El Papa: en Budapest y Eslovaquia para rezar en el corazón de Europa

La peregrinación a Hungría y Eslovaquia que comenzará el próximo domingo es recordada por el Papa al final del Ángelus, el día en que se inaugura el Congreso Eucarístico en Budapest. Los buenos deseos del Papa a la comunidad judía que dentro de pocos días celebrará Año Nuevo judío «Rosh Ha-Shanah». También el recuerdo de la Madre Teresa de Calcuta, en el día de su memoria y la bendición a la Legión de María, que hoy celebra su centenario.

Ciudad del Vaticano, 5 de septiembre 2021.- Falta una semana para la llegada del Papa a Budapest, pero el corazón de Francisco ya está en Hungría, donde llegará el próximo domingo y donde hoy comienza el 52º Congreso Eucarístico Internacional. En el Ángelus recordó que clausurará este importante acontecimiento para la Iglesia y que después proseguirá hacia Eslovaquia. Una peregrinación -afirma- que concluirá «el miércoles siguiente con la gran celebración de Nuestra Señora de los Dolores, Patrona de ese país». Serán, pues, “días marcados por la adoración y la oración en el corazón de Europa”.

Europa es testigo del anuncio del Señor
Francisco saluda a los organizadores del viaje, agradece a los que le esperan y a los que desea sinceramente encontrar:
Pido a todos que me acompañen con la oración y confío las visitas que realizaré a la intercesión de tantos heroicos confesores de la Fe, que dieron testimonio del Evangelio en aquellos lugares en medio hostilidades y persecuciones. Que ayuden a Europa a dar testimonio, también hoy, no tanto con palabras, sino sobre todo con hechos, con obras de misericordia y de acogida, de la Buena Noticia del Señor, que nos ama y nos salva.
Los mejores deseos para la comunidad judía.

El Papa recordó también que en los próximos días llega el Año Nuevo judío «Rosh Ha-Shanah», y luego las dos fiestas: «Yom Kippur» y «Sukkot».

Extiendo de corazón mis buenos deseos a todos los hermanos y hermanas de religión judía. Que el nuevo año sea rico en frutos, paz y bondad, para todos los que caminan fielmente en la Ley del Señor.

El centenario de la Legión de María
En el saludar a los peregrinos presentes en la plaza, los buenos deseos del Papa se dirigieron luego Legión de María, que celebra su centenario:
Que Dios los bendiga y que la Virgen los cuide.

Memoria de Santa Teresa de Calcuta
Por último, Francisco recuerda la memoria de Santa Teresa de Calcuta, «para todos Madre Teresa».

Hoy se conmemora a Santa Teresa de Calcuta, conocida por todos como Madre Teresa. ¡Un gran aplauso! Saludo a todas las Misioneras de la Caridad, comprometidas en todo el mundo en un servicio a menudo heroico, y pienso en particular en las Hermanas del Don de María, aquí en el Vaticano.

Imagen: Congreso Eucarístico Internacional en Budapest

Ángelus del Papa. Hay una sordera interior que es peor que la física: la del corazón

Todos tenemos oídos, pero muchas veces no logramos escuchar. Atrapados en nuestras prisas, con mil cosas que decir y hacer, no encontramos tiempo para detenernos a escuchar a quien nos habla. Corremos el riesgo de volvernos impermeables a todo y de no dar cabida a quienes necesitan ser escuchados. Comentando el Evangelio del día, el Santo Padre invitó a abrirnos a la Palabra de Dios y a la escucha de nuestro prójimo.

Ciudad del Vaticano, 5 de septiembre 2021.– “Jesús es la Palabra: si no nos detenemos a escucharlo, pasa de largo. Pero si dedicamos tiempo al Evangelio, encontraremos un secreto para nuestra salud espiritual”. Fueron palabras del Papa Francisco, quien, como cada domingo se asomó a la ventana del Palacio Apostólico Vaticano para rezar junto con los fieles la oración mariana del Ángelus. Al comentar el Evangelio del día (Mc 7, 31-37), que en el XXIII domingo del Tiempo Ordinario presenta a Jesús que obra la curación de una persona sordomuda, el Santo Padre animó en este día, para nuestra salud espiritual, a dedicar más tiempo al Evangelio: cada día un poco de silencio y de escucha, – dijo – algunas palabras inútiles de menos y algunas Palabras más de Dios. Pero, además, refiriéndose a modo de ejemplo a nuestra vida familiar, invitó a fijarse en las veces que “se habla sin escuchar primero, repitiendo los propios estribillos siempre iguales”. Y afirmó que el renacimiento de un diálogo a menudo no viene de las palabras, sino del silencio, del no obcecarse, de volver a empezar con paciencia a escuchar a la otra persona, sus afanes, lo que lleva dentro. “La curación del corazón – aseguró – comienza con la escucha.

¡Ábrete!
Lo que llama la atención en el relato – comenzó diciendo el Papa – es la forma en que el Señor realiza este signo prodigioso: toma al sordomudo a un lado, le pone los dedos en las orejas y con la saliva le toca la lengua, luego mira hacia el cielo, suspira y dice: «Efatá», es decir, «¡Ábrete!» (cfr. v. 34)”.

En otras curaciones de enfermedades igualmente graves, como la parálisis o la lepra, Jesús no hace tantos gestos. ¿Por qué hace todo esto ahora, aunque sólo se le ha pedido que imponga su mano sobre el enfermo (cf. v. 32)? ¿Por qué hace este gesto? Quizás porque la condición de esa persona tiene un valor simbólico particular y tiene algo que decirnos a todos. ¿De qué se trata? Se trata de la sordera. El hombre no podía hablar porque no podía oír. De hecho, Jesús, para curar la causa de su malestar, primero le pone los dedos en los oídos.

Primero escuchar, luego responder
“Todos tenemos orejas, pero muchas veces no logramos escuchar”, continuó diciendo Francisco. De hecho, hay una sordera interior, que hoy podemos pedir a Jesús que toque y sane. Se trata de una sordera que “es peor que aquella física” porque es “la sordera del corazón”:
Atrapados en nuestras prisas, con mil cosas que decir y hacer, no encontramos tiempo para detenernos a escuchar a quien nos habla. Corremos el riesgo de volvernos impermeables a todo y de no dar cabida a quienes necesitan ser escuchados: pienso en los niños, en los jóvenes, en los ancianos, en muchos que no necesitan tanto palabras y sermones, sino ser escuchados. Preguntémonos: ¿cómo va mi escucha? ¿Me dejo tocar por la vida de las personas, sé dedicar tiempo a los que están cerca de mí, para escucharla? Esto es para todos nosotros, pero en modo particular, para los sacerdotes, la gente: el sacerdote debe escuchar a la gente, no ir de prisa. Escuchar y ver cómo los puede ayudar, pero después de haber escuchado. Y todos nosotros: primero escuchar, y luego responder.

“La curación del corazón comienza con la escucha”
Así, como escribimos en la introducción y repetimos, el Santo Padre invitó a pensar en la vida familiar: “¡cuántas veces se habla sin escuchar primero, repitiendo los propios estribillos siempre iguales!”.

Incapaces de escuchar, decimos siempre las mismas cosas, o no dejamos que el otro termine de hablar, de expresarse, y nosotros lo interrumpimos. El renacimiento de un diálogo a menudo no viene de las palabras, sino del silencio, del no obcecarse, de volver a empezar con paciencia a escuchar a la otra persona, sus afanes, lo que lleva dentro. La curación del corazón comienza con la escucha. Escuchar. Y esto, sana el corazón. “Pero, padre hay gente aburrida que siempre dice las mismas cosas” ¡Escúchalo! Y luego cuando terminará de habla; di tu palabra, pero escucha todo.

¿Nos acordamos de ponernos a la escucha del Señor?
“Lo mismo vale para el Señor”, prosiguió Francisco:
Hacemos bien en inundarle con peticiones, pero haríamos mejor en escucharle primero. Jesús lo pide. En el Evangelio, cuando le preguntan cuál es el primer mandamiento, responde: «Escucha, Israel». Luego añade el primer mandamiento: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón […] y a tu prójimo como a ti mismo» (Mc 12,28-31). Pero en primer lugar dice: «Escucha Israel», escucha tú. ¿Nos acordamos ponernos a la escucha del Señor? Somos cristianos, pero quizás, entre las miles de palabras que escuchamos cada día, no encontramos unos segundos para dejar que resuenen en nosotros unas palabras del Evangelio. Jesús es la Palabra: si no nos detenemos a escucharlo, pasa de largo. ¡Si no nos detenemos para escuchar a Jesús, pasa de largo! San Agustin decía: «tengo miedo del Señor cuando pasa”, pero el miedo era que pasase, sin escucharlo.

El «secreto» para nuestra salud espiritual
Y así llegó el Obispo de Roma a decirnos el “secreto” para nuestra salud espiritual, que encontramos “si dedicamos tiempo al Evangelio”:
He aquí la medicina: cada día un poco de silencio y de escucha, algunas palabras inútiles de menos y algunas Palabras más de Dios. Escuchemos hoy, como el día de nuestro bautismo, las palabras de Jesús: «Efatá, ábrete». Jesús, deseo abrirme a tu Palabra, abrirme a la escucha. Sana mi corazón de la cerrazón, la prisa y la impaciencia.

En la conclusión, y antes de elevar al cielo la oración mariana, pidió “que la Virgen María, abierta a la escucha de la Palabra, que se hizo carne en ella, nos ayude cada día a escuchar a su Hijo en el Evangelio y a nuestros hermanos con un corazón dócil, con corazón paciente y con corazón atento».

Palabras del Papa y saludos tras el Ángelus
Tras el Ángelus, en primer lugar Francisco celebró la beatificación de Fray Mamerto Esquiú, ayer, en Argentina. Inmediatamente después, elevó su oración por toda la población afgana: por los que se han quedado, por los que están en tránsito y por los que están en los países de acogida. También dirigió su mirada y su oración a la población de los Estados Unidos de América afectada por un fuerte huracán en los últimos días. Seguidamente Francisco dirigió sus buenos deseos a la comunidad judía que dentro de pocos días celebrará Año Nuevo judío «Rosh Ha-Shanah». Luego hizo presente la peregrinación a Hungría y Eslovaquia que comenzará el próximo domingo con motivo de la clausura del Congreso Eucarístico que inicia hoy en Budapest. Además, en la memoria del pontífice, Santa Teresa de Calcuta en su día y, por último, la bendición a la Legión de María, que hoy celebra su centenario.

Venezuela en el corazón de Francisco tras las inundaciones en Mérida

El Papa dedicó unas palabras especiales al pueblo venezolano, tras las fuertes lluvias e inundaciones que han causado muertes y devastación en el estado de Mérida: «Rezo por los fallecidos, sus familias y por todos los que están sufriendo a causa de esta calamidad», dijo a la hora del rezo del Ángelus dominical.

Ciudad del Vaticano, 29 de agosto 2021.- «Expreso mi cercanía a los habitantes del Estado venezolano de Mérida, afectado en los últimos días por inundaciones y desprendimientos de tierra», dijo el Papa Francisco tras haber rezado la oración mariana del Ángelus, el domingo 29 de agosto.

«Rezo por los fallecidos, sus familias y por todos los que están sufriendo a causa de esta calamidad», añadió el Pontífice, en el marco de las fuertes lluvias que han costado la vida a personas en los últimos días.

Asimismo, el Papa saludó a los miembros del Movimiento Laudato si’:

“Gracias por su compromiso con nuestra casa común, especialmente con motivo de la Jornada Mundial de Oración por la Creación y el siguiente Tiempo de la Creación. El grito de la Tierra y el grito de los pobres son cada vez más graves y alarmantes, y exigen una acción decisiva y urgente para convertir esta crisis en una oportunidad”.

Por otra parte, el Pontífice saludó a todos los romanos y peregrinos presentes en la plaza de San Pedro y procedentes de varios países.

“En particular, saludo al grupo de novicios salesianos y a la comunidad del Seminario Episcopal de Caltanissetta. Saludo a los fieles de Zagreb y a los del Véneto; al grupo de alumnos, padres y profesores de Lituania; a los niños de la Confirmación de Osio Sotto; a los jóvenes de Malta que hacen un viaje vocacional, a los que han hecho un camino franciscano de Gubbio a Roma y a los que inician un Via lucis (estaciones de la Resurrección) con los pobres en las estaciones de tren”.

El Papa concluyó extendiendo su saludo a los fieles reunidos en el Santuario de Oropa con motivo de la fiesta de la coronación de la imagen de la Virgen Negra. «Que la Virgen Santa acompañe al Pueblo de Dios en el camino de la santidad», aseveró Francisco, pidiendo a los fieles, como es habitual, que no se olviden de rezar por él.

Ángelus del Papa: no perder el tiempo culpando a los demás

Jesús devuelve la fe a su centro sin la formalidad externa. “Hay un modo infalible de vencer el mal” dijo el Papa Francisco a la hora del Ángelus dominical: “Empezar por vencerlo dentro de uno mismo”. Por esta razón el Santo Padre invitó a pedir a la Virgen María, “que cambió la historia a través de la pureza de su corazón”, que “nos ayude a purificar el nuestro, superando ante todo el vicio de culpabilizar a los demás y de quejarnos por todo”.

Ciudad del Vaticano, 29 de agosto 2021.- Al comentar el Evangelio de la Liturgia del día que muestra a los escribas y fariseos asombrados por la actitud de Jesús, que se escandalizaron al ver que sus discípulos toman alimentos sin realizar las tradicionales abluciones rituales, el Papa dijo:

También nosotros podríamos preguntarnos: ¿Por qué Jesús y sus discípulos descuidan estas tradiciones? Al fin y al cabo, no son cosas malas, sino buenos hábitos rituales, simples lavados antes de tomar la comida. ¿Por qué Jesús no les presta atención?

Devolver la fe a su centro
Francisco explicó que para el Señor es importante devolver la fe a su centro. “Y evitar un riesgo, que vale para aquellos escribas como para nosotros: observar las formalidades externas dejando en segundo plano el corazón de la fe”.

El riesgo de una religiosidad de la apariencia
“Es el riesgo de una religiosidad de la apariencia: aparentar ser bueno por fuera, descuidando purificar el corazón. Siempre existe la tentación de ‘arreglar a Dios’ con alguna devoción externa, pero Jesús no se conforma con este culto. No quiere lo externo, quiere una fe que llegue al corazón”.

Las cosas malas nacen desde el corazón
Tras recordar que Jesús dice a la multitud que «no hay nada fuera del hombre que, entrando en él, pueda hacerlo impuro» y que en cambio, es «desde dentro, desde el corazón» que nacen las cosas malas, el Pontífice añadió:

“Estas palabras son revolucionarias, porque en la mentalidad de entonces se pensaba que ciertos alimentos o contactos externos lo hacían a uno impuro. Jesús invierte la perspectiva: no es malo lo que viene de fuera, sino lo que nace de dentro”.

El Santo Padre agregó que esto también nos concierne a nosotros, que solemos pensar “que el mal provenga sobre todo de fuera: de los comportamientos de los demás, de quien piensa mal de nosotros, de la sociedad”.

Culpar a los demás
“¡Cuántas veces culpamos a los demás, a la sociedad, al mundo, de todo lo que nos sucede! Siempre es culpa de los ‘demás’: de la gente, de quien gobierna, de la mala suerte”.

También afirmó que “parece que los problemas lleguen siempre de fuera”. Y que “pasamos el tiempo repartiendo culpas; pero pasar el tiempo culpando a los demás es perder el tiempo”.
“No se puede ser verdaderamente religioso quejándose: la ira, el resentimiento y la tristeza cierran las puertas a Dios”.

Por esta razón el Papa Francisco invitó a pedir al Señor “que nos libre de culpar a los demás”. Y que pidamos asimismo “la gracia de no perder el tiempo contaminando el mundo con quejas, porque esto no es cristiano”.

“Más bien, Jesús nos invita a mirar la vida y el mundo desde el corazón. Si nos miramos por dentro, encontraremos casi todo lo que detestamos fuera”.

Aprender a acusarnos a nosotros mismos
Mientras si “pedimos sinceramente a Dios que nos purifique el corazón”, comenzaremos “a hacer más limpio el mundo”. “Porque hay un modo infalible de vencer el mal: empezar por vencerlo dentro de uno mismo”.

Y concluyó invocando a la Virgen María, “que cambió la historia a través de la pureza de su corazón”, que “nos ayude a purificar el nuestro, superando ante todo el vicio de culpabilizar a los demás y de quejarnos por todo”.

Vatican News

El Papa pide intensificar la oración y el ayuno por la paz en Afganistán

A la hora del rezo del Ángelus, el Papa Francisco pidió a los cristianos que se solidaricen con los civiles de este país, especialmente con las mujeres y los niños, víctimas de la violencia y los atentados de los últimos días. Además el Santo Padre alentó a «seguir asistiendo a los necesitados y rezar para que el diálogo y la solidaridad conduzcan a una convivencia pacífica y fraternal».

Ciudad del Vaticano, 29 de agosto 2021.- Este domingo 29 de agosto, tras rezar la oración mariana del Ángelus acompañado de fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa lanzó un contundente llamamiento por la paz en Afganistán, pidiendo ayuno y oración.

«Sigo la situación en Afganistán con gran preocupación, y comparto el sufrimiento de quienes lloran por las personas que perdieron la vida en los atentados suicidas del pasado jueves, y de quienes buscan ayuda y protección», dijo Francisco.

En este contexto, el Santo Padre encomendó a los fallecidos «a la misericordia de Dios Todopoderoso» y dio gracias a quienes trabajan «para ayudar a las personas que han sido tan probadas, especialmente las mujeres y los niños».

Asimismo, el Pontífice pidió a todos que sigan ayudando a los necesitados y que recen para que el diálogo y la solidaridad lleven a la instauración de una convivencia pacífica y fraterna que ofrezca esperanza para el futuro del país:

“En momentos históricos como este no podemos permanecer indiferentes, la historia de la Iglesia nos lo enseña. Como cristianos, esta situación nos compromete. Por eso hago un llamamiento a todos para que intensifiquen la oración y el ayuno. Oración y ayuno, oración y penitencia. Ahora es el momento de hacerlo. Hablo en serio: intensificar la oración y practicar el ayuno, pidiendo al Señor misericordia y perdón”

El Santo Padre tiene presente el sufrimiento del pueblo afgano, especialmente en el actual momento de crisis que está atravesando.

Con estas palabras expresaba su cercanía con Afganistán, tras el rezo del Ángelus, el pasado 15 de agosto, solemnidad litúrgica de la Asunción de la Virgen María:

«Les ruego que recen conmigo al Dios de la paz para que cese el ruido de las armas y se encuentren soluciones en la mesa del diálogo. Sólo así la población martirizada de ese país -hombres, mujeres, ancianos y niños- podrá regresar a sus hogares y vivir en paz y seguridad con pleno respeto mutuo».

Cabe destacar que la crisis en el país asiático continúa empeorando desde que los talibanes tomaron el control de Kabul, la capital del país, mientras miles de afganos intentan escapar en busca de un futuro mejor.

Sofía Lobos (Vatican News)

El Papa: dejémonos provocar y convertir por Jesús y su «palabra de vida eterna”

En su alocución previa al rezo mariano del Ángelus, el Papa Francisco, al recordar el Evangelio de hoy, “que muestra la reacción de la multitud y de los discípulos ante el discurso de Jesús después del milagro de los panes”, el Papa nos pide que “no nos sorprendamos si Jesucristo nos pone en crisis. Más bien, preocupémonos si no nos pone en crisis, porque quizás hemos diluido su mensaje”.

Ciudad del Vaticano, 22 de agosto 2021.- «En el Evangelio de hoy, Jesús, invitó a la multitud y a los discípulos a interpretar la señal del milagro de los panes, y a creer en él, que es el verdadero pan bajado del cielo, el pan de la vida; y les reveló que el pan que dará es su carne y su sangre. Estas palabras suenan duras e incomprensibles a los oídos de la gente», señaló Francisco, «hasta el punto de que, a partir de ese momento, “muchos de sus discípulos se vuelven atrás, es decir, dejan de seguir al Maestro. Entonces Jesús pregunta a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?”, y Pedro, en nombre de todo el grupo, confirma la decisión de quedarse con Él: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”, dijo el Papa.

«Ante el gesto prodigioso de Jesús, que alimenta a miles de personas con cinco panes y dos peces, todos lo aclaman y quieren llevárselo en volandas», dijo el Papa, «pero cuando él mismo explica que ese gesto es “signo de su sacrificio, es decir, de la entrega de su vida, de su carne y de su sangre, y que los que quieren seguirle deben asimilarlo, su humanidad entregada por Dios y por los demás, entonces no, este Jesús ya no tiene razón»”, agregó.

Las palabras de Jesús causan escándalo
El Santo Padre, analizando la actitud de los que se retiran y vuelven atrás, decidiendo no seguir más a Jesús, se pregunta, Cuál es el origen de esta incredulidad, cuál es el motivo de esta negativa.

“Las palabras de Jesús causan gran escándalo: está diciendo que Dios ha elegido manifestarse y realizar la salvación en la debilidad de la carne humana. La encarnación de Dios es lo que da lugar al escándalo y es un obstáculo para estas personas, pero a menudo también para nosotros”, manifiestó Francisco.

De hecho, sigue más adelante el Papa, Jesús afirma que el verdadero pan de salvación, que transmite la vida eterna, es su propia carne; que para entrar en “comunión con Dios, antes de observar las leyes o cumplir los preceptos religiosos, hay que vivir una relación real y concreta con él”.

Esto significa, dijo el Pontífice, «que no debemos perseguir a Dios en sueños e imágenes de grandeza y poder, sino que debemos reconocerlo en la humanidad de Jesús y, en consecuencia, en los hermanos que nos pasan de lado por el camino de la vida. Porque “Dios se hizo de carne y hueso: se rebajó para hacerse hombre como nosotros, se humilló hasta asumir nuestro sufrimiento y nuestro pecado, y nos pide que lo busquemos, por tanto, no fuera de la vida y de la historia, sino en nuestra relación con Cristo y con nuestros hermanos”, afirmó el Papa.

La “escandalosidad” de la Eucaristía
Incluso hoy, aseveró Francisco, la revelación de Dios en la humanidad de Jesús puede “causar escándalo y no es fácil de aceptar. «Es lo que San Pablo llama la «necedad» del Evangelio frente a los que buscan milagros o sabiduría mundana. Y esta «escandalosidad» está bien representada por el sacramento de la Eucaristía”, y es que como se pregunta el Papa:»¿qué sentido puede tener, a los ojos del mundo, arrodillarse ante un trozo de pan? ¿Por qué alimentarse asiduamente de este pan?».

Por último su petición: “pidamos la gracia de dejarnos provocar y convertir por sus «palabras de vida eterna». Que María Santísima, que dio a luz a su Hijo Jesús en la carne y se unió a su sacrificio, nos ayude a dar siempre testimonio de nuestra fe con nuestra vida concreta”.

Saludos después del rezo mariano
En sus saludos a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco saludó a los a los sacerdotes y seminaristas del Pontificio Colegio Norteamericano y a las familias de Abbiategrasso y a los motoristas de Polesine.

También saludó a varios grupos de jóvenes: de Cornuda, Covolo del Piave y Nogaré, en la diócesis de Treviso, de Regoledo, en Milán, de Dalmine, Cagli y Pescantina, cerca de Verona, y el grupo scout de Mantua. A todos ellos les auguró que este viaje que han hecho hasta Roma, les ayude a caminar en la vida por el camino del Evangelio. También saludo a los chicos de la Inmaculada Concepción..

Patricia Ynestroza (Vatican News)

El Papa reza por Afganistán: buscar soluciones en la mesa de diálogo

Tras el rezo del Ángelus, Francisco se sumó a la preocupación unánime por la situación del país e imploró que cese el ruido de las armas.

Ciudad del Vaticano, 16 de agosto 2021.- Os ruego que recéis conmigo al Dios de la paz para que cese el ruido de las armas y se encuentren soluciones en la mesa del diálogo. Sólo así la población martirizada de ese país -hombres, mujeres, ancianos y niños- podrá regresar a sus hogares y vivir en paz y seguridad con pleno respeto mutuo.

Así, el Papa Francisco, esta mañana tras el Ángelus en la Plaza de San Pedro, se ha sumado a «la preocupación unánime por la situación en Afganistán», donde los talibanes se han apoderado ahora también de la capital, Kabul.

El avance hacia la capital
El avance de los combatientes en el país ha sido inexorable. Los helicópteros aterrizan cerca de la embajada estadounidense en la capital mientras los vehículos diplomáticos salen del complejo. Con la capitulación de Mazar-i-Sharif, Maymana y Jalalabad -la quinta ciudad más grande de Afganistán- el número de capitales de provincia que han caído en manos de los talibanes ha aumentado a 26. La mayoría de las ciudades se rindieron sin luchar. Avanzando a gran velocidad, los talibanes consiguieron controlar todos los pasos fronterizos de Afganistán y el aeropuerto de Kabul quedó como única vía de salida del país. El ministro del Interior paquistaní, Sheikh Rashid Ahmed, confirmó que los talibanes habían conquistado el lado afgano del paso fronterizo de Torkham, el último que había permanecido bajo control gubernamental.

Ministro del Interior: la transición será pacífica
«Kabul no será atacada y la transición tendrá lugar de forma pacífica». Esto es lo que dijo el Ministro del Interior afgano interino, Abdul Sattar Mirzakwal, en un vídeo, filmado por Tolo news. El ministro aseguró a los habitantes de Kabul que las fuerzas de seguridad garantizarán la seguridad de la ciudad. Mientras tanto, el Reino Unido se prepara para la evacuación del embajador británico en Kabul, Sir Laurie Bristow. Seiscientos soldados están desplegados en la capital para la evacuación de los ciudadanos británicos restantes y de los afganos que han colaborado con el ejército de Londres. No hay planes para evacuar la embajada rusa en Kabul, mientras los diplomáticos continúan su trabajo. Así lo anunció Zamir Kabulov, enviado especial del presidente ruso para Afganistán, director del segundo departamento de Asia del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Los talibanes: no utilizaremos la violencia
Los talibanes también tomaron la importante prisión del aeropuerto de Bagram y todos los detenidos fueron trasladados a un lugar seguro. La universidad de Kabul, en la parte occidental de la capital afgana, está bajo su control; su bandera ha sido izada en un distrito de la ciudad. Sin embargo, han asegurado que no utilizarán la fuerza en Kabul y que están negociando una transición de poder. Mientras tanto, el líder de los talibanes en Doha (Qatar) ordenó a los combatientes que se mantuvieran a las puertas de la ciudad, que no hicieran uso de la violencia y que evitaran muertos y heridos. Hasta el momento, no se ha producido ningún combate.

Biden: He heredado esta guerra, no se la pasaré a mi sucesor
El número de soldados enviados por Estados Unidos a Kabul para organizar la evacuación del personal de la embajada estadounidense ha pasado de 3.000 a 5.000. El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony J. Blinken, habló ayer con el Presidente de la República Islámica de Afganistán, Ashraf Ghani, sobre la evolución de los acontecimientos en Afganistán. Ambos, según el portavoz de Blinken, Ned Price, hablaron de la urgencia de los esfuerzos diplomáticos y políticos en curso para reducir la violencia. El Secretario hizo hincapié en el compromiso de Estados Unidos de mantener una sólida relación diplomática y de seguridad con el gobierno de Afganistán y «nuestro continuo apoyo al pueblo afgano». El Presidente Biden declaró que había heredado esta guerra y señaló: «No quiero, ni quiero, pasar esta guerra a mi sucesor».

EE.UU.: Si la misión se pone en peligro, la respuesta militar será «rápida y contundente»
Además, Biden está anunciando una serie de acciones en respuesta a la situación actual en Afganistán, entre las que se incluye dar instrucciones a la comunidad de inteligencia para mantener la vigilancia y así hacer frente a futuras amenazas terroristas desde Afganistán. Dio instrucciones a Blinken para que apoyara al presidente afgano Ghani diciéndole a los representantes de los talibanes en Doha que cualquier acción suya sobre el terreno en Afganistán que ponga en peligro al personal estadounidense o a la misión en ese país será respondida con una «respuesta militar rápida y contundente.» Biden dio instrucciones a la embajadora Tracey Jacobson para «procesar, transportar y reubicar a los solicitantes de visados especiales para inmigrantes afganos y otros aliados afganos».

Puente aéreo para repatriar a los italianos
Mientras tanto, se está preparando un puente aéreo para los italianos en Afganistán y el Parlamento está dispuesto a debatir y acelerar los procedimientos para la acogida de los afganos que han colaborado con los italianos en los últimos años. Esta noche, a las 21.30 horas, el vuelo de la Fuerza Aérea para la repatriación de los italianos despegará del aeropuerto de Kabul: «Les invitamos a abandonar el país por este medio», reza el correo electrónico enviado a todos los italianos en el país. En los próximos días, todas las oficinas de representación de los países de la Alianza deberán ser evacuadas y una guarnición de algunos diplomáticos podrá permanecer sólo en la zona del aeropuerto de Kabul.

La Iglesia invita a rezar por el destino del país
La crisis en el país asiático hace que se cumplan trágicamente las preocupaciones expresadas por los religiosos in situ, en particular por el padre Scalese, que -ayer mismo en nuestros micrófonos- había lanzado un sentido llamamiento a todos los cristianos para que recen a fin de que el dolor de la guerra no continúe entre la población, ya agotada.

Comisión de la UE: se necesita urgentemente un pacto europeo sobre migración
«Lo que está ocurriendo en Afganistán nos recuerda que Europa no puede esperar más. La crisis en Afganistán, pero no sólo allí, hace aún más evidente que el momento es ahora, que es hora de acordar un nuevo pacto europeo sobre la migración». Esto es lo que dijo Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión Europea, en una entrevista con «La Stampa». Es un asunto que concierne a todos, y para el que necesitamos un enfoque de equipo, holístico e integrador».

Antonella Palermo (Vatican News)
Imagen: Desplazados internos en un parque de Kabul

El Papa: Es la humildad la que atrajo la mirada de Dios hacia María

En la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el Papa resalta el secreto de María: la humildad. “Hoy, mirando a María Asunta, podemos decir que la humildad es el camino que conduce al Cielo”. El Papa pidió a la Virgen que nos “recuerde que el secreto del recorrido está contenido en la palabra humildad. Y que la pequeñez y el servicio son los secretos para alcanzar la meta”.

Ciudad del Vaticano, 15 de agosto 2021.- Dios no nos exalta por nuestros dones, riquezas o habilidades, sino por la humildad, señaló el Papa en su alocución previa a rezo mariano, Dios levanta a quien se abaja, a quien sirve. “En efecto, María no se atribuye más que el «título» de sierva: es «la esclava del Señor». No dice nada más de sí misma, no busca nada más para sí misma”.

Francisco recuerda también que Jesús nos enseña que “el que se humilla será exaltado». En la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el Papa Francisco recuerda que el secreto de María es la humildad. “Es la humildad la que atrajo la mirada de Dios hacia ella. El ojo humano busca la grandeza y se deslumbra por lo que es ostentoso, dijo el Papa, Dios, en cambio, no mira las apariencias, sino el corazón y le encanta la humildad.

¿Cómo está mi humildad?
Seguidamente el Pontífice, nos cuestiona a cada uno de nosotros. ¿cómo está mi humildad? ¿Busco ser reconocido por los demás, reafirmarme y ser alabado, o pienso en servir? ¿Sé escuchar, como María, o solo quiero hablar y recibir atención? ¿Sé guardar silencio, como María, o siempre estoy parloteando? ¿Sé cómo dar un paso atrás, apaciguar las peleas y las discusiones, o solo trato de sobresalir?

Para seguir el ejemplo de la Virgen María, Francisco nos recuerda que ella, en su pequeñez, conquista primero los cielos. “El secreto de su éxito reside precisamente en reconocerse pequeña, necesitada. Con Dios, solo quien se reconoce como nada es capaz de recibirlo todo. Solo quien se vacía es llenado por Él. Y María es la «llena de gracia» precisamente por su humildad”.

Este es el consejo que da el Papa, que nuestro punto de partida, que el comienzo de nuestra fe sea la humildad. “Es esencial ser pobre de espíritu, es decir, necesitado de Dios. El que está lleno de sí mismo no da espacio a Dios, pero el que permanece humilde permite al Señor realizar grandes cosas”, manifestó el Santo Padre.

Un mensaje de esperanza
Y la Virgen María, la “criatura más humilde y elevada de la historia, la primera en conquistar los cielos con todo su ser, cuerpo y alma, pasó su vida mayormente dentro del hogar, en lo ordinario”, sus días no tuvieron mucho de impresionantes, señaló Francisco, eran iguales, en silencio, por fuera, “nada extraordinario. Sin embargo, “la mirada de Dios permaneció siempre sobre ella, admirando su humildad, su disponibilidad, la belleza de su corazón, nunca tocado por el pecado”.

Y este es el mensaje de esperanza para nosotros, expresó Francisco:
“Para ti, que vives las mismas jornadas, agotadoras y a menudo difíciles. María te recuerda hoy que Dios también te llama a este destino de gloria. No son palabras bonitas. No es un final feliz artificioso, una ilusión piadosa o un falso consuelo. No, es la pura realidad, viva y verdadera como la Virgen Asunta al Cielo. Celebrémosla hoy con amor de hijos, animados por la esperanza de estar un día con ella en el Cielo”.

El Papa concluyó su alocución pidiendo a la Virgen que nos “recuerde que el secreto del recorrido está contenido en la palabra humildad. Y que la pequeñez y el servicio son los secretos para alcanzar la meta”.

Saludos a los fieles y presentes en la Plaza de San Pedro
En su alocución después del rezo mariano del Ángelus, el Papa saludo a todos los presentes en la Plaza, peregrinos de varios países, familias, asociaciones y fieles individuales. En particular, saludó al grupo de Santa Giustina in Colle, a los jóvenes de Carugate, a los de Sabbio Bergamasco y a los de Verona.

También dirigió un pensamiento a todos los que «están pasando estos días de Ferragosto en los distintos centros de vacaciones: les deseo serenidad y paz», les dijo, y no olvidó a los que «no pueden irse de vacaciones, a los que permanecen al servicio de la comunidad para servir, y también a los que se encuentran en circunstancias difíciles, agravadas por el fuerte calor y el cierre de algunos servicios por las vacaciones. Pienso especialmente en los enfermos, los ancianos, los presos, los desempleados, los refugiados y todos aquellos que están solos o en dificultades. Que María extienda su protección maternal a cada uno», señaló..

Por último, invitó a que realicen «un hermoso gesto: acudir a un santuario mariano para venerar a la Virgen». Los que estén en Roma, dijo, podrán ir a rezar ante el icono de la Salus populi romani, en la Basílica de Santa María la Mayor..

Patricia Ynestroza (Vatican News)

Francisco al pueblo haitiano: Ofrezco mi palabra de aliento a los supervivientes

El Papa Francisco, en su alocución después del rezo mariano del ángelus, hizo un apremiante llamamiento, recordando al pueblo de Haití duramente afectado por un terremoto.

Ciudad del Vaticano, 15 de agosto 2021.- En las últimas horas se ha producido un fuerte terremoto en Haití, que ha causado numerosos muertos, heridos y cuantiosos daños materiales, así comienzan las palabras del Papa, quien expresó su cercanía “a esas queridas personas que han sido duramente golpeadas por el terremoto”.

El Papa elevó sus “oraciones al Señor por las víctimas”, ofreciendo su palabra de aliento “a los supervivientes, con la esperanza de que la comunidad internacional muestre un interés compartido por ellos y que la solidaridad de todos pueda aliviar las consecuencias de la tragedia”.

Según el reporte del servicio geológico el seísmo fue de una magnitud de 7,2 en la escala de Richter y se registró en aguas cercanas a Haití con epicentro a unos 12 kilómetros al noreste de Saint-Louis du Sud. También hay una alarma de Tsunami. El país se vio afectado ayer por dos fuertes terremotos, de 7,2 y 6,6 de magnitud respectivamente. De momento, el balance es de más de 300 muertos y unos 2.000 heridos, pero las cifras crecen por momentos.

Además de seguir pagando el precio del devastador terremoto que asoló el territorio en 2010, la vida del pueblo haitiano está marcada desde hace tiempo por la violencia, la impunidad, la corrupción policial y la pobreza extrema. Un yugo muy pesado al que se ha sumado recientemente la pandemia de Covid-19, con más de 20.000 casos de infección y más de 570 muertes hasta la fecha, así como el asesinato del presidente Jovenel Moise, que fue asesinado en la noche del 6 al 7 de julio por un grupo de hombres armados que irrumpieron en su casa. Expresando, por tanto, «el afecto y la comunión con el pueblo de Dios haitiano», la Iglesia latinoamericana destaca, en particular, el compromiso de los misioneros sobre el terreno en favor de los «más necesitados y vulnerables» que «viven una dura realidad en esta hora de incertidumbre y aflicción».

Patricia Ynestroza (Vatican News)

El Papa en el Ángelus: Jesús pan de vida “se entrega” para que tengamos vida

“Que la Virgen María, en la cual el Verbo se ha hecho carne, nos ayude a crecer día tras día en la amistad con Jesús, pan de vida”, es la invitación del Santo Padre a los fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro, para rezar junto al Pontífice la oración del Ángelus de este domingo, 8 de agosto de 2021.

Ciudad del Vaticano, 8 de agosto 2021.- “Jesús en esta expresión: ‘Yo soy el pan de la vida’, resume verdaderamente todo su ser y toda su misión. Esto se verá plenamente al final, en la Última Cena. Jesús sabe que el Padre le pide no solo dar de comer a la gente, sino darse a sí mismo, partirse a sí mismo, la propia vida, la propia carne, el propio corazón para que nosotros podamos tener la vida”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del Ángelus de este domingo, 8 de agosto, comentando el Evangelio que la liturgia presenta este XIX Domingo del Tiempo Ordinario, en el cual se ve a Jesús que sigue predicando a la gente que ha visto el prodigio de la multiplicación de los panes, y a quienes invita a dar un salto de calidad; para ello, aplica el símbolo del pan a sí mismo. Dice claramente: «Yo soy el pan de la vida».

¿Qué significa pan de la vida?
Qué nos quiere decir Jesús con esto, se pregunta el Pontífice. Y señala que, para vivir se necesita el pan, quien tiene hambre no pide comidas refinadas y caras, sino pan, quien no tiene trabajo no pide sueldos altos, sino el “pan” de un empleo. “Jesús se revela como el pan – afirma el Papa – es decir lo esencial, lo necesario para la vida de cada día. No un pan entre muchos otros, sino el pan de la vida. En otras palabras, nosotros, sin Él, más que vivir, sobrevivimos: porque solo Él nos nutre el alma, solo Él nos perdona de ese mal que solos no conseguimos superar, solo Él nos hace sentir amados aunque todos nos decepcionen, solo Él nos da la fuerza de amar y perdonar en las dificultades, solo Él da al corazón esa paz que busca, solo Él da la vida para siempre cuando la vida aquí en la tierra se acaba”.

Yo soy el pan de la vida: revela todo su ser y toda su misión
El Papa Francisco al seguir reflexionando sobre esta imagen señala que, Jesús en esta expresión: “Yo soy el pan de la vida”, resume verdaderamente todo su ser y toda su misión. “Esto se verá plenamente al final, en la Última Cena. Jesús sabe que el Padre le pide no solo dar de comer a la gente, sino darse a sí mismo, partirse a sí mismo, la propia vida, la propia carne, el propio corazón para que nosotros podamos tener la vida. Estas palabras del Señor – subraya el Papa – despiertan en nosotros el estupor por el don de la Eucaristía. Nadie en este mundo, por mucho que ame a otra persona, puede hacerse alimento para ella. Dios lo ha hecho, y lo hace, por nosotros. Renovemos este estupor. Hagámoslo adorando el Pan de vida, porque la adoración llena la vida de estupor”.

Yo soy el pan de la vida: es entrar en lo concreto del mundo
Sin embargo, en el Evangelio, evidencia el Pontífice, en vez de asombrarse, la gente se escandaliza. También nosotros quizá nos escandalizamos: nos sería más cómodo un Dios que está en el Cielo sin entrometerse, mientras nosotros podemos gestionar los asuntos de aquí abajo. Sin embargo, Dios se ha hecho hombre para entrar en lo concreto del mundo. Y le interesa todo de nuestra vida. Podemos hablarle de los afectos, el trabajo, la jornada, cualquier cosa. Jesús desea esta intimidad con nosotros. ¿Qué no desea? Ser relegado a segundo plano, ser descuidado y dejado de lado, o llamado solo cuando tenemos necesidad.

Yo soy el pan de la vida: bendice lo que hemos hecho
Finalmente, el Papa Francisco recuerda que, al menos una vez al día nos encontramos comiendo juntos; quizá por la noche, en familia, después de una jornada de trabajo o de estudio. “Sería bonito – invita el Papa – antes de partir el pan, invitar a Jesús, pan de vida, pidiéndole con sencillez que bendiga lo que hemos hecho y lo que no hemos conseguido hacer”. Invitémosle a casa, recemos de forma “doméstica”. Jesús estará en la mesa con nosotros y seremos alimentados por un amor más grande. Que la Virgen María, en la cual el Verbo se ha hecho carne, nos ayude a crecer día tras día en la amistad con Jesús, pan de vida.

Saludos después del Ángelus
Después de rezar la oración a la Madre de Dios, el Papa Francisco saludó a los romanos y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro, de modo especial, a las familias, grupos parroquiales, y asociaciones. En particular, saludó al grupo de agentes de pastoral juvenil de Verona, a los jóvenes de Crevalcore, así como a los jóvenes de Scandiano y a los de las Casas Salesianas de la región del Triveneto que llegaron a Roma en bicicleta. A todos deseó un buen domingo y como siempre pidió que, no se olviden de rezar por él.

Renato Martinez (Vatican News)