Premio de Poesía Mística Fernando Rielo al español Juan Antonio Ruiz Rodrigo

40ª edición en formato híbrido.

(zenit – 15 dic. 2020)-. Con el poemario La voz de tu latido, Juan Antonio Ruiz Rodrigo (Bolaños de Calatrava, Ciudad Real, España) ha obtenido el 40º Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, otorgado el lunes 14 de diciembre en un acto presencial/online desde la Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador, Madrid y Roma.

La dotación del Premio es de 7.000 euros, la edición de la obra y una medalla conmemorativa. La obra ha sido seleccionada de entre 278 poemarios de 29 países.

Ganador y mención de honor
La obra ganadora, La voz de tu latido es un libro de sonetos distribuidos hábilmente alrededor de la observancia de las horas canónicas, en donde cada composición es un jalón expresivo de la unión con Dios en la que el alma da cauce al dolor del amor. Es una poesía luminosa, que unge la conciencia del lector con celestial emoción.

Por otro lado, la obra El delirio del barro, de Julio Estorino (Cuba, Miami, Estados Unidos) se ha hecho acreedor de una mención de honor por los miembros del Jurado. En dicha obra el autor expresa líricamente la alegría vital de la presencia divina, abriendo inmensos horizontes ante la mirada sencilla del poeta.

Finalistas y jurado
Los otros finalistas fueron Antonio Bocanegra (San Fernando, Cádiz, España), Francisco Jiménez Carretero (Albacete, España), Iván Cabrera Cartaya (Tenerife, España), el padre Carlos Alberto González Varela (Santa Fe, Argentina), Ingrid Zetterberg de Espinosa (Lima, Perú), Eliana Cevallos Rojas (Ecuador), Anely Fundora Moreno (Lagundo, Italia), Mª del Pilar Martínez Barca (Zaragoza, España), Mª del Carmen Rodríguez Nozal (Cuanthémoc, México) y Kelly Johanna Platero Villamil (Bogotá, Colombia).

El jurado estuvo conformado por Jesús Fernández Hernández, presidente de la Fundación, Tomás Albaladejo Mayordomo, catedrático de Teoría de la Literatura y de Literatura Comparada de la Universidad Autónoma de Madrid, Santiago Acosta Aide, rector de la Universidad Técnica Particular de Loja (Ecuador), David Gregory Murray, crítico literario y José Mª López Sevillano, secretario permanente del Premio.

Ha contado con un amplio Comité de Honor conformado por monseñor Alfredo José Espinoza Mateus, arzobispo metropolitano de Quito y primado del Ecuador, los académicos Francisco Brines, Gregorio Salvador, Luis María Anson, Darío Villanueva y Luis Alberto Cuenca, la rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, el rector de la Universidad Pontificia Comillas y el rector de la Universidad Técnica Particular de Loja, el escritor Ramón Pernas, los poetas y catedráticos Joaquín Benito de Lucas, Andrés Sánchez Robayna y Jaime Siles, y el director de la Universidad de la Mística.

Intervención del presidente
El presidente de la Fundación Fernando Rielo, el padre Jesús Fernández Hernández, en su mensaje, dirigido a todos los asistentes afirmó: “Todos ustedes se dan cuenta que este premio no es un premio de poesía propiamente dicha, ni siquiera un premio de poesía religiosa. Es, más bien, un certamen de poesía mística.”

La poesía, continuó, “se hace poema cuando los múltiples recursos de una lengua se ponen en función de las escogidas imágenes estéticas que evocan la verdad, la bondad y la belleza del llanto del amor”.

Más adelante añadía que “es cierto que el poeta es hijo de su tiempo, pero no debe ser esclavo del mundanal ruido. Ya en 1999, en uno de sus mensajes al Premio Mundial de Poesía Mística, el Fundador del Premio se adelantaba a nuestro tiempo”.

“Hay en la atmósfera de nuestro vivir contemporáneo una actitud antipoética, antiestética, que, aboliendo el profetismo e intentando destruir la sacralidad humana, vocifera con la maraña del desamor unos supuestos valores que, sin sentido, caminan a la deriva. Se prefiere el olvido de Dios y la inmersión del espíritu, ocultando la exigencia de su generosidad y apertura a un prójimo débil e indigente”. prosiguió.

Para concluir, el presidente invitó no sólo a los presentes en el acto “sino también a todos aquellos a los que pueda llegar “esta mi humilde voz”, a recrear la naturaleza, la sociedad y el entorno familiar, profesional, religioso, cultural, estudiantil, por medio del arte del amor, cuya sustancia es el buen gusto.

Y aquellos que poseen el don de la poesía se dignen elevar a arte la voz orante del espíritu, que es ofrenda, servicio, testimonio y profecía, a imagen de Cristo que, con su vida, dedicó al Padre el mejor de los poemas: dar a todo ser humano sin distinción de edad, raza o condición, la potestad de ser hijo de Dios. Esta filiación, expresión del agustiniano corazón inquieto, es lo que todos los poetas, que quieren serlo, cincelan con el dolor del amor, en el suceso cotidiano, para ser portadores de la gran poesía mística que requiere la paz, la fraternidad y la convivencia de nuestra sociedad contemporánea.

Homenaje
Esta 40ª edición, que ha sido un homenaje a los años de vida de este premio y a su creador, Fernando Rielo, por su formato híbrido (presencial y online) ha sido seguido por personas de numerosos países de todo el mundo.

El prestigio adquirido a lo largo de estos 40 años ha hecho posible que se haya celebrado en sedes tan relevantes como la UNESCO, la ONU, el Campidoglio del Ayuntamiento de Roma, La sala gótica del Ayuntamiento de Colonia, la Embajada de España ante la Santa Sede, El Instituto Cervantes en sus sedes de Roma y Nueva York, entre otras.

Por último, el carácter ecuménico del premio ha hecho que lo hayan obtenido poetas de distintas confesiones religiosas, demostrando la capacidad de la poesía mística para unir a las culturas y a las religiones.

Juan Antonio Ruíz Rodrigo

Juan Antonio Ruiz en su Tesis Doctoral (Foto: (C) Colegioespañol.Org)

Nació en Ciudad Real, España, en 1983. Es doctor en Sagradas Escrituras y profesor en la Universidad eclesiástica de San Dámaso de Madrid. Desde su ordenación le ha sido confiado un amplio ministerio pastoral.

Ha sido nombrado recientemente director del Instituto español bíblico y arqueológico de Jerusalén (Casa de Santiago) por la Conferencia Episcopal Española y por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Es autor de artículos y conferencias; ha obtenido números premios literarios de ámbito nacional, aunque la mayoría de su producción poética es todavía inédita.

Fragmentos del poemario La voz de tu latido

Me está doliendo el alma intensamente,
hasta afligir mi pecho malherido,
como un temblor de pájaro vencido,
o el suspiro sin fin de un beso ausente.

El agua de tu mar, con paso urgente,
inunda el corazón de amor perdido,
que dentro de mi ser cada latido
es una muerte dulce y transparente.

Derrámame en tus manos de alfarero,
pues sin tu amor la vida es un morirse,
bajo la piel de un llanto duradero.

¡Tanto sufrir de amor, tanto afligirse,
para un vivir muriendo, prisionero
de tanto amar y arder sin consumirse!

***

Quién naciera otra vez para encontrarte,
bajo la piel fecunda de la vida;
Quién pudiera besar tu tierna herida,
y nadar en tu mar para abrazarte.

Quién hallara valor para buscarte,
en el denso horizonte de tu huida;
Quién tuviera la suerte prometida
de atravesar tu amor de parte a parte.

Solo quiero escuchar tu dulce canto,
el temblor de tu voz tras la ventana,
que apacigua el tumulto de mi llanto.

Dame un rayo de luz cada mañana,
que presiento el latido de tu encanto
en tu tierna mejilla tan cercana.


Papa Francisco: Prefacio del libro ‘Sinfonía de los Ministerios’

Publicación de la Librería Editora Vaticana.

(zenit – 14 dic. 2020).- La Librería Editora Vaticana (LEV) y la editorial San Pablo han publicado el libro Sinfonía de los Ministerios, escrito por monseñor Fabio Fabene, subsecretario del Sínodo de los obispos, relato cuyo prefacio contiene textos del Papa Francisco.

Según informa Vatican News, el autor declaró a Radio Vaticana que en su obra relata “el camino eclesial que ha llevado a la expansión de los ministerios laicales y a una nueva conciencia de su centralidad en una Iglesia misionera y en salida”. Ante esta realidad, el Santo Padre invita a “verificar si somos fieles a esta identidad laica, reiniciando el reloj que parece haberse detenido. El tiempo es ahora”.

Una realidad sinodal y misionera
En la entrevista, el prelado señala que, desde el inicio de su pontificado y concretamente en su Exhortación Apostólica Evangelii gaudium, el Papa refleja la importancia que los laicos han de disponer en una Iglesia sinodal y misionera.

Ya en el prefacio, Francisco anota que el pueblo laico comprende la mayoría del pueblo de Dios, que “no debe callar”, pues el Espíritu Santo concede a los bautizados los carismas y ministerios necesarios para la edificación de la Iglesia y para la evangelización del mundo.

“Ministerios instituidos”

Libro ‘Sinfonía de Ministerios’ de LEV (Foto: (C) Vatican Media)

Fue el Papa Pablo VI quien distinguió los ministerios laicales o “instituidos” de los “ordenados”, diferencia recordada en las últimas asambleas sinodales. Este volumen surge a raíz de la experiencia del escritor como subsecretario sinodal en estos encuentros.

Mons. Fabene apunta que en el Sínodo “dedicado a los laicos” y en la Exhortación Apostólica Christifideles Laici de san Juan Pablo II, se aborda la “vocación y misión de los laicos y de sus ministerios”. Esta fue una “ocasión muy fructífera para que toda la Iglesia reflexionara sobre la vocación”.

Y también, “sobre la misión de los laicos, pero también sobre el ministerio laical que san Pablo VI había reformado abriendo el camino ministerial, no sólo para los que iban camino al sacerdocio, sino también para los laicos, permitiéndoles el acceso a ser lector y acólito”, añade.

En esta línea, el autor se refiere al reciente Sínodo amazónico, en el que “se habló mucho del tema del ministerio y, en particular, de la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio Ministeria quaedam, el documento con el que el Papa Montini, en 1972, reformó los ministerios”.

Nueva estación ministerial
El prelado cree que se debería comenzar desde este punto para una nueva creatividad en el sector, una nueva estación “ministerial”, opinión influida por el estímulo recibido del Sínodo Panamazónico.

La obra laical, indica, “no es de sustitución, sino que su acción” y su presencia “es verdaderamente necesaria para la construcción de la ‘Iglesia comunión’ y para su misma naturaleza misionera.

Un paso más
En referencia a la consideración de “inculturación de la ministerialidad” que el Obispo de Roma hace sobre la Exhortación Apostólica postsinodal Querida Amazonia de este curso, el obispo italiano responde que “es un paso muy importante” del Sucesor de Pedro al “instar a las diferentes partes del mundo” a arraigar la “ministerialidad” en sus contextos sociales, culturales y eclesiales.

Al respecto, esclarece que “es precisamente en la diversidad donde encontramos el poder y la creatividad del Espíritu Santo. Si todos somos iguales en virtud del Bautismo, es el mismo Espíritu el que da lugar a la diversidad, incluso la diversidad ministerial, para el servicio de la Iglesia encarnada en cada continente, en cada lugar y en cada cultura, según las necesidades de esas comunidades eclesiales”.

Respondiendo sobre la relación de este tema con la acción del Espíritu Santo, monseñor afirma que “son fundamentales, porque la ‘ministerialidad’ no es un hecho sociológico o empírico, sino que proviene de los carismas que el Espíritu da a cada bautizado en la comunidad eclesial”. El Concilio Vaticano II, dice, “habla claramente de esta riqueza carismática y ministerial”.

Partícipes del sacerdocio de Cristo
Por otra parte, el doctor en Derecho Canónico arguye que “todos los bautizados participamos del sacerdocio de Cristo”, también llamado “sacerdocio común”. Después, desarrolla, “está el sacerdocio ministerial” de los que participan del “ministerio de ‘Cristo sacerdote cabeza’ y actúan en la persona misma del Señor”.

Pero todos “nosotros somos partícipes del sacerdocio de Cristo, y los laicos actúan en la Iglesia justamente porque están injertados en el sacerdocio de Cristo, que es el sacerdocio bautismal”, propone.

Riqueza carismática comunitaria
Por último, Mons. Fabene responde al significado de Sinfonía de Ministerios refiriéndose a la “pluriformidad” y “unidad” que hay en la Iglesia por obra del Espíritu Santo: “los pilares fundamentales de la Iglesia son la unidad, la comunión y la diversidad ministerial, que no es uniformidad, sino una ‘Iglesia pluriforme’ que manifiesta la riqueza que el Espíritu Santo da a todo el pueblo de Dios”.

Concluye expresando su deseo de que esta obra “sea una propuesta, una ayuda, precisamente para que los pastores puedan sacar a relucir esta riqueza carismática que hay en cada comunidad”.


La Familia Paulina dedica un año de amplia promoción de la Biblia

50 aniversario de la muerte del beato Alberione.

(zenit – 7 dic. 2020).- En medio de la actual coyuntura de pandemia, en que la enfermedad y la muerte rondan la vida de la humanidad entera, hemos sido testigos de un anuncio que alienta, que orienta y también salva. Nos referimos a la inauguración, días atrás, del “Año Bíblico de la Familia Paulina”.

No ha podido ser más preciso el momento -cuando el aislamiento es sinónimo de seguridad y protección-, para tener la convicción de que las palabras de san Pablo son eternas: “La palabra de Dios no está encadenada”.

zenit conversó al respecto con el hermano José Ignacio Pedregosa, director general del Centro Bíblico San Pablo de España, para conocer detalles de esta iniciativa, que coincide con el año de preparación al cincuentenario del fallecimiento del beato Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina, a conmemorarse en noviembre del 2021.

Biblia (© Cathopic/Dimitri Conejo Sanz)

zenit: ¿Por qué dedicar un año entero para promover la Biblia?

José Ignacio Pedregosa: El amor y el interés por la Palabra de Dios siempre ha estado presente en la Familia Paulina. Nacimos de la Eucaristía y la Palabra. Y este año queremos que sea para nosotros un recuerdo y un compromiso de la misión que tenemos de vivir y difundir la Palabra de Dios, con los medios más rápidos y eficaces.

zenit: San Pablo decía que “la Palabra de Dios no está encadenada” ¿Qué podría encadenarla en nuestros días?

José Ignacio Pedregosa: Sobre todo, el egoísmo y la falta de caridad. Egoísmo que es pensar únicamente en nosotros mismos y en nuestros intereses. Y falta de caridad, que es no estar dispuesto a acompañar, sostener, ayudar a quien más lo necesita y que, seguramente, tenemos muy cerca.

zenit: ¿Se puede encontrar una explicación en la Biblia a tanto dolor por los muertos y enfermos del COVID-19?

José Ignacio Pedregosa: Más que explicación, podemos encontrar actitudes de cómo vivir esos momentos. Y creo que hemos de vivirlos con aceptación, que no significa resignación, sino que significa acoger los acontecimientos tal como vienen y poner los medios para superar la situación. Y todo ello, desde la esperanza, es decir, desde la confianza y la convicción firme de que esto pasará. Nosotros como creyentes esa esperanza la tenemos depositada en Dios, que continúa caminando al lado de su pueblo. A todo ello, en este tiempo de Adviento que estamos viviendo, nos pueden ayudar los profetas.

zenit: El lema del Año Bíblico es “Para que la Palabra del Señor siga avanzando” ¿Cómo se puede contribuir a que esto sea una realidad?

José Ignacio Pedregosa: Creo que ante todo y, sobre todo, con el testimonio. El testimonio gozoso y vivencial de las actitudes vitales de Jesús de Nazaret. Que transmitamos a la gente que nos rodea, sobre todo el amor y la misericordia de Dios. Que noten en nuestras vidas, que intentamos cada día ser mejores personas, que queremos y ponemos los medios para dejarnos transformar por Cristo en verdaderos discípulos suyos.

zenit: Hablemos del logotipo, que es muy simbólico. Hay un sembrador, un atleta, unas semillas lanzadas al viento, colores… ¿Qué simboliza todo esto?

José Ignacio Pedregosa: El sembrador, diseñado en posición de caminar, de correr, de avanzar, e inclinándose hacia adelante, esparce con su mano diez semillas, que simbolizan a las diez ramas de la Familia Paulina. Los diferentes tamaños y direcciones de las semillas indican sus diferentes habilidades y las diversas esferas sociales en las que son llamadas a plantar la Palabra del Señor. El rojo, por último, es el color de la sangre, el color universal del celo y la pasión. Esto nos lleva e impulsa a fijar la mirada en una meta: que la Palabra del Señor se pueda difundir por todos los lugares del mundo, a tiempo y a destiempo.

zenit: En los documentos de convocatoria se distingue el deseo de la Familia Paulina por verificar un cambio, una renovación del apostolado bíblico ¿Cuál es la necesidad?

José Ignacio Pedregosa: La mayor necesidad de hoy, con respecto al apostolado bíblico, es dar a conocer más y mejor la Sagrada Escritura, acercarla a nuestros fieles de las parroquias, a nuestros grupos parroquiales, a los colegios e institutos y, en definitiva, a toda persona de buena voluntad que quiera acercarse a la Palabra.

zenit: ¿Por qué los católicos no están tan familiarizados con la Palabra de Dios? ¿Qué sugieres para “perderle el miedo” a la Biblia?

José Ignacio Pedregosa: Tú lo has dicho, yo creo que los católicos no estamos tan familiarizados con la Biblia, precisamente por desconocimiento y por miedo. Es muy probable, que no hayamos estimulado suficientemente a los “cristianos de a pie” a acercarse a la Biblia. Creo que es importante que los acerquemos a la Biblia y que le ayudemos a profundizar en ella, y, sobre todo a vivenciarla.

zenit: ¿Desde que edad un niño debe acercarse a la lectura de la Palabra?

José Ignacio Pedregosa: Yo creo que puede hacerlo desde la más tierna infancia. Hay diversas ediciones adaptadas de la Sagrada Escritura para niños. Creo que muchas historias de la Biblia se le pueden contar de la misma manera que muchas veces les contamos otras narraciones. Lo importante, es adaptar a su edad y conocimiento esos relatos.

zenit: ¿Qué rol cumplen las películas, los juegos y los contenidos bíblicos en redes sociales?

José Ignacio Pedregosa: Creo que tienen un papel importantísimo e imprescindible, aunque complementario. Hoy día, quien no está en el mundo de la comunicación, sobre todo en las redes, no existe. Pero todo ello es un instrumento, un medio, para que cualquier persona pueda acercarse a la lectura de la Biblia.

zenit: Para alcanzar estos y otros objetivos, una respuesta concreta ha sido la creación del Centro Bíblico San Pablo en España… Pasado un año ¿Cómo evalúas el trabajo y cuales son los principales desafíos?

José Ignacio Pedregosa: La andadura que hemos comenzado puedo decirte que ha sido apasionante, aunque no exenta de dificultades propias de toda obra de apostolado que empieza. Hemos afianzado un poco nuestra estructura y los objetivos que queremos alcanzar. La pandemia nos ha frenado algunas iniciativas y hemos tenido que reinventarnos de alguna forma. El principal desafío es seguir acercando la Palabra de Dios de manera asequible, sencilla y pastoral a toda persona que quiera aproximarse a su lectura o a profundizar en su estudio, todo ello desde esa perspectiva pastoral que te comentaba más arriba.

zenit: ¿Qué actividades organizarán a nivel local con motivo del Año Bíblico y cómo se puede participar?

José Ignacio Pedregosa: Nuestro “buque insignia” es la revista Biblia Viva, que se distribuye gratuitamente en las Librerías San Pablo y Paulinas. Ahora estamos intensificando nuestra presencia en redes con el evangelio diario, la lectio divina semanal, algunas charlas sobre Biblia, sobre todo en Facebook, donde estamos presente como Centro Bíblico San Pablo–España. Quisiéramos iniciar algún curso bíblico on line y nos gustaría pronto podernos encontrarnos de manera presencial para organizar cursos, encuentros, jornadas, etc. Yo aconsejaría a cualquiera que estuviese interesado, a que esté atento a nuestro perfil de Facebook, que allí iremos colgando todas las actividades que vayamos programando.

zenit:  Finalmente, ¿con qué libro recomendarías acercarse, con decisión, a la lectura cotidiana de la biblia?

José Ignacio Pedregosa: Yo diría que el mejor libro para acercarse a la Sagrada Escritura es la propia Biblia. Hoy día hay ediciones estupendas. Por supuesto yo recomiendo la Biblia de Editorial San Pablo, ante todo por la traducción y los comentarios. Yo aconsejaría que antes de enfrentarnos al texto en sí, leamos las introducciones a los libros, leer las notas a pie de página, los textos paralelos… En definitiva, familiarizarse con la propia Biblia. Respecto a un método para la lectura cotidiana de la Biblia, nosotros tenemos colgado un video muy interesante sobre el método Verdad, Camino y Vida para la lectura de la Sagrada Escritura. Invito a los lectores a que lo visionen. Y, mucho más importante, me gustaría invitar a todos a la lectura de la Biblia.

Puede seguir el Centro Bíblico San Pablo-España aquí

JOSÉ ANTONIO VARELA VIDAL


Javier Fernández Aguado: «Jesucristo es un modelo insuperable de liderazgo»

«La Iglesia lleva dos milenios gestionando personas y organizaciones, una experiencia de la que muchas empresas deberían aprender», afirma el experto en management Javier Fernández Aguado

 4 de Diciembre de 2020.- «La Iglesia es la organización que más tiempo ha sobrevivido, 2.000 años, cuando entre todas las que figuran en el IBEX 35 o las que aparecen en las principales revistas financieras, rara es la que supera los 50 años. Eso se explica por su trasfondo espiritual, pero también por sus estilos de gobierno». Lo afirma Javier Fernández Aguado, uno de los mayores expertos en management de nuestro país y autor del libro 2.000 años liderando equipos, en el que detalla los modelos de gestión de múltiples santos y realidades de Iglesia, comenzando por el de su fundador.

Fernández Aguado, director de la Cátedra de Management de la Fundación la Caixa en IE Business School, explica que Jesucristo «es un modelo insuperable de liderazgo, no solo para la Iglesia sino para el mundo en general». De hecho, «multitud de libros de management lo único que hacen es replicar de alguna forma su estilo de gestión: el liderazgo como servicio, la idea de ser más sabios que maestros, el venid y veréis como herramienta de formación… Hay muchos gurús en este campo que hablan de cosas que ya hacía Jesucristo hace siglos, y son muchos los que se inspiran en su figura a la hora de aplicar metodologías de liderazgo, aunque no lo sepan».

En el centro, las personas

«El desafío de la Iglesia es ser atractiva sin perder su core business», asegura.
(Foto: Editorial Kolima)

A partir de este modelo, a lo largo de los dos últimos milenios «se han ido desarrollando diferentes modos de gobierno de personas y de organizaciones, desde los primeros eremitas hasta Hakuna, pasando por los dominicos o los jesuitas». Cada uno de ellos «puede ser muy diferente de otro en la forma, pero en el fondo hay un contenido esencial: en toda la Iglesia el modo de dirigir se basa en hacer bien el bien, en lograr los resultados que desea la organización al mismo tiempo que la satisfacción de todos los implicados en el proceso».

De este modo, todas las organizaciones de Iglesia, grandes y pequeñas, «prestan por así decirlo servicios para llevar a las personas a la salvación». «La persona es entonces el centro de cada organización. Esto, que parece evidente, es algo que las organizaciones financieras no han descubierto hasta hace 50 años», afirma Fernández Aguado.

Y todo ello pese a los escándalos que repetidamente se han venido sucediendo en el seno de la Iglesia desde sus inicios. «Con el paso del tiempo, muchas personas y organizaciones tienden a perder el norte, se hacen endogámicas o se burocratizan en exceso. Pero también de eso hay que aprender», señala el autor, que dedica en su libro capítulos enteros a las cruzadas, a la Inquisición, a la Reforma luterana, a Marcial Maciel o al sectarismo de algunas asociaciones. 

720 lecciones
En el libro abundan las lecciones que han dejado multitud de hombres, mujeres y organizaciones en la historia de la Iglesia, cuyo recorrido puede ser estímulo también para el mundo secular: Benito de Nursia y su necesidad de normativizar la vida común; la audacia de la renovación que lideró Cluny; el cuidado por la selección de candidatos por parte de la Cartuja; la sabiduría de una retirada a tiempo, como la del Papa Celestino V; la intrepidez con los poderosos, como hizo santa Catalina de Siena; la capacidad de reinventarse de los barnabitas; la permanente necesidad de reforma, como sucedió en Trento; el equilibrio entre motivación y control, como el de Pedro Arrupe, o la pasión por emprender, como la de José María Arizmendiarrieta, fundador de Mondragón, y la de Francesc Moragas, impulsor de la Caixa.

En total son 720 enseñanzas que se reparten a lo largo de cada uno de los capítulos, desde «lo urgente es esperar» a «no emplees todo el día tomando decisiones», pasando por «gobierna a largo plazo». «Hay muchas más», atestigua el autor, para quien la Iglesia «tiene una gran multiplicidad de proveedores de sus servicios de salvación. Todos ellos ofrecen fórmulas adecuadas para llegar al cielo, cada uno con su método, y aplican modos de gestión que pueden ser asimilados por cualquier organización, del tipo que sea».

Qué puede aprender la Iglesia
¿Y al revés? ¿Qué podría aprender la Iglesia como conjunto del management civil? Fernández Aguado responde que, en general, en la Iglesia, «a la hora de promocionar a alguien se observan criterios entre los cuales no está la capacidad de gobierno y de dirección de equipos». Este elemento de formación lo descubrieron las organizaciones empresariales hace décadas, «y desde entonces se forma en management a quien asciende», pero en la Iglesia «se han olvidado las orientaciones que en el campo de la dirección de personas dieron en su día Gregorio VII, santo Tomás de Aquino o san Bernardo de Claraval». 

Además, la Iglesia no solo necesita formarse en gestión, sino también «aprender a comunicar de forma positiva, porque no consigue hacer llegar a la gente todo el bien que hace».

A lo largo de estos 2.000 años, la Iglesia ha demostrado «un espíritu de resiliencia absolutamente ejemplar, a pesar de que filósofos y políticos, como Voltaire o Napoleón, la han dado por muerta en muchas ocasiones». Y aunque es verdad que «ha sabido reinventarse a lo largo de los siglos» y ahora tiene el reto de «comunicar su mensaje de manera grata y moderna», corre el riesgo de «perder la originalidad de su core business intentando adaptarse a los tiempos hipotecando el contenido nuclear de su mensaje», asegura Fernández Aguado. «Es algo que le está pasando incluso a cardenales. La Iglesia debe mostrarse atractiva ante sus clientes, pero tiene un mensaje de fondo que no puede perder».

Título: 2.000 años liderando equipos
Autor: Javier Fernández Aguado
Editorial: Kolima
Año de publicación: 2020
Páginas: 637
Precio: 24 €

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

Libros: SAN PABLO publica «Todo va a salir bien», microrrelatos en tiempo de pandemia

Los beneficios por la venta del libro se destinarán a la campaña
«Cáritas ante el coronavirus. Cada gesto cuenta»
Con prólogo de Pedro Miguel Lamet, el libro se ilustra con fotografías donadas por la religiosa clarisa del Monasterio de Pedralbes y fotógrafa, Sor Isaura Marcos

(SP). Cuando sobrevino la pandemia del coronavirus y nos vimos confinados en nuestros hogares, desde SAN PABLO quisimos contribuir a conservar la esperanza y fomentar el espíritu solidario y positivo que la crisis podía despertar en la sociedad, ayudando al tiempo a mitigar los efectos de la crisis económica y social derivada de esta situación. Surgió así nuestro Concurso de Microrrelatos, en el que cualquier persona, desde cualquier lugar del mundo, podía participar publicando sus relatos en las redes sociales –Facebook y Twitter– con el hashtag #TodovaasalirbienRelatos.

Entre el 14 de marzo y el 21 de junio de 2020 (fecha de finalización del plazo de recepción de originales, cinco días posterior al término del estado de alarma), recibimos muchos y muy buenos textos desde pueblos y ciudades de toda España y también desde el otro lado del Atlántico: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Venezuela, Estados Unidos… Eran relatos escritos en mayor proporción por adultos, pero también hubo muy buena participación en las categorías juvenil e infantil, lo que apunta a que contamos con grandes escritores en potencia. Nuestro compromiso consistió en la publicación de un libro que recopilara esos relatos y la donación de los beneficios obtenidos por la venta del libro a las acciones que Cáritas Española está llevando a cabo en su campaña «Cáritas ante el coronavirus. Cada Gesto Cuenta».—–

La edición del libro se ha visto enriquecida con la donación entusiasta de una serie de fotografías llenas de simbolismo y positividad que acompañan los relatos. Se trata de obras realizadas por sor Isaura Marcos, religiosa clarisa del Monasterio de Pedralbes (Barcelona) y fotógrafa, cuyo original trabajo, centrado siempre en el claustro del Monasterio y basado en reflejos y transparencias, prescinde absolutamente de todo tipo de programas de retoque fotográfico. La prestigiosa y elegante pluma del sacerdote jesuita, periodista y escritor Pedro Miguel Lamet ha aglutinado los trabajos y les ha dotado de sentido con su fina sensibilidad literaria y humana.

Lamet describe esta obra «como un firmamento desplegado ante mis ojos, un firmamento negro, tachonado de pequeñas estrellas, que han ido saliendo del alma de cada uno de sus anónimos autores en medio de la negrura del reciente confinamiento». «Estos microrrelatos –continúa diciendo– conservan su entera validez. Demuestran que el espíritu humano crece con la prueba. Que ni siquiera la enfermedad, el dolor y la muerte pueden apagar esa misteriosa vía láctea de la esperanza». Relatos y fotografías son testimonios personales, creativos y esperanzados de la experiencia de cada cual durante el confinamiento, experiencia que, de algún modo, es compartida por todos y de la que todos podemos y debemos aprender. «Lo importante –concluye Pedro Miguel Lamet– es que aprendamos la lección de esta experiencia única y que no volvamos a quedarnos en la cáscara de la vida, sino que, sin pandemia o con ella, volvamos a cerrar los ojos para volver a abrirlos de una manera escrutadora, arrebatando el sabor a todo lo que nos brinda la hermosa realidad».

Cuando programamos la publicación del libro para el otoño de 2020 con la intención de cuidar todos los detalles de la edición, no podíamos imaginar que estaríamos inmersos en una nueva ola de la pandemia. Y más necesitados si cabe que en la primavera de un mensaje de optimismo y esperanza. ¡Todo va a salir bien! Así lo esperamos desde la editorial SAN PABLO y así lo creen todos y cada uno de los autores de los microrrelatos que componen este libro, patrocinado por LETIPharma y cuyos beneficios irán destinados a quienes más necesitan que así sea. Confiamos en que nadie se quede sin su ejemplar y la recaudación en favor de la campaña «Cáritas ante el coronavirus. Cada Gesto Cuenta» sea lo más alta posible.

Libros: «Teología en las periferias», de amor político y cuidados en tiempos de incertidumbre, de Pepa Torres Pérez

Si bien es cierto que vivimos tiempos de incertidumbre e impotencias, también lo son de inmensas generosidades y dinamismos creativos empeñados en poner en el centro el sostén mutuo, la vida y la alegría más allá de toda frontera”.
El barrio de Lavapiés, territorio sagrado para la teóloga Pepa Torres, es el escenario en que se le ha revelado el rostro de Dios. Desde esa profunda experiencia de misterio, la autora ha tejido una teología de las periferias que, más que especular, narra a un Dios que no es milagrero, ni castigador, sino que es aliento de vida, manantial de resiliencia, que sostiene, inspira, moviliza a la solidaridad y la creatividad. Un Dios, reciclador, dynamis, que nos empuja a rebuscar hasta encontrar, entre las cenizas del sufrimiento, la esperanza, y nos hace experimentar que solo en la projimidad y en el asombroso poder de los encuentros y los abrazos podemos ser plenamente humanos y humanas.

Título: TEOLOGÍA EN LAS PERIFERIAS
Autor: PEPA TORRES PÉREZ
Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas: 256
Prfecio: 15,50 €




Libros: «Joan Roig i Diggle, Dios está conmigo» de Carla Vilallonga López-Izquierdo, publicado por San Pablo

En la noche del 11 de septiembre de 1936, en El Masnou, Barcelona, un grupo grande de hombres armados rodeó la casa de la familia Roig i Diggle. «Dios está conmigo», le dijo Joan a su madre antes de que se lo llevaran. Carla Vilallonga retrata la breve vida de este joven mártir, beatificado por el papa Francisco, para buscar en sus experiencias, su particular relación con Dios y su modo de vivir su fe nuevas referencias para los y las creyentes de hoy.

Título: JOAN ROIG I DIGGLE, «DIOS ESTÁ CONMIGO»
Autor: CARLA VILALLONGA LÓPEZ-IZQUIERDO
Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas:176
Precio: 12,60 €


Libros: «Susurros de espera y esperanza» de María Cristina Inogés Sanz, publicado por San Pablo

Mª Cristina Inogés narra y medita con voz queda lo esencial del encuentro entre Dios y María. Y al hacerlo, nos desvela a una mujer con los mismos temores e incertidumbres que cualquiera de nosotros, pero decidida a afrontar lo sorprendente y aceptar el compromiso que cambió la historia de la humanidad.
Una nueva entrega de Susurros para tiempos de espera y esperanza.

Título: SUSURROS DE ESPERA Y ESPERANZA
Autor: MARÍA CRISTINA INOGÉS SANZ
Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas: 72
Precio: 9,20 €


Libros: «Oraciones a la carta» de Pablo Martínez Izurzu publicado por Editorial San Pablo

Padre nuestro, que estás en el Cielo…, Cuatro esquinitas tiene mi cama…, Bendita sea tu pureza…,Jesusito de mi vida…
¿Te las sabes? «Oraciones a la carta» es un juego con el que los más pequeños (y no tan pequeños) aprenderán las oraciones en familia, en catequesis o en la escuela. A través de expresivos dibujos y una sencilla dinámica de juego, nos introduciremos de lleno en el mundo de la oración.

Título: ORACIONES A LA CARTA
Autor: PABLO MARTÍNEZ IZURZU
Editorial:SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas:12
Precio: 15,50 €


Libros: «El contagio de la esperanza» del Papa Francisco, publicado por Editorial San Pablo

Abatidos por la pandemia del coronavirus, estamos como los discípulos de Emaús: tristes, amedrentados y sin esperanza, hasta que alguien se acerca a nosotros y nos acompaña, haciendo que nuestro corazón arda y se ponga en marcha de nuevo. El Papa ha iluminado este tiempo con palabras que pueden acompañarnos en el largo camino de reconstrucción que nos espera. Verdaderamente esta es la tarea más urgente: contagiar la esperanza.

Título: EL CONTAGIO DE LA ESPERANZA
Autor: PAPA FRANCISCO
Editorial:SAN PABLO COMUNICACION SSP
Páginas:152
Precio: 12,90 €