Inundaciones en Europa: El Santo Padre expresa su cercanía a las poblaciones

El Papa Francisco, al final del rezo del Ángelus del domingo 18 de julio de 2021, expresó su cercanía a los habitantes de Alemania, Bélgica y Países Bajos que han sido afectados por las lluvias torrenciales.

Ciudad del Vaticano, 18 de julio 2021.- El mal tiempo de los últimos días en Europa Occidental se ha cobrado muchas víctimas. El número de muertos por las inundaciones y los desprendimientos de tierra aumentó a 183 hasta el mediodía del domingo y decenas de personas siguen desaparecidas.

Alemania es el país más afectado por las inundaciones. La policía informó de 156 muertes por la mañana.
En este contexto, el Santo Padre volvió a expresar, el domingo 18 de julio, su solidaridad con los afectados por la catástrofe. «Expreso mi cercanía a los pueblos de Alemania, Bélgica y los Países Bajos, que se han visto afectados por las inundaciones catastróficas. «Que el Señor acoja a los fallecidos y consuele a sus familias. Que apoye los esfuerzos de todos para ayudar a los que han sufrido graves daños», dijo, tras rezar la oración del Ángelus.

Sólo en el estado regional alemán de Renania-Palatinado, la policía local informó de 110 muertos y dijo que temía «que hubiera más víctimas», citando al menos 670 heridos sólo en esa región. La tendencia en la zona más afectada es a la baja, pero la situación está empeorando más al sur, en la frontera germano-austríaca, según las autoridades. La canciller alemana, Angela Merkel, visita este domingo a las víctimas de las peores inundaciones en más de 50 años.

V

El Papa: “No anestesiemos la parte más profunda de nuestro ser”

No pasar “de las prisas del trabajo a las de las vacaciones”. Aprendamos a detenernos y apagar el teléfono móvil para cultivar el silencio, contemplar la naturaleza y regenerarnos en el diálogo con Dios. Necesitamos una «ecología del corazón» compuesta de descanso, contemplación y compasión, como lo hizo la Virgen. A la hora del Ángelus Francisco invitó a aprovechar el tiempo de verano para ello.

Ciudad del Vaticano, 18 de julio 2021.- Antes de rezar el Ángelus dominical, el Papa Francisco comentó el Evangelio de este 18 de julio, en el que a san Marcos relata el episodio del descanso al que Jesús invita a los Apóstoles tras las fatigas de la misión. El Papa dijo que esa actitud del Señor “nos ayuda a comprender dos aspectos importantes de la vida”: el descanso y la compasión.

Descanso y la compasión
Al recordar que el Señor invitó a los Apóstoles que regresaban de su misión a descansar un poco en un lugar tranquilo, Francisco se refirió a una valiosa enseñanza de Jesús que se preocupa no sólo de su cansancio físico, sino también del cansancio interior, puesto que – como dijo el Santo Padre – el Señor “quiere ponerlos en guardia contra un peligro que está siempre al acecho, también para nosotros:

No caer en la trampa del activismo
“Dejarse llevar por el frenesí del hacer, caer en la trampa del activismo, en el que lo más importante son los resultados que obtenemos y el sentirnos protagonistas absolutos”

Descanso físico y del corazón
Tras exclamar cuántas veces también esto sucede en la Iglesia en que estando atareados, yendo deprisa, y pensando que todo depende de nosotros, francisco afirmó que “al final, corremos el riesgo de descuidar a Jesús”. A lo que añadió:

“No se trata sólo de descanso físico, sino también de descanso del corazón. Porque no basta “desconectar”, es necesario descansar de verdad. Y para hacerlo, es preciso regresar al corazón de las cosas: detenerse, estar en silencio, rezar, para no pasar de las prisas del trabajo a las de las vacaciones”

Parar la carrera frenética de nuestras agendas
Después de recordar que Jesús “no se sustraía a las necesidades de la multitud, pero cada día, antes que nada, se retiraba en oración, en silencio, en la intimidad con el Padre”, explicó que de su invitación a descansar se deduce que deberíamos guardarnos “del eficientismo” y parar “la carrera frenética que dictan nuestras agendas”.

“Aprendamos a detenernos, a apagar el teléfono móvil para cultivar el silencio, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en el diálogo con Dios”

La compasión
Por otra parte, teniendo en cuenta que el Evangelio de este domingo narra que Jesús y los discípulos no pudieron descansar como querían a causa de la gente, a la que el Señor les enseña, el Papa dijo que en este punto se observa el segundo aspecto que nos presenta y que “la compasión”. Y afirmó:

“De hecho, sólo el corazón que no se deja secuestrar por la prisa es capaz de conmoverse, es decir, de no dejarse llevar por sí mismo y por las cosas que tiene que hacer, y de darse cuenta de los demás, de sus heridas, de sus necesidades”

La compasión nace de la contemplación
El Santo Padre también afirmó que “si aprendemos a descansar de verdad, nos hacemos capaces de compasión verdadera; si cultivamos una mirada contemplativa, llevaremos adelante nuestras actividades sin la actitud rapaz de quien quiere poseer y consumir todo; si nos mantenemos en contacto con el Señor y no anestesiamos la parte más profunda de nuestro ser, las cosas que hemos de hacer no tendrán el poder de dejarnos sin aliento y devorarnos”.

Ecología del corazón: descanso, contemplación y compasión
“Necesitamos una ‘ecología del corazón’ compuesta de descanso, contemplación y compasión. ¡Aprovechemos el tiempo estivo para ello! Y ahora, recemos a la Virgen, que cultivó el silencio, la oración y la contemplación, y que se conmueve siempre con ternura por nosotros, sus hijos”

Vatican News

Francisco a los cubanos: «Recen a la Virgen de la Caridad del Cobre por la paz»

A la hora del rezo del Ángelus dominical, el Papa Francisco exhortó a los habitantes de Cuba a pedir la protección maternal de su patrona, la Virgen de la Caridad del Cobre, «en estos momentos difíciles, en los que es necesario contruir diálogo, paz y solidaridad». El Pontífice también lanzó un llamamiento de paz para Sudáfrica, tras los recientes episodios de violencia y expresó su cercanía con las víctimas de las catastróficas inundaciones en Alemania, Bélgica y los Países Bajos.

Ciudad del Vaticano, 18 de julio 2021.- Tras rezar la oración mariana del Ángelus, el domingo 18 de julio, el Papa Francisco expresó su cercanía con el querido pueblo cubano «en estos momentos difíciles, especialmente a las familias que más sufren».

Cuba se encomiende a la protección de la Virgen del Cobre

«Pido al Señor que les ayude a construir en paz, diálogo y solidaridad una sociedad cada vez más justa y fraterna. Exhorto a todos los cubanos a encomendarse a la protección maternal de la Virgen María de la Caridad del Cobre. Ella les acompañará en este viaje», dijo el Santo Padre.

Cercanía con las víctimas de los aluviones
Por otro lado, el Pontífice ofreció sus condolencias a los habitantes de Alemania, Bélgica y los Países Bajos que se han visto afectados por las catastróficas inundaciones: «Que el Señor reciba a los muertos y consuele a sus familias. Que apoye los esfuerzos de todos para ayudar a los que han sufrido graves daños», añadió.

Llamamiento de paz en Sudáfrica
Asimismo, en alusión a los recientes episodios de violencia que han agravado la situación de la población en Sudáfrica, «que ya están sufriendo dificultades económicas y sanitarias a causa de la pandemia», el Papa se unió a los obispos del país, haciendo un llamamiento de corazón a todos los implicados «para que trabajen por la paz y cooperen con las autoridades en la asistencia a los necesitados».

«Que no se olvide el deseo que ha guiado al pueblo sudafricano de renacer en concordia entre todos sus hijos», aseveró Francisco.

Saludo a los peregrinos
Finalmente, el Santo Padre saludó a los numerosos jóvenes presentes, especialmente a los grupos del Oratorio de Sant’Antonio de Nova Siri, de la parroquia de María Reina de Todos los Santos de Parma, de la parroquia del Sagrado Corazón de Brescia y del Oratorio Don Bosco de San Severo:

“Queridos jóvenes, ¡que tengáis un buen viaje por el camino del Evangelio! Saludo a las novicias de las Hijas de María Auxiliadora, fieles de la Unidad Pastoral de Camisano y Campodoro en la Diócesis de Vicenza. Quiero saludar de todo corazón a los chicos de CVS de Puglia, que están conectados con nosotros a través de la televisión”.

El Papa se despidió saludando a los fieles y deseándoles un buen domingo para todos, pidiendo como es habitual, que por favor, no se olviden de rezar por él.

Vatican News
Imagen: Fieles cubanos en la Plaza de San Pedro

El Papa Francisco: ¡No tires el plástico al mar!

El Papa Francisco recuerda la celebración anual del Domingo del Mar invitando a todos a cuidar nuestros mares y océanos.

Ciudad del Vaticano, 11 de julio 2021.- El Papa Francisco, durante la oración del Ángelus, recordó a los fieles que el domingo 11 de julio es el Domingo del Mar: «dedicado de manera especial a todos los que dependen del mar para su trabajo y sustento».

Celebrado anualmente, el Domingo del Mar, es un día para que la gente se reúna para rezar por los marinos y los pescadores y agradecerles el papel vital que desempeñan en todas nuestras vidas.

Como señala el Papa Francisco, también es un día en el que se destaca la importancia de cuidar el mar y su ecosistema.
Hablando después del rezo del Ángelus, el Papa dijo que reza por los marinos y exhortó a todos a cuidar los océanos y los mares. «Cuiden la salud del mar: ¡no al plástico en el mar!», dijo.

8 millones de toneladas de plástico entran en el océano cada año

Las cifras de la ONU muestran que 8 millones de toneladas de plástico entran en el océano cada año, matando la vida marina y alimentando la cadena alimentaria humana.

El Papa Francisco hace muchas referencias a la necesidad de cuidar los océanos y los mares en su encíclica «Laudato sì, Sobre el cuidado de nuestra casa común». En el párrafo 41, por ejemplo, dice: «Los océanos son el patrimonio común de la familia humana. Sólo con un profundo sentido de humildad, asombro y gratitud podemos hablar con razón del océano como «nuestro». Cuidar esta herencia común implica necesariamente rechazar formas de actuar cínicas o indiferentes. No podemos pretender ignorar los problemas de contaminación de los océanos derivados, por ejemplo, de los plásticos y microplásticos que entran en la cadena alimentaria y provocan graves consecuencias para la salud de la vida marina y humana. Tampoco podemos permanecer indiferentes ante la pérdida de los arrecifes de coral, lugares esenciales para la supervivencia de la biodiversidad marina y la salud de los océanos, mientras asistimos a la transformación de un maravilloso mundo marino en un cementerio submarino, desprovisto de color y vida.

En una carta dirigida a los líderes empresariales en una conferencia del Vaticano de 2018 sobre la cuarta Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, dijo: «No podemos permitir que nuestros mares y océanos estén llenos de campos interminables de plástico flotante.»

«Tenemos que rezar como si todo dependiera de la providencia de Dios, y trabajar como si todo dependiera de nosotros», dijo.

Linda Bordoni (Vatican News)

El Papa hace un fuerte llamamiento a favor de Haití

Francisco, uniéndose al sentido llamamiento de los obispos locales, pidió al final del Ángelus que se depongan las armas en Haití y se inicie un proceso que conduzca a un futuro de paz y armonía nacional.

Ciudad del Vaticano, 11 de julio 2021.- Durante su hospitalización en el Policlínico Gemelli, Francisco rezó varias veces por el pueblo de Haití. Lo dijo el propio Papa al final de la oración mariana del Ángelus, rezada por el hospital romano:
“En los últimos días mi oración se ha dirigido a menudo a Haití, tras el asesinato del presidente y la herida de su esposa.”

Francisco ha pedido el fin de la violencia y que, dejando de lado las armas, la gente elija la vida, y fomente la convicción de un proceso de paz que devuelva al país la armonía nacional:

“Me uno al llamamiento sincero de los obispos del país para que depongan las armas, elijan la vida, elijan la convivencia fraternal en interés de todos y en interés de Haití. Estoy cerca del querido pueblo haitiano; espero que la espiral de violencia cese y que la Nación pueda retomar el camino hacia un futuro de paz y armonía.”

El asesinato del Presidente Moise
En la noche del martes 6 al miércoles 7 de julio fue asesinado Jovenel Moïse, presidente de Haití, Estado americano situado en la isla de La Española, no lejos de Cuba. La dinámica del asesinato de Moïse aún no se ha aclarado, pero el jueves por la noche la policía haitiana anunció que había detenido a varios ciudadanos colombianos y a dos estadounidenses acusados de estar implicados en el atentado. Para Haití, el asesinato del presidente es el último de una serie de acontecimientos trágicos que han marcado la historia del país, que ahora podría entrar en una nueva fase de incertidumbre e inestabilidad.

Asesinato atroz
En un telegrama firmado por el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin y enviado al nuncio apostólico Francisco Escalante Molina, Francisco deploró el asesinato, hablando de un «atroz asesinato» y condenó «toda forma de violencia como medio para resolver crisis y conflictos». En el telegrama, también reza por Marine Moïse, la esposa del presidente gravemente herida en la emboscada y hospitalizada en Miami.

La nota de los obispos
Los deseos de una pronta recuperación para la primera dama llegaron también de la Conferencia Episcopal de Haití, que, en una nota, habló de «asesinato inadmisible y repugnante». «Este triste suceso», se lee, «marca un desafortunado punto de inflexión en nuestra historia como pueblo, lamentablemente dictado por la elección deliberada de la violencia por parte de muchos sectores de la población como método de supervivencia y resolución de disputas». Por ello, los obispos subrayan que «la violencia sólo puede generar violencia y llevar al odio». Nunca ayudará a nuestro país a salir de este estancamiento político». De ahí el llamamiento a «todos los hijos e hijas» de Haití a «superar el orgullo personal y los intereses de grupo para buscar juntos, en torno a una mesa, la solución haitiana tan anhelada por el pueblo, dictada por el amor a Haití y a nuestros valores como pueblo». «¡Bajen las armas! ¡Opta por la vida! Elijan por fin vivir juntos en interés de todos y en interés de Haití», concluyeron los prelados.

Andrea De Angelis (Vatican News)
Imagen: El Papa Francisco asomado desde el balcón de su habitación del hospital Gemelli de Roma.
(Foto: Vatican Media)

El Papa en el hospital: “que todo enfermo reciba la unción de la cercanía”

El Papa Francisco preside la oración mariana del Ángelus Domini desde la decima planta del Hospital Universitario Policlínico Agostino Gemelli de Roma. Antes del rezo, ha subrayado la importancia de la unción de los enfermos, asegurando que también nosotros podemos dársela a alguien “con una visita o una llamada telefónica a esa persona enferma”.

Ciudad del Vaticano, 11 de julio 2021.- El Papa sigue hospitalizado en el Hospital Universitario Policlínico Agostino Gemelli de Roma y ha sido precisamente desde allí desde donde hoy a rezado a la Madre del cielo, asomado desde el balcón de su habitación situada en la décima planta del hospital, junto a algunos niños que se encuentran también ingresados.

Antes de rezar el Ángelus, ha dado las gracias a todos: “he sentido mucho vuestra cercanía y el apoyo de vuestras oraciones. Gracias de todo corazón”. Después, comentando el Evangelio hodierno, Francisco ha explicado que el Evangelista San Marcos habla de como los discípulos de Jesús, enviados por Él, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban. “Este “aceite” – dice el Papa – nos hace pensar que al sacramento de la Unción de los enfermos, que da consuelo al espíritu y al cuerpo”. “Pero este «aceite» – continúa – es también la escucha, la cercanía, la atención, la ternura de quien cuida a la persona enferma: es como una caricia que hace que nos sintamos mejor, que calma el dolor y anima”. Además, el Papa ha subrayado que tarde o temprano todos necesitamos esta «unción» de la cercanía y de la ternura y todos podemos dársela a alguien “con una visita, una llamada telefónica, una mano tendida a quien necesita ayuda”.

Después, se ha centrado en la importancia de un buen servicio sanitario gratuito y accesible a todos: “estos días de hospitalización ha experimentado lo importante que es un buen servicio sanitario, accesible a todos, como el que hay en Italia y en otros países. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos. No debemos perder este bien tan precioso. ¡Tenemos que mantenerlo! Y para ello debemos esforzarnos todos, porque sirve a todos y requiere la contribución de todos”.

Antes de concluir, ha expresado su aprecio a los médicos y a todo el personal sanitario del hospital y de otros hospitales y ha pedido oración por todos los enfermos: “que no se deje a nadie solo, que todos reciban la unción de la escucha, de la cercanía, de la ternura y del cuidado”. Además, se ha preguntado: ¿por qué sufren los niños? asegurando que es una pregunta «que toca el corazón».

El Papa hace un llamamiento por Haití tras el Ángelus

Al final del rezo del Ángelus, Francisco este mediodía ha hecho un llamamiento por la situación de Haití, expresando la esperanza de que el país deponga las armas y opte por la convivencia fraterna. También ha recordado que hoy se celebra en Italia, por iniciativa de la Conferencia Episcopal, el Domingo del Mar, dedicado de forma especial a los marinos, asegurando sus oraciones y recomendando el cuidado de la salud del mar: «¡no al plástico en el mar!», dijo. Su último pensamiento ha sido por «quienes hoy en Polonia participan en la peregrinación de la familia de Radio María al Santuario de Czestochowa». Al final, destaca su deseo a los benedictinos y a las benedictinas de todo el mundo y a Europa: «que esté unida en sus valores fundacionales», en la fiesta de hoy de San Benito, abad y patrón de Europa.

Mireia Bonilla (Vatican News)

El Papa pide a todos que recemos por su Viaje a Budapest y Eslovaquia

Después de rezar la oración del Ángelus de este domingo, 4 de julio, el Santo Padre anunció su próximo Viaje Apostólico a Hungría y Eslovaquia, del 12 al 15 de septiembre de 2021.

Ciudad del Vaticano, 4 de julio 2021.- “Del 12 al 15 de septiembre próximo, si Dios quiere, iré a Eslovaquia para realizar una Visita Pastoral, la tarde del día 12”, así lo anunció el Papa Francisco después de rezar la oración mariana del Ángelus, de este XIV Domingo del Tiempo Ordinario, señalando que los eslovacos se encuentran alegres por esta noticia. “Primero concelebraré en Budapest – precisó el Pontífice – la Misa conclusiva del Congreso Eucarístico Internacional. Agradezco de corazón a todos los que están preparando este viaje y rezo por ellos. Todos rezamos por este viaje y por las personas que están trabajando para organizarlo”.

Declaraciones de Matteo Bruni
Asimismo, en unas declaraciones, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, confirmó el próximo Viaje del Papa Francisco. «Como ha anunciado el Santo Padre en el Ángelus de esta mañana, por invitación de las Autoridades Civiles y de las Conferencias Episcopales, el domingo 12 de septiembre de 2021, el Papa Francisco viajará a Budapest con ocasión de la Santa Misa conclusiva del 52º Congreso Eucarístico Internacional; posteriormente, del 12 al 15 de septiembre de 2021, viajará a Eslovaquia, visitando las ciudades de Bratislava, Prešov, Košice y Šaštin. El programa del viaje será publicado a su tiempo».

Cardenal Erdő: El Papa en Budapest una señal de esperanza
«La comunidad de los creyentes católicos están esperando con gran alegría y cariño la llegada del Santo Padre». Hoy, al haber terminado la oración del Ángelus, el Papa Francisco anunció oficialmente que visitaría Budapest el 12 de septiembre de 2021 y asistirá a la Misa de clausura del 52 ° Congreso Eucarístico Internacional. El Cardenal Péter Erdő, Primado de Hungría, ha señalado que, “La comunidad de los creyentes católicos están esperando con gran esperanza y gran alegría la llegada del Santo Padre. Estamos rezando para que su visita sea una señal de esperanza y de un nuevo comienzo para nosotros con la atenuación de la pandemia.”.

El Cardenal Erdő también destacó que, es de gran importancia que el Santo Padre asista personalmente a la Misa de Clausura, ya que generalmente es el legado papal que suele representar al Santo Padre en los Congresos Eucarísticos. Esto fue también el caso durante el último Congreso Eucarístico en Cebú, donde el Papa Francisco envió un videomensaje. La última vez un Papa participó personalmente en un evento mundial, fue hace 21 años en Roma, con el Papa Juan Pablo II”.

Monseñor Zvolenský: el Papa viene para fortalecer nuestra fe
Por su parte, Monseñor Stanislav Zvolenský, Arzobispo de Bratislava y Presidente de la Conferencia Episcopal Eslovaca señaló que, el anuncio del Viaje del Papa a su país, “es una noticia especialmente alegre, y estoy muy contento. Creo que muchos de nosotros también estamos en este momento volviendo con gran alegría al recuerdo de la visita del Santo Padre Juan Pablo II. Y una vez más podemos decir que el Sucesor de los apóstoles, ahora el Papa Francisco, vendrá a Eslovaquia”. Asimismo, el Presidente de los Obispos Eslovacos dijo que este anuncio “llega en relación con la Solemnidad de nuestros santos Cirilo y Metodio, heraldos de la fe. Fueron ellos quienes nos enseñaron a respetar al Papa. Y ahora podremos dar la bienvenida al Sucesor del apóstol Pedro en Eslovaquia, para recibirlo entre nosotros”.

Además, Monseñor Zvolenský invito a todos a que empiecen a prepararse internamente para poder escuchar bien el mensaje del Papa Francisco. Es un mensaje de sensibilidad hacia los que sufren, los que están al margen de la sociedad, los necesitados, tanto en el ámbito material como en el espiritual. También está su gran preocupación por el bien de la familia, su gran sensibilidad por las necesidades de los jóvenes. Estos temas formarán sin duda parte de la visita del Papa Francisco a Eslovaquia. Creo que podemos esperar un gran fortalecimiento espiritual”.

Vatican News
Imagen: Peregrinos eslovacos en la Plaza de San Pedro

El Papa en el Ángelus: Sin apertura a las sorpresas de Dios, la fe se apaga

Este 4 de julio, el Santo Padre dirigió la oración del Ángelus desde la ventana del Palacio Apostólico y comentando el Evangelio del día recordó que, “sin apertura a la novedad y a las sorpresas de Dios, sin asombro, la fe se convierte en una letanía cansada que lentamente se apaga”.

Ciudad del Vaticano, 4 de julio 2021.- “En la oración, pidamos a la Virgen, que ha acogido el misterio de Dios en la cotidianidad de Nazaret, tener ojos y corazón libres de los prejuicios y abiertos al asombro, a las sorpresas de Dios, a Su presencia humilde y escondida en la vida de cada día”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del Ángelus, de este XIV Domingo del Tiempo Ordinario, desde la ventana del Palacio Apostólico ante los fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro.

Un profeta sólo en su patria carece de prestigio
El Santo Padre comentando el Evangelio de este domingo (Mc 6,1-6) que nos habla de la incredulidad de los paisanos de Jesús, señaló que Jesús después de haber predicado en otros pueblos de Galilea, vuelve a Nazaret, donde había crecido con María y José; y, un sábado, se puso a enseñar en la sinagoga. Muchos, escuchándolo, se preguntan: “¿De dónde le viene esta sabiduría? y ¿qué sabiduría es esta que le ha sido dada? ¿No es este el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, Joset, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?” (cfr vv. 1-3).
“Delante de esta reacción, Jesús afirma una verdad que ha entrado a formar parte también de la sabiduría popular: «Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio»”.

Hay diferencia entre conocer y reconocer
En este sentido, el Papa Francisco invitó a detenernos en la actitud de los paisanos de Jesús, que conocen a Jesús, pero no lo reconocen. “En efecto – afirmó el Pontífice – hay diferencia entre conocer y reconocer: podemos conocer varias cosas de una persona, hacernos una idea, fiarnos de lo que dicen los demás, quizá de vez en cuando verla por el barrio, pero todo esto no basta. Se trata de un conocer superficial, que no reconoce la unicidad de una persona. Es un riesgo que todos corremos: pensamos que sabemos mucho de una persona, la etiquetamos y la encerramos en nuestros prejuicios”.

“Los paisanos de Jesús lo conocen desde hace treinta años y piensan que lo saben todo; en realidad, no se han dado nunca cuenta de quién es realmente. Se detienen en la exterioridad y rechazan la novedad de Jesús”.

Es necesario abrirse a la novedad y dejarse sorprender
Esto sucede, señaló el Santo Padre, cuando hacemos que prevalezca la comodidad de la costumbre y la dictadura de los prejuicios, así es difícil abrirse a la novedad y dejarse sorprender. “Al final sucede que muchas veces, de la vida, de las experiencias e incluso de las personas – subrayó el Pontífice – buscamos solo confirmación a nuestras ideas y a nuestros esquemas, para nunca tener que hacer el esfuerzo de cambiar”. Puede suceder también con Dios, precisamente a nosotros creyentes, a nosotros que pensamos que conocemos a Jesús, que sabemos ya mucho sobre Él y que nos basta con repetir las cosas de siempre.

“Sin apertura a la novedad y a las sorpresas de Dios, sin asombro, la fe se convierte en una letanía cansada que lentamente se apaga”.

¿Por qué los paisanos de Jesús no lo reconocen y no creen en Él?
Finalmente, el Papa Francisco se pregunta: ¿Cuál es el motivo por el que no reconocen y no creen en Jesús? Podemos decir, en pocas palabras, afirmó el Papa, que no aceptan el escándalo de la Encarnación. “Es escandaloso que la inmensidad de Dios se revele en la pequeñez de nuestra carne, que el Hijo de Dios sea el hijo del carpintero, que la divinidad se esconda en la humanidad, que Dios habite en el rostro, en las palabras, en los gestos de un simple hombre”. He aquí el escándalo: la encarnación de Dios, su concreción, su “cotidianidad”. En realidad, es más cómodo un dios abstracto y distante, que no se entromete en las situaciones y que acepta una fe lejana de la vida, de los problemas, de la sociedad. O nos gusta creer en un dios “de efectos especiales”, que hace solo cosas excepcionales y da siempre grandes emociones.

“Dios se ha encarnado: humilde, tierno, escondido, se hace cercano a nosotros habitando la normalidad de nuestra vida cotidiana. Y entonces, como los paisanos de Jesús, corremos el riesgo de que, cuando pase, no lo reconozcamos, es más, nos escandalizamos de Él”.

Vuelvo a aquella hermosa frase de San Agustín: «Tengo miedo de Dios, del Señor, cuando pasa. Pero, Agustín, ¿por qué tienes miedo? Tengo miedo de no reconocerlo. Tengo miedo del Señor cuando pasa. Timeo Dominum transeuntem». No lo reconocemos de hecho, nos escandalizamos de Él, pensamos como nuestro corazón con esta realidad.

Renato Martinez (Vatican News)

Ángelus del Papa: «Dios no se demuestra sino que se testimonia con la vida»

A Jesús no le interesan «las opiniones que tenemos sobre Él» sino sentir que «está en nuestro corazón» y «quiere que nos pongamos en juego». Estas fueron las palabras del Papa Francisco a la hora del rezo del Ángelus, después de haber celebrado la misa con la bendición de los Palios para los nuevos arzobispos metropolitanos, en la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo. «Es triste ver», comentó el Pontífice, que tantos debaten, «pero pocos dan testimonio».

Ciudad del Vaticano, 29 de junio 2021.- Tras haber celebrado, en la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, la Santa Misa en la Basílica Vaticana con la bendición de los Palios para los nuevos arzobispos, el Papa Francisco rezó la oración mariana del Ángelus asomado desde la ventana del Palacio Apostólico.

Reflexionando sobre el Evangelio de hoy (Mt 16, 13-19), en el que Jesús lanza una cuestión crucial a sus discípulos haciendo la pregunta: «Y vosotros, ¿Quién decís que soy yo?», el Santo Padre explica que también nosotros estamos llamados a hacernos ese mismo planteamiento respondiendo en nuestro corazón, “¿Quién es Jesús para mí?”.

Jesús quiere estar al centro de nuestras vidas.
El Pontífice señala que el Señor también pregunta a los discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo?” (cf. v. 13), y en este contexto marca la diferencia entre ambas cuestiones, una diferencia que para el Papa es fundamental en la vida cristiana, ya que «hay quienes se quedan en la primera pregunta, en las opiniones, y hablan de Jesús; y hay quienes, en cambio, le hablan a Jesús, ofreciéndole la vida, entrando en relación con él, dando el paso decisivo».

Francisco destaca que esto es, precisamente, lo que a Jesús le interesa «estar en el centro de nuestros pensamientos, ser el punto de referencia de nuestros afectos; ser, en definitiva, el amor de nuestra vida».

San Pedro y San Pablo se convirtieron en testigos.
Y como ejemplo el Santo Padre cita a los Santos que celebramos hoy, Pedro y Pablo, quienes dieron este paso y se convirtieron en testigos.

“No eran admiradores, sino imitadores de Jesús. No eran espectadores, sino protagonistas del Evangelio. No creyeron de palabra, sino con obras. Pedro no hablaba de misión, era pescador de hombres, Pablo no escribió libros cultos, sino cartas vividas, mientras viajaba y testificaba. Ambos gastaron su vida por el Señor y por sus hermanos”.

Asimismo, el Papa pone en guardia sobre el riesgo de querer demostrar la existencia de Dios, solo mediante pareceres y opiniones, teniendo grandes ideas y deciendo palabras bonitas, pero nunca poniendo en juego nuestras vidas.

“¡Cuántas veces, por ejemplo, decimos que nos gustaría una Iglesia más fiel al Evangelio, más cercana al pueblo, más profética y misionera, pero luego, en la práctica, no hacemos nada! Es triste ver que muchos hablan, comentan y debaten, pero pocos dan testimonio. Los testigos no se pierden en palabras, sino que dan frutos. No se quejan de los demás ni del mundo, empiezan por sí mismos. Nos recuerdan que Dios no ha de ser demostrado, sino mostrado; no anunciado con proclamas, sino testimoniado con el ejemplo”.

La importancia de testimoniar las caídas.
Por otra parte, Francisco, puntualiza que al mirar la vida de Pedro y Pablo, puede surgir una objeción: «ciertamente fueron testigos, pero no siempre ejemplares: Pedro negó a Jesús y Pablo persiguió a los cristianos».

Sin embargo, asevera el Pontífice, aquí está el punto, porque ambos también testimoniaron sus caídas.

“San Pedro podría haber dicho a los evangelistas: ‘No escriban los errores que he cometido’. Pero no, su historia sale sin ambages de los Evangelios, con todas sus miserias. Lo mismo dígase de san Pablo, que en sus cartas habla de errores y debilidades. Aquí es donde comienza el testigo: desde la verdad sobre sí mismo, desde la lucha contra su propia doblez y falsedad”.

El Señor nos sigue interpelando cada día
Finalmente, el Papa recuerda que el Señor nos sigue interpelando cada día y que puede hacer grandes cosas a través de nosotros cuando somos transparentes con Él y con los demás:

“Su pregunta: ¿Quién soy yo para ti?, nos excava dentro. A través de sus testigos, Pedro y Pablo, nos estimula a quitarnos las máscaras, a renunciar a las medias tintas, a las excusas que nos vuelven tibios y mediocres. Que Nuestra Señora, Reina de los Apóstoles, nos ayude en esto y encienda en nosotros el deseo de dar testimonio de Jesús”

Vatican News

Francisco: paz para el Líbano y saludos a Benedicto por los 70 años de sacerdocio

En el momento de los saludos, tras haber rezado el Ángelus, el Papa Francisco recordó la jornada especial de oración por la paz en el Líbano que tendrá lugar en el Vaticano el próximo 1 de julio, y dedicó unas palabras especiales al Papa emérito Benedicto XVI quien hoy celebra el 70° aniversario de su ordenación sacerdotal.

Ciudad del Vaticano, 29 de junio 2021.- Tras haber rezado a la Virgen la oración del Ángelus este martes 29 de junio, solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, el Papa Francisco lanzó otro llamamiento por la paz en Líbano recordando la jornada especial de oración y reflexión por este país que se celebrará en el Vaticano el 1 de julio:

“Junto con los responsables de todas las Iglesias presentes en el País de los Cedros, nos inspiraremos en la palabra de la Santa Escritura que dice: ‘El Señor Dios tiene planes de paz’ (Jer 29,11). Invito a todos a unirse espiritualmente a nosotros, rezando para que el Líbano se recupere de la grave crisis que atraviesa y muestre de nuevo al mundo su rostro de paz y esperanza”

160 años de la primera edición de L’Osservatore Romano
Por otra parte, el Santo Padre señaló que el 1 de julio también se cumplirán 160 años de la primera edición de L’Osservatore Romano: «Mis mejores deseos para el periódico y muchas gracias por su servicio. Continúen su trabajo con fidelidad y creatividad», expresó.

Gracias Benedicto XVI por tus 70 años de sacerdote
Asimismo, Francisco dedicó unas palabras especiales al Papa Benedicto XVI, quien hoy celebra sus 70 años de ordenación sacerdotal.

“A ti, Benedicto, querido padre y hermano, va nuestro afecto, nuestra gratitud y nuestra cercanía. Él vive en el monasterio, un lugar ideado para que albergara a las comunidades contemplativas aquí en el Vaticano, para que pudieran rezar por la Iglesia. En la actualidad, es el contemplativo del Vaticano, que pasa su vida rezando por la Iglesia y por la diócesis de Roma, de la que es obispo emérito. Gracias, Benedicto, querido padre y hermano. Gracias por su testimonio creíble. Gracias por tu mirada continuamente dirigida hacia el horizonte de Dios: ¡gracias!”.

Roma celebra a sus Santos Patronos
Finalmente, el Pontífice saludó cordialmente a todos los peregrinos provenientes de Italia y de varios países presentes en la plaza de San Pedro; y especialmente a los ciudadanos de Roma que hoy celebran la fiesta de sus Santos Patronos:

“¡Los bendigo, queridos romanos! Deseo todo el bien a la ciudad de Roma: que con la ayuda del compromiso de todos ustedes, de todos los ciudadanos, sea habitable y acogedora, que nadie sea excluido, que los niños y los ancianos sean atendidos, que haya trabajo y que éste sea digno, que los pobres y los descartados estén en el centro de los proyectos políticos y sociales. Rezo por esto. Y también ustedes, queridos fieles de Roma, recen por su Obispo. Gracias”