sido organizada por la Pontificia Academia Mariana Internationalis y presidida en nombre del Papa por el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, la conferencia se celebrará por primera vez por videoconferencia.

La actividad de la Pontificia Academia Mariana Internationalis
En sus más de sesenta años de actividad, la Pontificia Academia Mariana Internationalis ha reunido a los estudiosos de la mariología de todo el mundo, sobre todo mediante la celebración de los Congresos Mariológicos Internacionales, en los que ha ofrecido ideas y reflexiones en un mundo cambiante y en una época de cambio que está transformando rápidamente el modo de vivir, de relacionarse, de comunicar y procesar el pensamiento, de relacionarse entre las generaciones humanas y de entender y vivir la fe. Tales Congresos – ha dicho el Papa – «son un claro testimonio de cómo la mariología es una presencia necesaria de diálogo entre culturas, capaz de alimentar la fraternidad y la paz».

María se convierte en la voz de los sin voz
También les ha citado una frase de su reciente Encíclica Fratelli tutti, en la que habla de cuanto nos ayuda en esta tarea María: “María, en la belleza del seguimiento del Evangelio y en su servicio al bien común de la humanidad y del planeta, nos enseña siempre a escuchar estas voces, y ella misma se convierte en la voz de los sin voz para hacer nacer un mundo nuevo, en el que todos seamos hermanos, en el que haya lugar para todos los rechazados por nuestras sociedades”.

María, la Madre de todos
Después, el Santo Padre explica que es precisamente en las fronteras donde la Madre del Señor tiene su presencia específica: “es la Madre de todos, independientemente de la etnia o la nacionalidad”. “Así – continúa – la figura de María se convierte en un punto de referencia para una cultura capaz de superar las barreras que pueden crear división”. Y es por eso – insiste el Papa – “que, en el camino de esta cultura de la fraternidad, el Espíritu nos llama a acoger de nuevo el signo de consuelo y de esperanza segura que tiene el nombre, el rostro y el corazón de María, mujer, discípula, madre y amiga”.

El misterio del Verbo hecho carne
Recordando las palabras del Papa Benedicto XVI, Francisco ha subrayado cómo «el misterio que encierra la persona de María es el misterio del Verbo de Dios encarnado». Una Palabra que alimenta la «piedad popular», que precisamente de la Virgen «se nutre naturalmente».

Mireia Bonilla (Vatican News)
Imagen: Papa Francisco y la Virgen.

Mensaje conjunto del Papa, el Patriarca Bartolomé I y el Arzobispo Welby

Tiempo de la Creación. El Papa Francisco, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I y el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, se unen por primera vez en un llamamiento urgente por el futuro del planeta.

7 de septiembre 2021.- Por primera vez, los líderes de la Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa Oriental y la Comunión Anglicana advierten conjuntamente acerca de la urgencia de la sostenibilidad del medio ambiente, su impacto en la pobreza y la importancia de la cooperación mundial.

Elección de la vida
El Papa Francisco, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I y el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, instan a todos a desempeñar su papel en la «elección de la vida» para el futuro del planeta.

En una declaración conjunta, los líderes cristianos han pedido a la gente que rece, en este tiempo cristiano de la Creación, por los líderes mundiales antes de la COP26 de noviembre. En la declaración se lee:
«Hacemos un llamamiento a todos, sea cual sea su creencia o visión del mundo, para que se esfuercen por escuchar el clamor de la tierra y de los pobres, examinando su comportamiento y comprometiéndose a hacer sacrificios significativos por el bien de la tierra que Dios nos ha dado».

En la declaración conjunta los firmantes hacen una clara advertencia:
«Hoy estamos pagando el precio… Mañana podría ser peor».

Y concluyen afirmando:
«Este es un momento crítico. El futuro de nuestros hijos y el de nuestra casa común dependen de ello».

Los tres líderes cristianos aluden a la injusticia y a la desigualdad. De hecho, refiriéndose a la injusticia ante la que estamos, escriben:
“La pérdida de la biodiversidad, la degradación del medio ambiente y el cambio climático son las consecuencias inevitables de nuestras acciones, ya que hemos consumido con avidez más recursos de la tierra de los que el planeta puede soportar. Pero también nos enfrentamos a una profunda injusticia: las personas que soportan las consecuencias más catastróficas de estos abusos son las más pobres del planeta y las que menos responsabilidad han tenido en su provocación”

Economías justas y sostenibles
La declaración hace un llamamiento a la gente para que se rece:

  • Por los líderes mundiales antes de la COP26.
  • Por las personas, para que hagan sacrificios significativos por el bien del planeta, trabajando juntos y asumiendo la responsabilidad de cómo utilizamos nuestros recursos.
  • Y por los que tienen responsabilidades de largo alcance, para que elijan los beneficios centrados en las personas y lideren la transición hacia economías justas y sostenibles.

Vatican News

El Papa a la asociación Lazare: «Id a las periferias, están llenas de soledad»

La organización francesa que se ocupa de los pobres y los sin techo, acogiéndolos en pisos «solidarios» junto a jóvenes de distintas edades, cumple diez años. El aniversario se celebró con el Pontífice, que les dirigió un discurso en el que recordó que «en un ambiente lleno de indiferencia y egoísmo, nos hacéis comprender que los valores de la vida auténtica se encuentran en la acogida de las diferencias y el respeto de la dignidad humana».

Ciudad del Vaticano, 28 de agosto 2021.- «Ir a las periferias, que suelen estar llenas de soledad, tristeza, heridas interiores y pérdida de ganas de vivir. Con tus palabras y acciones, derrama el aceite de la consolación y la curación en los corazones heridos». En el discurso pronunciado, el Papa Francisco alienta la misión de Lazare, una asociación francesa que se ocupa de los pobres y los sin techo, alojándolos en pisos «solidarios» junto a jóvenes de diferentes edades. Este proyecto innovador, nacido en Francia y que ahora se extiende a otros países, cumple ahora diez años. Precisamente con motivo del décimo aniversario, voluntarios e invitados de Lazare son recibidos por el Papa, que ya se había reunido con una pequeña representación de la asociación en la Casa Santa Marta el 21 de mayo.

Acoger, cuidar y escuchar son los auténticos valores
En el discurso entregado, el Papa expresa en primer lugar su profunda gratitud a los trabajadores y voluntarios de Lazare «por la hermosa experiencia que estáis viviendo en la convivencia y la fraternidad que vivís cada día»: «Tenéis la oportunidad de ser, no sólo para vosotros mismos sino también para el mundo, un escaparate de la amistad social que todos estamos llamados a vivir».

En un entorno lleno de indiferencia, individualismo y egoísmo, nos haceis comprender que los valores de la vida auténtica se encuentran en la acogida de las diferencias, el respeto de la dignidad humana, la escucha, la atención y el servicio a los más humildes».

«Sólo cultivando este tipo de relaciones haremos posible una amistad social inclusiva y una fraternidad abierta a todos», subrayó Francisco.

Los pobres son preciosos a los ojos de Dios
A continuación, el Pontífice se dirige a los pobres, los enfermos y los sin techo, que son acogidos diariamente por la asociación. A ellos la invitación es a no desanimarse: «En la sociedad, puedes sentirte aislado, rechazado y sufrir la exclusión. Pero no te rindas… Sigan adelante, cultivando en sus corazones la esperanza de una alegría contagiosa».
Tu testimonio de vida nos recuerda que los pobres son verdaderos evangelizadores porque fueron los primeros en ser evangelizados y llamados a compartir la felicidad del Señor y su Reino.

Como en la audiencia de mayo, el Papa recuerda que los pobres tienen «un lugar especial» en el corazón de Dios: «Aunque el mundo os mire con desprecio, sois preciosos, contáis mucho a los ojos del Señor». El Papa insiste: «Dios os ama, sois sus privilegiados. Así que no dejes que te roben la alegría de vivir y de ayudar a otros a vivir».

Apostar por el amor gratuito
De ahí una nueva invitación a «permanecer firmes en vuestras convicciones y en vuestra fe», pero también a «ir más allá» de la misión normal llevada a cabo en la última década:

Difunde el fuego del amor que calienta los corazones fríos y áridos. No te conformes con una vida de amistad y de compartir entre los miembros de tu asociación, sino ve más allá. Atrévete a apostar por el amor libremente dado y recibido.

El Papa: políticos, protejan la dignidad humana de las amenazas de la tecnología

El Papa Francisco ha encontrado este día a los miembros de la Red Internacional de Legisladores Católicos y les ha comunicado los temas que le preocupan: pornografía infantil, robo de datos, redes sociales: necesidad de una legislación cuidadosa para guiar la evolución y la aplicación de la tecnología para el bien común.

Ciudad del vaticano, 27 de agosto 2021.- El Papa Francisco dirigió un mensaje a los Legisladores católicos la mañana de este viernes 27 de agosto. Inició su alocución agradeciendo al Cardenal Schönborn y al señor Alting von Geusau por sus palabras.

El mensaje lo ubicó en el contexto de la pandemia del Covid-19 que “hace estragos” y sigue causando muertes, contagios y que “también ha causado mucha ruina económica y social”.

El rol de los parlamentarios. Más importante que nunca
El Papa enfatizó que el papel de los parlamentarios hoy es más importante que nunca:

“Ahora estáis llamados a colaborar, a través de vuestra acción política, en la renovación integral de vuestras comunidades y de la sociedad en su conjunto. No sólo para derrotar al virus, ni para volver al statu quo anterior a la pandemia, sino para abordar las causas profundas que la crisis ha revelado y amplificado: la pobreza, la desigualdad social, el desempleo generalizado y la falta de acceso a la educación”.

Francisco evidenció el contexto en que los legisladores realizan su misión y que no siempre gozan de gran estima, “Sin embargo ¿qué vocación más elevada hay que servir al bien común y priorizar el bienestar de todos antes que el beneficio personal? Este debe ser siempre vuestro objetivo, porque la buena política es indispensable para la fraternidad universal y la paz social (cf. Encíclica Todos los Hermanos, 176)”.

Administrar la tecnología para el bien común
Si bien las tecnologías y los avances científicos modernos han aumentado nuestra calidad de vida, el Papa llama la atención sobre sus efectos sin una justa administración: “abandonadas a su suerte y a las fuerzas del mercado, sin una orientación adecuada por parte de las asambleas legislativas y otras autoridades públicas guiadas por un sentido de responsabilidad social, estas innovaciones pueden amenazar la dignidad del ser humano”.

Francisco subraya que “No se trata de frenar el progreso tecnológico”, por eso invita a los legisladores a que “Una legislación cuidadosa puede y debe guiar la evolución y la aplicación de la tecnología para el bien común”.
El Obispo de Roma recordó algunos ejemplos en que la tecnología puede poner en peligro la dignidad humana: “Pienso, por ejemplo, en la lacra de la pornografía infantil, la explotación de datos personales, los ataques a infraestructuras críticas como los hospitales y las falsedades difundidas a través de las redes sociales”.

“Les animo encarecidamente a asumir la tarea de una reflexión moral seria y profunda sobre los riesgos y las oportunidades inherentes al progreso científico y tecnológico, para que la legislación y las normas internacionales que la rigen se centren en promover el desarrollo humano integral y la paz, y no el progreso por sí mismo”, dijo Francisco.

Compromiso de todos los ciudadanos
El Papa recordó la importancia del compromiso y la participación de todos los ciudadanos, por eso insistió:

Todos estamos llamados a promover el espíritu de solidaridad, empezando por las necesidades de los más débiles y desfavorecidos. Sin embargo, para sanar el mundo, dolorosamente probado por la pandemia, y construir un futuro más inclusivo y sostenible en el que la tecnología esté al servicio de las necesidades humanas y no nos aísle unos de otros, necesitamos no sólo ciudadanos responsables, sino también líderes preparados y animados por el principio del bien común.

Francisco concluyó su alocución invocando al Señor para que él les “conceda ser fermento de regeneración de mente, corazón y espíritu, testigos del amor político a los más vulnerables, para que sirviéndoles a ellos le sirvan a él en todo lo que hagan”.

Manuel Cubías (Vatican News)
Imagen: Encuentro del Papa en el Vaticano con miembros del International Catholic Legislator Networks.

El Papa: Laudato si’ no es sólo una Encíclica «verde», sino «social»

El Santo Padre Francisco envía su saludo a los miembros del Congreso Interuniversitario Laudato si’ que se realizará del del 1° al 4 de septiembre en Argentina, y expresa su deseo de que este esfuerzo deseo “haga progresar la conciencia social y la conciencia por el cuidado de la casa común”.

24 de agosto 2021.- Inspirado en “el desafío urgente de proteger nuestra casa común, (que) incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral” (LS, 13) y por la invitación papal “a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta” (LS, 14) , se llevará a cabo del 1° al 4 de septiembre el Congreso Interuniversitario Laudato si’ en Argentina, organizado por el Congreso Interuniversitario Nacional (CIN), el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP) y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

Tal como se puede leer en la página organizadora del evento www.laudatosi.edu.ar, “el congreso será un espacio de conversación sabiendo que, además, ‘todo cambio necesita motivaciones y un camino educativo’ (LS,15), del que la universidad puede ser protagonista”. Con este sentido trascendente – explican los organizadores – expertas y expertos nacionales e internacionales compartirán su lectura d elos hechos a la búsqueda de una nueva agenda que atienda la complejidad multidimensional de estos fenómenos, para cooperar en el esfuerzo de su interpretación y contextualización interdisciplinaria y para debatir acerca de las acciones en un futuro próximo”.

Laudato si’ no sólo Encíclica ‘verde’ sino ‘social’
El Papa Francisco, hoy martes 24 de agosto, se hace presente con su saludo a los miembros del congreso con el deseo de que este esfuerzo “haga progresar la conciencia social y la conciencia por el cuidado de la casa común”.

“La Encíclica Laudato si’ no es sólo una Encíclica ‘verde’ es una Encíclica ‘social’”, explica el Santo Padre en su video mensaje de salutación, y así manifiesta su esperanza de que este Congreso “ayude a ver toda su amplitud y todas sus consecuencias”. “Les deseo lo mejor, que Dios los bendiga y no se olviden de rezar por mí. Gracias”, concluye.

El Congreso está dirigido a miembros de la comunidad universitaria del país y de Latinoamérica, a personas tomadoras de decisión, quienes ejerzan funciones en todos los niveles de la administración pública, organismos nacionales e internacionales, legisladores y miembros del Poder Judicial, principalmente, quienes tengan interés en las políticas públicas de educación, cultura, ciencia y tecnología, trabajo y medioambiente. También a personas, organizaciones sociales y no gubernamentales, instituciones públicas y privadas, y organizaciones sindicales y empresariales, interesadas en el diálogo en torno a la encíclica como modo de interpretar el vínculo que mantiene la educación universitaria con la sociedad, y a miembros de la comunidad educativa de otros niveles, principalmente, autoridades directivas y docentes de la enseñanza media.

Inscripciones y programa de actividades en www.laudatosi.edu.ar

Mensaje del Papa por el 200 aniversario del nacimiento de San Andrés Kim Taegon

El Papa envió un mensaje a todos los fieles de “nuestra querida Corea del Sur en este día del Jubileo”, en el bicentenario del nacimiento de San Andrés Kim Taegon. Agradeció a toda la comunidad eclesial coreana por su gran generosidad a la hora de apoyar la campaña de vacunación anti-covíd en favor de los países más pobres. Y se auguró que se siga trabajando por la reconciliación en la península coreana.

Ciudad del Vaticano, 21 de agosto 2021.- En su mensaje a la también comunidad coreana en Roma, el Papa elevó sus oraciones a Dios, por haber regalado al pueblo de Corea del Sur, en la persona de San Andrés Kim “un testimonio ejemplar de fe heroica y un incansable apóstol de la evangelización en tiempos difíciles, marcados por la persecución y el sufrimiento de ese pueblo”.

Andrés Kim Taegon, primer sacerdote católico coreano, junto con sus Compañeros, “mostró con alegre esperanza que el bien siempre prevalece, porque el amor de Dios triunfa sobre el odio (Mc 1,21)”. Un testimonio actual afirmó el Papa, pues también hoy, ante las múltiples “manifestaciones del mal que desfiguran el bello rostro del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, es necesario redescubrir la importancia de la misión de todo bautizado, llamado a ser en todas partes un obrero de la paz y de la esperanza, dispuesto, como el buen samaritano, a inclinarse sobre las heridas de todos los que necesitan amor, ayuda o simplemente una mirada fraterna”.

Corea en tiempos de pandemia
El Papa aprovechó la ocasión para “para agradecer de todo corazón a toda la comunidad eclesial coreana su gran generosidad a la hora de apoyar la campaña de vacunación anti-covíd en favor de los países más pobres”.

“Su sensibilidad y atención a los miembros más débiles del Cuerpo de Cristo nos anima a servir a los demás y, al mismo tiempo, representa una fuerte invitación a un mayor compromiso con la causa de los últimos. Gracias”.

Trabajar por reconciliación Península Coreana
Por último, el Pontífice mencionó su encíclica Fratelli Tutti, «no hay un punto final en la construcción de la paz social de un país, sino que es «una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos». (n. 232). Espero, dijo, que quienes trabajan por la reconciliación en la península coreana continúen con el renovado compromiso de ser buenos pacificadores, “animando a todos a entablar un diálogo respetuoso y constructivo para un futuro cada vez más brillante”.

Patricia Ynestroza (Vatican News)
Imagen: Andrés Kim Taegon y sus Compañeros

El Papa: La sociedad necesita un yo responsable y no egoísta

“En este tiempo de pandemia, la persona es el punto desde el que todo puede volver a empezar. La persona se debe servir y no descartar”, mensaje del Papa al obispo de Rimini, Mons. Francesco Lambiasi, en ocasión del Meeting por la amistad entre los pueblos que se llevará a cabo del 20 al 25 de agosto.

Ciudad del Vaticano, 19 de agosto 2021.- El Papa Francisco ha enviado un mensaje al obispo de Rimini, donde se celebrará el Meeting por la Amistad entre los pueblos. En el mensaje, firmado por el secretario de Estado Pietro Parolin, el Papa expresa su alegría de que este año, el evento se realizará en forma presencial.

“El título elegido – «El valor de decir yo»-, tomado del Diario del filósofo danés Søren Kierkegaard, es muy significativo en un momento en que se trata de empezar con buen pie, para no desperdiciar la oportunidad que brinda la crisis pandémica”, señaló el Pontífice. «Reiniciar» es la palabra clave, se lee en el texto, pero no ocurrirá automáticamente, porque la libertad está implicada en toda iniciativa humana, agrega el Papa. Porque como lo dijo Francisco recordando la Spe Salvi de Benedicto XVI, “la libertad debe ser conquistada de nuevo por el bien”.

A los organizadores y participantes, el Papa les dice que «la alegría del Evangelio infunde la audacia de recorrer nuevos caminos: «Debemos tener el valor de encontrar nuevos signos, nuevos símbolos, una nueva carne, […] particularmente atractiva para los demás» (ibíd., 167). Esta es la contribución que el Santo Padre espera que el Encuentro dé en la reanudación, en la conciencia de que «la seguridad de la fe nos pone en camino, y hace posible el testimonio y el diálogo con todos». (Encíclica Lumen fidei, 34), sin excluir a nadie, porque el horizonte de la fe en Cristo es el mundo entero».

El valor de decir yo en tiempos de pandemia
La pandemia, recuerda el Papa, ha impuesto el distanciamiento físico y a la persona, al «yo» de cada uno, en el centro, “provocando en muchos casos el despertar de preguntas fundamentales sobre el sentido de la existencia y la utilidad de vivir que habían estado dormidas o, peor aún, censuradas durante demasiado tiempo”. Francisco señala que también ha surgido una responsabilidad personal, esta pandemia nos ha hecho a todos “testigos de esto en diferentes situaciones. Ante la enfermedad y el dolor, ante la aparición de una necesidad, muchas personas no se han acobardado y han dicho: «Aquí estoy». La sociedad tiene una necesidad vital de personas que sean presencias responsables. Sin personas no hay sociedad, sino una agregación aleatoria de seres que no saben por qué están juntos”, afirma.

De lo contrario, manifiesta en su mensaje el Papa, lo único que quedaría sería “el egoísmo del cálculo y el interés propio, que hace que la gente sea indiferente a todo y a todos. Además, las idolatrías del poder y del dinero prefieren tratar con individuos en lugar de con personas, es decir, con un «yo» centrado en sus propias necesidades y derechos subjetivos en lugar de un «yo» abierto a los demás, que se esfuerza por formar el «nosotros» de la fraternidad y la amistad social”.

En el mensaje, el Santo Padre no se cansa de advertir a quienes tienen responsabilidades públicas contra la tentación de utilizar a la persona y desecharla cuando ya no es necesaria, en lugar de servirla. “Después de lo que hemos vivido en este tiempo, quizá sea más evidente para todos que la persona es el punto desde el que todo puede volver a empezar. Ciertamente es necesario encontrar recursos y medios para que la sociedad vuelva a moverse, pero lo que se necesita sobre todo es alguien que tenga el valor de decir «yo» con responsabilidad y no con egoísmo, comunicando con su propia vida que el día puede comenzar con una esperanza fiable”.

Francisco, señala que, sin embargo, la valentía no siempre es un don espontáneo y nadie puede dársela a sí mismo, recordando las palabras de Don Abbondio de Manzoni, “sobre todo en una época como la nuestra, en la que el miedo -que revela una profunda inseguridad existencial- juega un papel tan decisivo que bloquea tantas energías e impulsos hacia el futuro, que se percibe cada vez más incierto, sobre todo entre los jóvenes”.

De dónde sale el valor de decir yo
Entonces, se pregunta el Papa, de dónde puede salir el valor para decir «yo», ese valor proviene en el “fenómeno llamado encuentro: «Sólo en el fenómeno del encuentro es posible que el yo decida, que se haga capaz de aceptar, reconocer y acoger. El valor de decir «yo» nace ante la verdad, y la verdad es una presencia», El Pontífice afirma que desde el día en que se hizo carne y vino a habitar entre nosotros, Dios ha dado al hombre la posibilidad de salir del miedo y encontrar la energía del bien siguiendo a su Hijo, muerto y resucitado.

Francisco recuerda que «la relación filial con el Padre eterno, que se hace presente en las personas alcanzadas y cambiadas por Cristo, da consistencia al ego, liberándolo del miedo y abriéndolo al mundo con una actitud positiva. Genera una voluntad de bien», y menciona su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: «Toda experiencia auténtica de la verdad y la belleza busca su propia expansión, y toda persona que experimenta una liberación profunda adquiere una mayor sensibilidad hacia las necesidades de los demás. Comunicándolo, el bien arraiga y se desarrolla». Es esta experiencia, afirma, la que infunde el valor de la esperanza:
«El encuentro con Cristo, dejándose asir y guiar por su amor, amplía el horizonte de la existencia, le da una esperanza sólida que no defrauda. La fe no es un refugio para personas sin valor, sino la expansión de la vida. Nos hace descubrir una gran llamada, la vocación al amor, y nos asegura que este amor es fiable, que vale la pena entregarse a él, porque su fundamento se encuentra en la fidelidad de Dios, más fuerte que toda nuestra fragilidad» (ID, Enc. Lumen fidei, 53).

Sobre todo, la razón profunda del valor del cristiano es Cristo, se lee en el mensaje, «es el Señor resucitado quien es nuestra seguridad, quien nos hace experimentar una profunda paz incluso en medio de las tormentas de la vida. El Santo Padre espera que durante la semana del Encuentro los organizadores e invitados den un testimonio vivo, haciendo suya la tarea indicada en el documento programático de su pontificado: «Muchos […] buscan a Dios en secreto, movidos por la nostalgia de su rostro, incluso en los países de antigua tradición cristiana. [Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría, señala un hermoso horizonte, ofrece un banquete deseable» (Evangelii gaudium, 14).

Patricia Ynestroza (Vatican News)
Imagen: El Papa toma las manos de algunos fieles

Dolor del Papa por el brutal asesinato de dos religiosas en Sudán del Sur

Las condolencias del Pontífice por el asesinato de dos religiosas de la Congregación del Sagrado Corazón, en el país africano, el pasado 15 de agosto.

Ciudad del Vaticano, 17 de agosto 2021.- En un telegrama firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, el Papa Francisco se mostró «profundamente entristecido al conocer el brutal ataque a un grupo de Religiosas de la Congregación del Sagrado Corazón el pasado domingo, que provocó la muerte de sor María Abud y sor Regina Roba». El Pontífice expresa sus condolencias a las familias y a la comunidad religiosa «por este acto de violencia sin sentido». Y confía en que su sacrificio «haga avanzar la causa de la paz, la reconciliación y la seguridad en la región».

El brutal ataque
Las dos Religiosas fueron asesinadas en una emboscada en la carretera que une la capital sur sudanesa, Juba, con Nimule, en la frontera con Uganda. Las Religiosas, junto con algunas hermanas y varios fieles, regresaban a Juba tras participar en la celebración del centenario de la creación de la parroquia de Loa, en la diócesis de Torit, donde la iglesia está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Viajaban en un autobús que fue atacado por hombres armados. Como resultado del ataque, murieron la hermana María, la hermana Regina y otras tres personas, según fuentes locales.

Una carretera sujeta a continuas emboscadas
No es la primera vez que se producen incidentes graves en la carretera que une Juba con Nimule. La mayoría de las mercancías, incluidos los alimentos, que abastecen los mercados de la capital, los más importantes del país, pasan por la carretera, la única pavimentada de Sudán del Sur. Nigrizia recuerda que cada vez son más frecuentes las emboscadas a convoyes de camiones procedentes de Kampala, la capital ugandesa, y a camiones cargados de contenedores que llegan desde el puerto keniano de Mombasa. La emboscada al convoy de fieles que regresaba de la celebración del centenario de Loa se inscribe en el contexto de un país desgarrado por la violencia y la inestabilidad.

Amedeo Lomonaco (Vatican News)