Libros: «Cuando falten los sacerdotes», referencias teológicas y canónicas en tiempos de escasez de vocaciones de Alphonse Borras

La mayoría de las diócesis de Europa occidental y de América del Norte se enfrentan a una creciente disminución del número de sacerdotes. Muchos católicos se apenan ante esta situación, pero a otros no les desagrada, porque supondría abrir el camino a la Iglesia del mañana. Eso sí, la teología y el derecho canónico ofrecen recursos útiles para examinar el contexto propio de cada Iglesia local, estimular la reflexión y el debate institucional y despejar los caminos para asumir sensata y adecuadamente la presidencia eclesial y eucarística de las comunidades.
«Debemos tener el valor de enfrentarnos a la realidad».

Título: CUANDO FALTEN LOS SACERDOTES
Autor: ALPHONSE BORRAS
Editorial:
SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas: 200
P:recio: 16 €

Entrevista: Isabel Sánchez, autora de ‘Mujeres brújula…’ y secretaria central del Opus Dei

75 historias de mujeres inspiradoras.

 (zenit – 8 sept. 2020).- Isabel Sánchez, la mujer que ocupa el puesto más importante en la dirección del Opus Dei, ha publicado y presentado recientemente su primer libro, Mujeres brújula en un bosque de retos (Planeta-Espasa), motivo por el que zenit ha conversado en exclusiva con ella.

Isabel Sánchez Serrano (Murcia, España, 1969) dirige desde 2010 la Asesoría Central del Opus Dei, el organismo compuesto por mujeres que asesoran al prelado en el gobierno de la institución. Es licenciada en Derecho, vive en Roma desde 1992 y trabaja para las más de 50.000 mujeres que forman parte de la institución en 70 países.

“Mujeres brújula”

Fruto de su trayectoria y de su cargo en la Obra, que le ha permitido visitar más de 50 países, Sánchez ha conocido el trabajo de muchas mujeres a las que denomina “mujeres brújula”, es decir, “alguien que llega a ser punto de referencia para los demás, señala el norte, marca el camino y acompaña hasta la meta”.

De este modo, en su libro recoge 75 experiencias de mujeres que trabajan en los cinco continentes liderando proyectos sociales para mejorar su entorno. Además, en el libro se tratan temas como el trabajo, el liderazgo, el papel de la mujer, el cuidado de las personas, la paz, la solidaridad o la sostenibilidad del planeta.

Compatibilizar la labor de escritora

Isabel Sánchez, autora de ‘Mujeres Brújula…’ y directora de la Asesoría del Opus Dei
(Foto: (C) Paola Gutiérrez)

En su entrevista concedida a zenit, la secretaria central del Opus Dei, cuenta que la propuesta de escribir este libro surgió por parte de la editorial, después de una entrevista con motivo de la beatificación de Guadalupe Ortiz de Landazuri, científica y miembro de la Obra.

Sánchez confiesa que “aunque ha requerido esfuerzo”, la labor de compatibilizar su trabajo en esta institución de la Iglesia, “vino favorecida por varios factores. En primer lugar, por el apoyo que encontré en el prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz, y en mi equipo de trabajo”, que “desde el primer momento facilitaron que pudiera dedicar diversos momentos de la semana a la escritura y limitaron mi agenda de viajes”.

El poder del perdón
A pesar de que le resulta una elección difícil, de las casi 80 mujeres “inspiradoras” que aparecen en el libro, reconoce que “quizá la que más me impactó fue la de una mujer argentina, enferma terminal, que le contaba a la médico que la atendía que podía irse en paz porque había sido capaz de perdonar a su marido, que reapareció tras haberla abandonado muchos años antes, dejándola sola con varios niños pequeños”.

“Ese debate entre rencor y perdón me interpeló seguramente porque todos pasamos por él en algún momento de nuestra existencia”. Por ello, “ella fue para mí un referente, un claro ejemplo de ‘mujer brújula’, que puede cambiar su destino y el de los suyos en su propia cocina”, resalta la escritora.

Feminismo integrador y enriquecedor

En lo referente al tema de la mujer la sociedad actual, Sánchez se muestra a favor de un feminismo integrador, que incluya a los hombres como aliados: “Quiero alejarme de un feminismo de oposición, que reafirma a la mujer aplastando al hombre. Una mirada al mundo de hoy revela que los antagonismos difícilmente podrán llevarnos al equilibrio social o a crear entornos humanizantes”.

“Personalmente me preocupa esa dialéctica de confrontación, no solo entre hombre y mujer, sino también entre razas, clases sociales u opciones ideológicas. Abogo por crear espacios colaborativos, en los que la mirada de uno enriquezca al resto, en el que hombres y mujeres aporten a cada uno de los ámbitos de la vida”, explica.

Para ello, “hemos de trabajar codo con codo para construir un nuevo modelo de sociedad que dé respuesta a las inquietudes que el futuro nos plantea”.

Las féminas “hemos pasado varias décadas abriéndonos camino en entornos laborales o espacios públicos que históricamente habían contado con una presencia exclusivamente masculina” y “en este esfuerzo, ha habido hombres que han prestado su colaboración, porque han entendido que era precisa la aportación de la mujer para tener una visión completa de la realidad”, aclara.

Una sororidad que tienda el brazo

Ante la confrontación que a veces se produce entre las propias mujeres, especialmente en ámbitos como el laboral, señala que, durante el citado recorrido, “también se han cometido injusticias y errores como, por ejemplo, pensar que la conquista de estos espacios requería la asunción de roles masculinos por parte de la mujer o ver a las otras colegas como potenciales rivales, en vez de como aliadas”.

No obstante, “las mujeres tenemos mucho que aportar, pues llevamos con nosotras un patrimonio de siglos en el cuidado y la primacía de la persona, pero también podemos caer en la trampa del revanchismo o de la envidia, que minan nuestra autoestima. Muchas mujeres están llegando a la cima de su profesión en numerosos ámbitos”.

Y subraya que la sororidad “pasa por tender el brazo a la siguiente para subir. He tenido la oportunidad de conversar con muchas mujeres de latitudes muy variadas, y veo como una condición inherente a nosotras la de ser integradoras, innovadoras e impulsar a los demás”.

Favorecer la conciliación

Respecto a su opinión sobre cuáles son los principales logros que deberían conseguirse a favor de la mujer actualmente, expone que quizá el primero de ellos “sería entender que la maternidad no es un tema de la mujer; el convencimiento de que el cuidado y la educación de los hijos concierne a todos”, pues, a partir de esta comprensión de la maternidad y la paternidad, “habría que repensar la organización de los trabajos para que faciliten las relaciones humanas, y conciliar familia y trabajo”.

“Un paso sería racionalizar los horarios o dar un reconocimiento social a las profesiones relacionadas con el cuidado. Luego están otras cuestiones en las que aún hay mucho camino por recorrer como la brecha salarial o los techos de cristal”, añade.

La mujer en la Iglesia
En su libro, Isabel Sánchez también aborda la cuestión del papel de la mujer en la Iglesia, defendiendo que, al mismo tiempo que es necesario señalar los cargos y funciones que los laicos pueden realizar dentro de ella, es preciso ser conscientes de la labor que esta puede hacer en este sentido en la vida ordinaria.

De este modo, manifiesta que “desearía ver a muchos laicos –cristianos corrientes, a pie de calle, hombres y mujeres- ejerciendo un papel protagonista en la vida de la Iglesia”.

El “liderazgo de la calle”
Para lograrlo cree que puede ser preciso “un proceso de desclericalización, una fina labor de criba, para descubrir qué cargos se han ido adhiriendo a las competencias de los sacerdotes –como si fuera competencia exclusiva de ellos- cuando podría no ser así”.

Y alude a un “liderazgo de calle” que pasa “no tanto por asumir cargos o por reducir la contribución de la mujer al desempeño de funciones en la estructura de la Iglesia, como de abrazar nuestro compromiso vital con el mundo de hoy, y llevar a la sociedad contemporánea –cada uno desde el lugar que ocupa- el mensaje de Cristo y los valores del Evangelio”. Un liderazgo que será visible “si cada bautizado asume este compromiso”.

Solidaridad como solución a la pandemia

Otro de los temas de los que Isabel Sánchez habla en su libro es la solidaridad, sus propuestas enlazan con las recientes palabras del Papa, en las que declara que la pandemia actual “ha puesto de relieve nuestra interdependencia: todos estamos vinculados, los unos con los otros, tanto en el bien como en el mal” (Papa Francisco, audiencia general del 2 de septiembre de 2020).

En esta línea, la secretaria central del Opus Dei apunta que, efectivamente, “la pandemia ha puesto de manifiesto que como sociedad tenemos mucho que avanzar todavía en el cuidado de nuestros mayores y de los más vulnerables, en la adquisición de resortes para protegerlos”.

“Coincido plenamente con el Papa Francisco en que esta crisis sanitaria nos ha hecho ver que el mundo de hoy, con sus desafíos planetarios, requiere de la cooperación mutua, basada en la amistad como valor social. Tenemos que ir del brazo de los demás”.

Además, en el capítulo dedicado a la solidaridad, “se recoge lo que, según me parece entender, es lo más valioso que tenemos: la capacidad de descubrir las necesidades de otros, hacerlas nuestras y tratar de poner remedio”.

“Humanizar el ambiente”
Al ser preguntada por la tendencia a frivolizar con el término “solidaridad” como mero contenido atractivo para las redes sociales, clarifica que “la solidaridad es mucho más que una foto en Instagram, es encarnar en la propia vida los valores del Evangelio, es empatizar con nuestros contemporáneos”.

Por otro lado, frente al desánimo que puede provocar el hecho de que, en el contexto actual, existan múltiples retos que afrontar en este campo, indica que, “es verdad que nuestro mundo está atravesado por desigualdades lacerantes y que los retos son titánicos, pero al mismo tiempo no hace falta irse muy lejos ni realizar grandes gestas para tratar de devolverle su belleza primigenia: un oído atento, una mano tendida, una sonrisa o un favor hecho sin esperar retribución pueden humanizar un ambiente hostil o indiferente, y cambiar vidas”. Y “en el libro se cuentan varias historias que reflejan esto”.

Sostenibilidad ecológica

Inmersos en pleno Tiempo de la Creación, celebración ecuménica anual de oración y acción por nuestra casa común, y dado que en Mujeres brújula… se habla de la  sostenibilidad ecológica, en este sentido, Sánchez describe que en la Obra “sobre todo se alienta a que sea cada persona la que despliegue su creatividad y piense en modos de abrazar el compromiso que todos tenemos con nuestro planeta, como obra salida de las manos del Creador”.

También resalta que, en el capítulo sobre este asunto, por ejemplo, “se habla del vínculo con el entorno que ha establecido la Universidad de Piura, cuyo campus pasó de ser un inhóspito desierto a una reserva natural notable”.

O de la historia de Lucía, “que trabaja en el ámbito de la innovación tecnológica y se dedicaba a la inversión de startups. La lectura de la encíclica Caritas in veritate de Benedicto XVI, le llevó a crear su propia firma de consultoría en innovación y sostenibilidad, poniendo a la persona en el centro”.

Los cristianos como “agentes ecológicos”

En Mujeres brújula…, la autora define precisamente al cristiano como “agente ecológico de la dimensión religiosa”, que puedan destruir las ideas contaminadas sobre Dios.

Al plantearle cómo cree que los católicos pueden luchar contra el acomplejamiento o incluso el miedo a relacionarse con los que piensan distinto, recuerda que el Santo Padre “nos ha compartido su deseo ya en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, cuando invitó a los fieles cristianos a una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría”.

En ella, Francisco “hablaba de la alegría del Evangelio, que llena el corazón y la vida de los que se encuentran con Jesús. A través de este testimonio de alegría, de plenitud y de sentido los cristianos de hoy seremos capaces de cancelar las sospechas que aún pesan sobre Dios como el tirano, el aguafiestas de los hombres, el acusador continuo, el ladrón de la felicidad jugosa y vital”.

Y destaca que los católicos “hoy tenemos por delante una misión apasionante: presentar al mundo de hoy el rostro de la misericordia del Padre. ¿Cómo? Fundamentalmente con nuestro testimonio de fe, entre nuestros iguales, en nuestras relaciones familiares, laborales o de amistad”.

Escribir para abrir diálogos
Finalmente, sobre la posibilidad de escribir otros libros, Isabel Sánchez cuenta que ha disfrutado “enormemente” redactando su primera obra, “aunque de momento me espera bastante trabajo de despacho en cuanto regrese a Roma” y “dependerá de los lectores y de la acogida” que tenga el libro la decisión de escribir una segunda parte.

Asimismo, comparte que “cuando pensé en la estructura de los capítulos, lo hice pensando en retos que fueran transversales y que nos afectaran a todos. Lo hice con el deseo de que el libro sirviera para abrir diálogos, para invitar a la conversación entre amigos sobre temas relevantes, aunque se esté en posiciones o posturas diversas y aparentemente contradictorias”.

Y afirma que, como lecturas interesantes, “me atraen los temas universales, porque es a partir de ellos que podremos construir una sociedad del diálogo, inclusiva y trascendente”.

LARISSA I. LÓPEZ
Fotos: Paola Gutiérrez y M. Villarino


Presentación del libro ‘Mujeres Brújula en un bosque de retos’

De Isabel Sánchez, directora del Opus Dei.

 (zenit – 4 sept. 2020).– La presentación del libro Mujeres Brújula en un bosque de retos (Espasa-Planeta), escrito por Isabel Sánchez, la mujer que ocupa el puesto más importante en la dirección del Opus Dei, tuvo lugar ayer, 3 de septiembre de 2020, en el hotel Conde Duque de Madrid, España.

Isabel Sánchez Serrano (Murcia, 1969) dirige desde 2010 la Asesoría Central del Opus Dei, el organismo compuesto por mujeres que asesoran al prelado en el gobierno del Opus Dei. Es licenciada en Derecho, vive en Roma desde 1992 y trabaja para las más de 50.000 mujeres que forman parte de la institución en 70 países.

Experiencias de 75 mujeres

Presentación del Libro ‘Mujeres Brújula en un bosque de retos’ (Foto: (C) M. Villarino)

Sánchez recoge en su libro las experiencias de 75 mujeres que trabajan en los cinco continentes liderando proyectos sociales para mejorar su entorno, informa un comunicado de la Oficina de Prensa del Opus Dei.

Hoy, 4 de septiembre de 2020, a las 21:30 horas tendrá lugar una presentación digital de la obra, a través de la cuenta de Youtube de Espasa. En ella participarán la autora y Gonzalo del Prado, periodista de la cadena televisiva española Antena 3.

Mujeres Brújula
Fruto de su trayectoria y de su cargo en la Obra, Isabel Sánchez ha conocido el trabajo de muchas mujeres que denomina “mujeres brújula”, “alguien que llega a ser punto de referencia para los demás, señala el norte, marca el camino y acompaña hasta la meta”.

Los beneficios del libro irán destinados a becas de Harambee ONGD para el proyecto Guadalupe, con el objetivo de que investigadoras africanas estudien en el extranjero para ayudar después a su continente.

“Cuando la editorial me propuso poner por escrito mis reflexiones sobre cuestiones como la mujer, el trabajo, la familia o la educación pensé en volcar la experiencia de otras mujeres que, aunque desconocidas en su gran mayoría, son, para mí, referentes”, señala Sánchez Serrano.

Feminismo integrador

A lo largo del libro, y a raíz de los testimonios de las protagonistas, Isabel Sánchez aborda algunas cuestiones de gran actualidad como las consecuencias de la COVID-19, el trabajo, feminismo, liderazgo, maternidad, familia, solidaridad, vulnerabilidad.

En relación a la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres, Sánchez Serrano plantea un feminismo integrador, en el que “mujeres y hombres trabajan codo con codo para construir un nuevo modelo de sociedad que dé respuesta a las inquietudes que el futuro nos plantea”.

Sociedad del cuidado
Sobre los retos en el ámbito laboral, la autora escribe que “en la vorágine de la cuarta revolución industrial y en el umbral de la quinta, la transformación del trabajo puede llevarnos hacia una encrucijada vital: o conformamos una sociedad del descarte, o una sociedad del cuidado”.

Esta sociedad del cuidado está en manos de hombres y mujeres y “necesitamos hombres y mujeres capaces de sentimientos radicalmente humanos, como la misericordia y la compasión”, apunta.

“Esto requiere repensar la organización de los trabajos para que realmente faciliten las relaciones humanas y la conciliación entre familia y trabajo”, explica también. Y afirma que penalizar la maternidad y la paternidad “no es un problema de la mujer, es un problema de todos, y quizá la primera batalla será lograr ese convencimiento”.

La autora plantea propuestas para la convivencia, desde la base de que “somos todos imperfectos en busca de quienes acepten nuestras imperfecciones, así que una de las primeras guías para la existencia feliz será aprender a convivir con nuestras propias limitaciones y con las de los demás”.

Liderazgo e identidad

En cuanto al liderazgo, considera que “para marcar un camino debemos tener claro el norte. Si no somos líderes, el norte nos lo marcan otros; si lo somos, el norte es nuestro: fruto de nuestro conocimiento y nuestra libertad, que proponemos a otros mediante el diálogo y el ejemplo”.

En su opinión, los líderes del día a día deben “desarrollar un pensamiento crítico, perder el miedo a recibir dislikes, e ir contra lo políticamente correcto cuando sea necesario para defender los valores o la identidad”.

Al hablar de sus convicciones religiosas, la autora se muestra defensora de una práctica religiosa libre y personal y sostiene que “un cristiano puede ser para el mundo un agente ecológico de la dimensión religiosa, que ayude a purificar las ideas contaminadas sobre Dios y cancele las sospechas que aún siguen pesando sobre Él —el tirano, el aguafiestas de los hombres, el acusador continuo, el ladrón de la felicidad jugosa y vital—”.

Mujer e Iglesia
En cuanto al papel de la mujer en la Iglesia, defiende “una fina labor de criba, para descubrir encargos que se han ido adhiriendo a las competencias de los sacerdotes, como si les pertenecieran en exclusiva, cuando podría no ser así”.

En su opinión, “el afán de ir sumando encargos y misiones en la Iglesia como meta para las mujeres resulta pobre y reductiva, pues la contribución femenina va mucho más allá de la mera funcionalidad en el ámbito eclesiástico. Lo más importante que la mujer, como mujer, puede hacer en la Iglesia, lo hace en el mundo”.

Por último, en relación a la COVID-19, Isabel Sánchez habla de la condición de “reclusos urbanos”, vulnerables e interdependientes, con la pandemia que “nos ha puesto ante la vida y la muerte, cambiando nuestros parámetros de interpretación. No somos los dueños del mundo y se nos da la oportunidad de cambiar nuestra arrogancia en confianza”.

LARISSA I. LÓPEZ


Libros: «Evangelio 2021», Camino, Verdad yVida. Ciclo B

«Evangelio 2021. Camino, verdad y vida – Ciclo B» nos ofrece los Evangelios que se proclaman en la Misa diaria. Cada día ofrece un comentario pastoral y espiritual con una sencilla oración, escritos por la teóloga y escritora Isabel Gómez-Acebo.

La página se complementa con el tiempo litúrgico, la semana del salterio para la Liturgia de las Horas, la abreviatura de las lecturas del día, la memoria litúrgica, el santoral, la jornada conmemorativa para determinados días del año y el color de los ornamentos litúrgicos. Incluye además un útil calendario litúrgico de cada mes, índice alfabético y onomástico de los principales santos, beatos y advocaciones marianas con su fecha de celebración, así como un compendio de las oraciones del cristiano, algunos himnos y salmos, y el examen de conciencia del papa Francisco. Finalmente se añade el Ordinario de la misa con la liturgia de la Palabra y la liturgia eucarística. El Evangelio dedica una página para cada día y una doble para los domingos.

Título: EVANGELIO 2021
Autor: EQUIPO SAN PABLO
Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas: 480
Precio: 1,90 €

COVID-19: Prefacio del Papa para el libro ‘Comunión y esperanza’

Reflexiones teológicas sobre la pandemia.

(zenit – 28 julio 2020).- Las reflexiones del Papa Francisco sobre la era de la COVID-19 se explican en el prefacio del libro Comunión y esperanza publicado por la Librería Editorial Vaticana del Dicasterio para la Comunicación y redactado por el cardenal Walter Kasper y el sacerdote alemán George Augustin, informa Vatican News.

A lo largo del mismo, el Santo Padre señala que las raíces de nuestra vida están en Cristo, en Él está la fuerza para enfrentar los difíciles problemas que nos esperan después de la crisis, en Él está el modelo de cercanía, amor y servicio.

Nueva esperanza y solidaridad
Según el medio vaticano, Comunión y esperanza constituye un volumen rico en reflexiones teológicas que puede suscitar una “nueva esperanza y una nueva solidaridad”, basadas en la certeza de que como ocurrió en los primeros difíciles meses de la propagación de la pandemia, también hoy, la presencia del Señor acompaña y alienta a la humanidad.

Oración por el fin de la pandemia en San Pedro (Foto: (C) Vatican Media)

Efectivamente, la obra ha sido escrita por el cardenal Walter Kasper, presidente emérito del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y el padre George Augustin, sacerdote alemán que fundó y dirige el Instituto que lleva el nombre de su compatriota cardenal.

Interrogativos fundamentales
Francisco plantea la pandemia como un “tiempo de prueba y elección”. Tal y como expuso en la vigilia de oración del pasado 27 de marzo, el coronavirus, “como una tormenta” sorprendió a todos, cambiando la vida familiar, el trabajo y las actividades públicas y dejando a su paso muerte, penurias económicas y distancia de la Eucaristía y de los sacramentos.

Esta dramática situación, que desenmascara la vulnerabilidad del hombre, su inconsistencia y su necesidad de redención y cuestiona muchas certezas ha desencadenado “interrogativos fundamentales sobre la felicidad” y “sobre el tesoro de nuestra fe cristiana”, escribe en el prefacio.

¿Dónde están las raíces más profundas que nos sostienen a todos en la tormenta? ¿Qué es realmente importante y necesario? La pandemia, continúa el Pontífice “es una señal de alarma” que nos lleva a reflexionar precisamente sobre esto. “Es un tiempo de prueba y elección para que podamos orientar nuestras vidas de una manera renovada a Dios, nuestro apoyo y nuestra meta”.

Solidaridad y servicio
En el texto, el Obispo de Roma insiste en su llamado a la “solidaridad” y al “servicio”, contra la “injusticia global” y la indiferencia. De hecho, la situación de emergencia conduce a entender cuánto “dependemos de la solidaridad de los demás y nos empuja a servir a los que nos rodean de una manera nueva”.

«Debemos ser sacudidos por la injusticia mundial”, apunta, “para poder despertar y escuchar el grito de los pobres y de nuestro planeta tan gravemente enfermo”.

El contagio del amor
Por otra parte, el Papa Francisco resalta que el inicio de la pandemia coincidió con el tiempo de la Pascua y de ahí procede el mensaje que ilumina el presente y el futuro y evita la parálisis.

Se trata del mensaje de la victoria de la vida sobre la muerte: “La Pascua nos da esperanza, confianza y valor, nos fortalece en la solidaridad” y en la fraternidad, recuerda.

“El peligro de contagio de un virus debe enseñarnos otro tipo de ‘contagio’, el del amor, que se transmite de corazón a corazón. Estoy agradecido por los muchos signos de disponibilidad a la ayuda espontánea y de compromiso heroico del personal sanitario, de los médicos y de los sacerdotes. En estas semanas hemos sentido la fuerza que provenía de la fe”.

La Eucaristía, fuerza
El último pasaje del Prefacio está dedicado a la fe en Cristo. En este sentido, el Santo Padre recuerda el “doloroso ayuno eucarístico” que muchos cristianos han experimentado debido al cese de las celebraciones públicas y la solución de emergencia de las transmisiones mediáticas.

No obstante, también subraya que ninguna “transmisión virtual puede sustituir la presencia real del Señor en la celebración eucarística”. A ello se debe la la alegría por la reanudación de la vida litúrgica normal, pues “la presencia del Señor Resucitado en su Palabra y en la celebración eucarística nos dará la fuerza necesaria para afrontar los difíciles problemas que nos esperan después de la crisis”.

Y a toda la humanidad, como Jesús a los discípulos de Emaús repite, como signo de esperanza para el futuro: “¡No tengan miedo! Yo he vencido a la muerte”.

LARISSA I. LÓPEZ


El nuevo sitio web de la Biblioteca Vaticana, ya disponible

vaticanlibrary.va.

(zenit – 23 julio 2020).- El nuevo sitio web de la Biblioteca Vaticana está disponible desde el pasado 16 de julio en vaticanlibrary.va, ofreciendo un acceso más fácil a todos los contenidos y servicios que la enriquecen.

La renovación del acceso a la web de la Biblioteca del Papa lleva preparándose desde hace tiempo y se caracteriza por una nueva disposición y un fácil acceso a los usuarios. Según informan en Vatican News, el sistema se ha simplificado y hecho más intuitivos los procedimientos de solicitud de reproducciones de manuscritos y otros materiales conservados en la Biblioteca.

“Los gráficos evolucionan muy rápidamente en este tipo de comunicación digital y por lo tanto fuimos conscientes durante mucho tiempo de que necesitábamos algo más fresco, más ágil y más intuitivo”, explica el prefecto de la Biblioteca Vaticana, monseñor Cesare Pasini, en Radio Vaticana Italia.

Sistema estático y dinámico

Biblioteca y Archivo Apostólico ((Foto: C) Vatican Media)

Tal y como se puede observar en los sitios web más recientes, la técnica de creación de contenidos en línea es estática, en los textos, enlaces de hipertexto, imágenes, pero se hace dinámica en el caso de los buscadores de catálogos y de la biblioteca digital, la consulta del catálogo editorial, la gestión del Twitter visto desde la web y del comercio electrónico.

Esta remodelación es “particularmente apropiada en el período de la pandemia”, cuando las normas de seguridad sanitaria dificultan el acceso físico al lugar de los estudiosos, ha señalado Mons. Pasini.

“Somos los bibliotecarios de los Estados Papales porque la biblioteca es suya y está abierta por su voluntad durante muchos siglos”, relata el prefecto. “Así que queremos estar al servicio de nuestros visitantes con un instrumento moderno y actual que les proporcione inmediatamente lo que una investigación o tal vez algo más”, explica el prelado encargado de la Biblioteca.

Visita virtual de forma fácil
Así, los que entran en la Biblioteca, aclara Mons. Pasini, “ahora también quieren conocer, ver, consultar y quizás tomar notas. Así que este debe ser el primer servicio que encuentran, estas deben ser las primeras cosas hermosas que pueden mirar, tener curiosidad, estar investigando. De esta manera se puede pensar en medallas, monedas, grabados, estampas, impresiones, manuscritos. Así sabe lo que puede encontrar en la Biblioteca o tal vez encuentra algo que buscaba para un estudio particular propio, pero aún puede darse el lujo de esas mil culturas, mil idiomas que tenemos en la biblioteca en nuestros tesoros, idiomas de la historia del mundo”.

Asimismo, en el “área reservada”, dentro de la nueva web, ahora hay un sistema para hacer estas peticiones “de una manera muy lineal, práctica y útil”, asegura el prefecto de la Biblioteca. “Desde el área reservada, entonces, un usuario, un estudioso, una persona curiosa, puede hacer las preguntas que le parezcan útiles para dirigirse a la Biblioteca: habilidades específicas o información de la que esté interesado”. Basta con registrarse y estarás dentro, anota Mons. Pasini.

En la sección de “noticias y eventos” dentro del nuevo sitio, indican todas las citas que les conciernen: “presentamos un acontecimiento que aún no ha tenido lugar o que ya ha ocurrido o damos noticias de una realidad importante que hemos realizado”, detalla Mons. Pasini. También están las nuevas publicaciones.

Además en esta sección están sobre todo los “Newsletters”, es decir, estas notas de información que han renovado desde mayo de 2017, para hacerlas más interesantes, pero que se han publicado regularmente desde el 25 de junio de 2008. “Si se desplaza a través de los boletines, puede obtener una imagen de la historia más reciente de la Biblioteca, las empresas con las que ha tratado, los conocimientos que ha adquirido, los contactos y las comunicaciones que ha hecho”.

Y por último están los tweets de la cuenta de Twitter @bibliovaticana, que anuncian los nombramientos e iniciativas “de una manera mucho más inmediata y por lo tanto más incisiva”, describe el archivero.

ROSA DIE ALCOLEA


Libros: «Interioridad» de Txemi Santamaría García, publicado por Editorial San Pablo

El ser humano ha sentido siempre la necesidad de descubrir en la escucha de su propio interior la brújula de su caminar existencial, el sentido de su vida y la presencia del Misterio. Una búsqueda que se acentúa en tiempos de crisis. Txemi Santamaría nos guía por este viaje hacia nuestra interioridad en un libro para sentir, para meditar, para leer desde el corazón. Para ello, aborda de manera progresiva la experiencia vivencial, que se hace consciente y otorga sentido, y que abre a la trascendencia. Cada capítulo está dividido en tres momentos: una invitación a la reflexión desde una perspectiva más teórica, un acercamiento más sentido, bajo el epígrafe «Medita», donde se proponen reflexiones para llevar a la vida las cuestiones planteadas, y una parte más práctica, compuesta de ejercicios experienciales para seguir profundizando desde el silencio.

Título: INTERIORIDAD
Autor: TXEMI SANTAMARÍA GARCÍA
Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas: 80
Precio: 9,95 €

Txemi Santamaría García

Doctor en Teología. Trabaja como psicólogo y psicoterapeuta de pareja y familia en el Centro de Orientación y Terapia Familiar de Lagungo (Bilbao), trainer de focusing – es miembro de la Asociación Española de Focusing Carlos Alemany – y profesor asociado en la Universidad de Deusto. Además es coordinador en el Programa TREVA.


Libros: «Esperanza» de Martí Colom, publicado por Editorial San Pablo

En la tesitura única en que nos encontramos, en un mundo dominado por la pérdida y el miedo, se hace ineludible preguntarnos en qué consiste la esperanza, dónde hunde sus raíces, qué clase de personas somos si orienta nuestros pasos o qué ocurre si la perdemos. Martí Colom defiende que es sensato seguir hoy confiando en el ser humano y su capacidad de hacer el bien. Y nos invita en estas páginas a vivir con los ojos abiertos para descubrir que, en realidad, la esperanza nunca había estado tan activa y vigente como hoy.

Título: ESPERANZA
Autor: MARTÍ COLOM
Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas: 216
Precio: 13,95 €



Páginas216



COVID-19: “Fátima y la paz”, 103º aniversario de las apariciones a los pastorcillos

Por D. José A. Senovilla, sacerdote.

(zenit – 13 mayo 2020).- Este año, debido a la pandemia mundial del coronavirus, la tradicional peregrinación anual al santuario nacional de Fátima, los días 12 y 13 de mayo, se lleva a cabo sin la participación de los fieles.

Con motivo de la festividad de la Virgen de Fátima, en este 13 de mayo en el que se cumplen 103 años de las apariciones a los pastorcillos, Francisco, Jacinta y Lucía, zenit habla con D. José Antonio Senovilla, sacerdote de la Prelatura del Opus Dei, y autor de la ponencia “Fátima y la paz”, expuesta en el Congreso Mariológico con motivo de los 400 años de Nuestra Señora de la Caridad como patrona de Sanlúcar de Barrameda (España), el 13 de mayo de 2018.

Lucia, Francisco y Jacinta, los tres pastorcitos videntes de Fátima

Tal y como explica D. José Antonio en este texto, a finales del siglo XIX “el mundo sufrió de nuevo cambios muy profundos: cayeron imperios y, con el comienzo del nuevo siglo, vinieron guerras y revoluciones de dimensiones nunca vistas. En medio de aquel clima de depresión y miedo, Dios tuvo a bien enviar de nuevo a nuestra Santa María: Fátima es un diálogo de Dios Padre con sus hijos, a través de  su Hija predilecta, nuestra Madre Bendita”.

Fátima, motivo de esperanza

Procesión de la Virgen de Fátima, Febrero 2020 (Foto: © Mila Rodríguez)

Fátima, continúa, “es un intento de la Reina de la Paz por avisar a sus hijos del daño que son capaces de hacerse a sí mismos si se apartan de su Padre Dios”, pero Fátima es, sobre todo, “un motivo grandioso de esperanza, un abajarse de Dios para dar a los hombres instrumentos de paz y de salvación”.

El sacerdote afirma que los cristianos de nuestra época y, en general, todas las personas “de buena voluntad” presentan dos preocupaciones: “la paz del mundo” y “la salvación de mucha gente buena a la que nadie ha llegado a hablar del infinito poder y querer misericordioso de Dios”.

Rezo del Rosario diariamente

Virgen de Fátima (© Santuario de Fátima)

No obstante, en nuestra ayuda, señala, “ha venido el mensaje de Fátima”, que aporta instrumentos para enfrentar ambas.

Así, la Virgen, en cada una de las apariciones de 1917 pide rezar el Rosario todos los días “pidiendo por la paz del mundo” y esto “¡es un pacto en toda regla!”: “Ella es la Reina de la Paz, si me dice ‘reza el Rosario todos los días por la paz del mundo’, eso significa que si yo asumo el reto, y rezo el Rosario cada día por la paz del mundo, con corazón abierto, en su presencia, Ella conseguirá de Dios esa paz. La Virgen lo promete, y lo cumple. Lo cumple ya desde el principio poniendo fin a aquella Primera Guerra Mundial (Memorias de la Hermana Lucía I, pp.174 y 176)”.

En cuanto a la cuestión de por qué la Virgen pidió el rezo del Rosario todos los días, y no, por ejemplo, la asistencia diaria a Misa, en la consabida exposición se indica que Ella no lo reveló a los niños. Sin embargo, Lucía sí aporta la razón de que hay muchas personas que, aunque lo así lo deseen, no podrían asistir a la Santa Misa, pero el Rosario, lo pueden rezar todos: “La Virgen nos da un arma al alcance de todos: el Rosario es una oración sencilla, capaz de tocar el corazón de un intelectual y el de un analfabeto”.

Salvación de los pecadores

En cuanto a la segunda promesa, la de la salvación de los pecadores, el artículo resalta que en el mundo de hoy muchos viven muy lejos de Dios y de los mandamientos que Él entregó a Moisés “como camino de salvación”.

En este sentido, D. José Antonio recuerda que Dios “no quiere obligarnos a amarle”, “nos creó libres” porque “sin libertad no hay amor” y el Señor “respeta y ama nuestra libertad de un modo tal que a veces  es para nosotros difícil de entender”.

Pero, al mismo tiempo, “la Iglesia siempre ha creído en el poder intercesor de los sacrificios ofrecidos por otros, vivos o difuntos. Cuando la Virgen en Fátima dice que ofrezcamos sacrificios por la salvación de los pecadores, quiere decir que si tú y yo pagamos una especie de rescate, Ella se compromete a ‘conseguir’ de Dios el arrepentimiento de un pecador, quizá en el último y definitivo momento de su vida”.

Sacrificios para salvar almas

Esta es una promesa similar a la de “rezad el Rosario todos los días por la paz del mundo”: ¡es un pacto! Yo ofrezco un sacrificio, y Ella consigue de Dios el milagro”. Entonces, plantea: “¿Qué sacrificios valen para salvar a las almas que están a punto de perderse?: todos”.

El sacrificio no es “solo lo que es costoso: todo lo que hacemos, si no es en sí mismo malo, se puede ofrecer como sacrificio: se puede convertir en algo sagrado (esa sacralidad está en la raíz del sacrificio) y ser un instrumento de salvación de un alma urgentemente necesitada de rescate”, indica el mencionado texto.

Además, se ofrece la oración que la Virgen enseñó a los pastorcillos el 13 de julio para que la rezaran al ofrecer un sacrificio, “que es capaz de cambiar el corazón de quien se atreve a rezarla… de corazón”: “Oh Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, y en reparación por los pecados cometidos contra el Corazón Inmaculado de María” (Memorias de la Hermana Lucía I, p. 134).

Carácter profético de Fátima

Finalmente, la ponencia se refiere al carácter profético de Fátima. La Virgen habla de Rusia ya desde la aparición del 17 de julio de 1917, cuando indicó que la guerra iba a acabar: “Pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche alumbrada por una luz desconocida (en una nota se explica que se trata de la aurora boreal que aconteció en la noche del 25 al 26 de enero de 1938), sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar el mundo por sus crímenes por medio de la guerra, del hambre y de persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre”.

“Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado y la Comunión reparadora de los primeros sábados. Si se atendieran mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz: si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas. Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz…” (Memorias de la Hermana Lucía I, pp. 176-177).

Rusia

Juan Pablo II en Fátima en la capilla de las apariciones
(© Santuario-Fátima)

Pasaron los años y Rusia no era consagrada por los papas como lo había pedido la Virgen, llegó la II Guerra Mundial, “y el mundo y la Iglesia tuvieron que sufrir mucho, como se había anunciado…”.

Finalmente, tras el atentado del 13 de mayo de 1981 a Juan Pablo II, su visita a Fátima y la entrevista que tuvo con Lucía, el entonces pontífice realizó la consagración que la Virgen había pedido. Y, a partir de ese momento, comenzó la caída de la Unión Soviética.

“Algo totalmente imprevisto y sorprendente-, que terminó desapareciendo de un modo increíblemente pacífico en pocos años… (Un camino bajo la mirada de María, Carmelo de Coímbra, Biografía de la Hermana María Lucía de Jesús y del Corazón Inmaculado, pp. 217-222)”. “Es el poder intercesor de María. Si nosotros cumplimos nuestra parte…”, apunta don José Antonio en su alocución.

Peregrinos “en la esperanza y la paz”

Ante las tumbas de Francisco y Jacinta de Fátima (Foto: © L’Osservatore Romano)

Por ello, prosigue, “Fátima es algo que el Cielo se toma muy en serio. Fátima es un compromiso. Y un grito de esperanza: ‘dejadme que os ayude… Os doy las armas, para conquistar la paz ‘ Ése es precisamente el lema que eligió el Papa Francisco con motivo de su peregrinación a Fátima en el Centenario de las apariciones: ‘Con María, peregrino en la esperanza y la paz’”.

Igualmente, el sacerdote explica que Fátima constituye “una de esas revelaciones privadas, a las que un católico puede dar su adhesión si quiere… o no: está en su pleno derecho. Pero lo cierto es que Fátima es puro Evangelio: no dice nada que no nos dijera Dios en su Revelación… pero lo dice, en estos momentos difíciles, de un modo muy… maternal”: “Dios siempre está cerca, y a sus hijos en cada época trata de darles las claves para santificarla”.

El mensaje de Fátima ante el coronavirus

Efectivamente, cuenta ahora Senovilla a zenit, “Dios habla a través de los acontecimientos. Su cercanía, y la de su Madre Santísima, es mayor cuando más necesaria resulta a sus hijos. Fátima vino en medio de una crisis mundial sin precedentes. Fátima está muy presente en esta crisis sanitaria mundial, también sin precedentes. Fátima anunció que pronto acabaría aquella Primera Guerra Mundial”.

“Pidamos a la Virgen de Fátima que cuanto antes acabe esta nueva Guerra, contra un enemigo invisible. Y que pronto venga la Paz, esa Paz que la Virgen nos prometió. Adelantar ese momento depende también de nosotros”, describe ante la situación actual de emergencia sanitaria por la COVID-19.

“El futuro está en nuestras manos”

Fátima durante la Pascua 2020 (© Santuario de Fátima)

Y recuerda: “El mensaje de Fátima es plenamente actual: basta abrir el corazón para entender su grandeza y su profundidad. Los recursos sobrenaturales que Fátima nos ofrece (de los que se habla en el texto), son quizá ahora más eficaces que nunca”.

“El futuro está en nuestras manos. Con la especial protección de Nuestra Madre, la Virgen de Fátima, adelantaremos el triunfo del Corazón Inmaculado de María y tendremos Paz”, concluye D. José Antonio.

LARISSA I. LÓPEZ


Libros: «Píldoras para el alma», Manual de primeros auxilios para responder preguntas trascendentales, de Szymon Holownia

¿Por qué en la Biblia la gente a menudo se mata pero rara vez ama? ¿Puede un ángel ser mujer? Si Dios sabía que el hombre iba a pecar, ¿por qué no se lo impidió? ¿Por qué Jesús parecía un hippie? ¿Por qué Jesús escogió vino para la misa? ¿Dónde reside el alma, en el corazón o en la cabeza? ¿Se puede pecar después de la muerte? ¿Existe el infierno para los niños? Hitler y Stalin ¿están en el infierno? ¿El cielo está arriba?
Este libro ofrece respuesta a algunas preguntas sobre la fe, la Biblia, la religión o la vida y la muerte que pueden inquietar el alma sembrando en nosotros dudas razonables. Escrito por un laico, comunicador de profesión, tiene un tono simpático y distendido, sin dejar de tener solidez en las respuestas, que se apoyan en el Catecismo de la Iglesia Católica y en una amplia bibliografía.

Título: PÍLDORAS PARA EL ALMA
Autor: SZYMON HOLOWNIA
Editorial:SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas:382
Precio: 21,95 €

Szymon Franciszek Hołownia

Nació el 3 de septiembre de 1976 en Białystok. Periodista, escritor, publicista , personalidad de televisión y activista sociopolítico polaco . Candidato para el cargo de Presidente de la República de Polonia en las elecciones de 2020 .