El Papa en Santa Marta: con Satanás no se dialoga, sino se termina ‘desnudo’ como Adán y Eva

En la debilidad, en la tentación pedir que nos dé el coraje de levantarnos e ir adelante

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- En la debilidad de las tentaciones que todos tenemos, la gracia de Jesús nos ayuda a no escondernos del Señor, sino a pedir perdón, a levantarnos e ir hacia adelante. Lo indicó el papa Francisco en la misa matutina que ha celebrado el viernes 10 de febrero en la Casa Santa Marta en el Vaticano, al reflexionar sobre el diablo que tentó ha Adán y Eva, y también a Jesús.

“Con Satanás –aseguró Francisco– no se dialoga, porque se acaba en el pecado y en la corrupción”. El Pontífice parte de la primera lectura del Génesis y explica que el diablo “se hace ver con la forma de una serpiente”: con su astucia trata de engañar y es especialista en ésto porque “es el padre de la mentira”. Sabe por lo tanto “como estafar a la gente”.

Lo hace con Eva: la hace sentir bien y ‘dialogando’ paso a paso Satanás la lleva donde él quiere. Con Jesús en cambio el diablo “termina mal”, ya que Jesús responde con la Palabra de Dios, “porque con el diablo no se puede dialogar”, sino se acaba como Adán y Eva: desnudos.

[Read more…]

“Dios hizo a la mujer para que tuviéramos una madre”

Explotar a las personas es un crimen de lesa humanidad, pero explotar a una mujer es peor: es destruir la armonía que Dios ha querido dar al mundo

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco en su homilía de este jueves 9 en la misa matutina que celebró en Residencia Santa Marta, prosiguió la reflexiones sobre la Creación y las lecturas del Libro del Génesis, recordando que el Señor había plasmado todos los animales, pero el hombre no encontraba en ellos la compañía adecuada, estaba solo.

Por ello el Señor le sacó una costilla a Adán y formó a la mujer, que el hombre reconoció como carne de su carne. “Pero, antes de verla la había soñado” recordó el Pontífice, y precisó que “para comprender a una mujer, antes hay que soñarla”, señalando la riqueza que la mujer aporta a la armonía de la Creación.

“Cuando falta la mujer, falta la armonía. Solemos decir, hablando que ‘ésta es una sociedad con una marcada actitud masculina ¿no? Falta la mujer”. Dicen: “Sí, sí: la mujer está para lavar los platos, para hacer…”. “No, no, no –respondió el Papa– la mujer está para traer armonía. Sin la mujer no hay armonía”. Porque el hombre y la mujer “no son iguales, no son uno superior al otro: no. Sólo que el hombre no trae armonía. Es ella la que trae esa armonía, que nos enseña a acariciar, a amar con ternura y que hace del mundo una cosa bella».

[Read more…]

Francisco en Santa Marta: Tenemos ADN de hijos a imagen del Padre

Los tres grandes dones de Dios al hombre: ser hecho a imagen de Dios; señor de la tierra y apoyado por una mujer a la que amar

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Los tres grandes dones que Dios dio al hombre en el acto de la Creación son: ser hecho a imagen de Él; señor de la tierra; y apoyado por una mujer a la que amar. Sobre estos temas el papa Francisco centró su homilia de este martes en la capilla de la Casa Santa Marta en el Vaticano.

El Santo Padre inició partir del Salmo 8 y por el relato del Génesis propuesto por la Liturgia del día, para exaltar la admiración por la “ternura” y el “amor” de Dios que, en la Creación, “ha dado todo al hombre”.

“Ante todo, nos ha dado el ‘ADN’, es decir, nos ha hecho hijos, nos ha creado a Su imagen y semejanza, como Él. Y cuando uno tiene un hijo, no puede volver hacia atrás: el hijo está hecho, está allí.

Y se asemeje mucho o poco al padre, a veces no,  es hijo; ha recibido la identidad. Y si el hijo llega a ser bueno, el padre se siente orgulloso de aquel hijo, ¿verdad? ‘Pero, mira, ¡qué bueno!’. Y si es un poco feo, el padre dice: ‘¡Es bello!’, porque el padre es así. Siempre.

[Read more…]

El Papa en Santa Marta invita a ser “esclavo del amor”

En la homilía de este lunes, el Santo Padre advierte sobre buscar refugio en la rigidez de los mandamientos

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Los rígidos tienen “miedo” de la libertad que Dios nos da, tienen “miedo del amor”. Así lo ha asegurado el Santo Padre en la misa de este lunes 6 celebrada en Santa Marta. De este modo, ha querido recordar que el cristiano es “esclavo” del amor, no del deber, y ha invitado a los fieles a no esconderse en la “rigidez” de los mandamientos.

“¡Dios mío, qué grande eres!”. El Pontífice ha desarrollado su homilía haciendo referencia al Salmo 103, un “canto de alabanza” a Dios por sus maravillas.  En esta línea ha indicado que el Padre trabaja para hacer esta maravilla de la creación y para hacer con el Hijo esta maravilla de la re-creación. Al respecto, el Santo Padre ha contado que un vez un niño le preguntó qué hacía Dios antes de crear el mundo. “Amaba”, ha sido su respuesta.

Entonces, ¿por qué Dios creó el mundo? Simplemente –ha explicado– para compartir su plenitud, para tener alguien al que dar y con el que compartir su plenitud. Y en la re-creación, Dios envía a su Hijo para “re-colocar”: hace “de lo feo lo bello, del error lo verdadero, de lo malo lo bueno”.

[Read more…]

Cardenal Osoro a los consagrados: «Os admiro por vuestra lealtad y abandono»

Testigos de la esperanza y la alegría es el lema con el que el jueves, 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Niño Jesús en el Templo (la Candelaria), se celebró la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, establecida por el Papa san Juan Pablo II en 1997. El cardenal Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Madrid, presidió una solemne concelebración de la Eucaristía en la catedral de Santa María la Real de la Almudena. En su homilía,  el purpurado agradecio la labor de los consagrados: «Os admiro por vuestra lealtad y abandono, marcados por vuestra singular generosidad, en una cultura donde no es fácil entregar la vida para siempre ni darla incondicionalmente».
Hermanos y hermanas:

Hoy es un día de alegría para toda la Iglesia. Celebrar la Jornada Mundial de la Vida Consagrada con este lema: Testigos de la esperanza y de la alegría, es todo un compromiso para quienes habéis recibido la llamada del Señor para hacerlo visible entre los hombres; con la única tarea y dedicación de infundir, con vuestro testimonio en medio de esta historia, la esperanza en un mundo que muy a menudo cae en situaciones de desesperanza, y hacer una confesión fuerte de Cristo con esa alegría de la salvación que Él nos regala para que la hagamos visible y creíble en el corazón de cada ser humano que encontremos en nuestra vida.

[Read more…]

El Papa presidió la misa por la Jornada de la Vida Consagrada

La Eucaristía se celebró en la basílica de San Pedro junto a consagrados religiosos y laicos

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- En la festividad de la Presentación del Señor, y en la XXI Jornada Mundial de la Vida Consagrada, el papa Francisco presidió en la basílica vaticana de San Pedro la santa misa.

El Santo Padre vistiendo paramentos blancos y portando el palio, celebró junto a sacerdotes de órdenes, congregaciones e institutos religiosos. El coro de la Capilla Sixtina acompañó la liturgia con sus cantos polifónicos y gregorianos.

En la misa participaron miembros de los Institutos de vida consagrada quienes vestían sus hábitos, de diversos colores y confecciones, pero también miembros de las Sociedades de vida apostólica, con sus vestidos diarios.

La ceremonia se abrió con la bendición de las velas, en el día de la Virgen de la Candelaria, y la procesión siguió con la celebracion eucarística.

Un ícono representando a la Vírgen María con el Niño estaba en el lado izquierdo del altar con un hermoso arreglo floral blanco.

[Read more…]

Homilia 05-02-2017

Ser luz, pero no iluminados

 

La imagen de la luz vuelve a centrar nuestra atención en la meditación de la Palabra de Dios. La luz que hemos contemplado en Navidad (cf. Is 9,2; Jn 1, 4.9) y que ha empezado a iluminarnos por medio de la Palabra y su acción benéfica y curativa (cf. Mt 4, 16) se nos transmite también a nosotros, los creyentes. Esa luz nos ha iluminado para ver un mundo nuevo, que Jesús proclama por medio de las Bienaventuranzas. Participar de la bienaventuranza del Reino de Dios, como veíamos la pasada semana, significa también contagiarse de la luz: si en Jesús, hijo de Dios, nos convertimos en hijos adoptivos, y si en el bienaventurado, por ser hijo, también nosotros lo somos, y hemos de actuar en consecuencia; del mismo modo, por ser Jesús la luz del mundo (cf. Jn 8, 12), nos convertimos en luz. Pero ¿qué significa exactamente esto? ¿Podemos decir que los cristianos somos unos “iluminados”?

[Read more…]

‘Una Iglesia sin mártires es una Iglesia sin Jesús’

Francisco recuerda en Santa Marta que “sin memoria no hay esperanza”, y que este paso insta a llamar a la memoria la historia del pueblo del Señor

(ZENIT – Ciudad del Vaticano) – La mayor fuerza de la Iglesia se ve principalmente en las pequeñas Iglesias perseguidas, más aún que en las grandes manifestaciones de fe. Lo dijo el lunes 30 el papa Francisco en la homilía de la misa celebrada por la mañana en Casa Santa Marta, precisando que en nuestros días hay más mártires que en los primeros siglos.

Explicando la carta a los Hebreos, Francisco recuerda que “sin memoria no hay esperanza”, y que este paso insta a llamar a la memoria la historia del pueblo del Señor. Justamente en el capítulo XI, que la liturgia nos presenta en estos días, se habla de la memoria. En primer lugar, una “memoria de la docilidad”, la memoria de la docilidad de tanta gente, comenzando con Abraham, obediente, que salió de su casa sin saber a dónde iba.

En particular se habla de otras dos memorias. El recuerdo de las grandes gestas del Señor forjadas por Gedeón, Barac, Sansón, David, “muchas gente que ha hecho grandes gestas en la historia de Israel”.

Y después está un tercer grupo del cual es necesario hacer memoria, la “memoria de los mártires”, de aquellos “que han sufrido y dado su vida como Cristo”, que “fueron torturados, lapidados, muertos por la espada.” La Iglesia es, de hecho, “este pueblo de Dios”, “pecador, pero dócil”,  que hace “grandes cosas y también da testimonio de Jesús hasta el martirio”.

[Read more…]

¿Quién es feliz?

El capítulo 5 del evangelio de Mateo abre con las Bienaventuranzas el gran discurso programático de Jesús que llega hasta el capítulo 7, y en el que expone las líneas maestras del Reino de Dios, cuya cercanía anuncia y que él mismo porta en sí. Una larga tradición eclesial ha querido ver en este “Sermón de la montaña” la proclamación de la Nueva Ley del Evangelio, en paralelo con la promulgación de la Ley que Dios dio a Israel por medio de Moisés en el Sinaí (cf. Ex 19). De hecho, no es difícil descubrir similitudes, aunque también saltan a la vista los contrastes. Jesús, como Moisés, sube a la montaña; es allí, en la cima, en la cercanía con Dios, como tiene lugar la revelación de la voluntad divina, que es ley para los creyentes. Jesús aparece como el nuevo Moisés, por medio del cual Dios nos comunica su voluntad. Pero enseguida destacan los contrastes. El monte de las bienaventuranzas no es una montaña imponente, casi inaccesible, sino una agradable colina cerca del lago de Genesaret. A diferencia de Moisés, que debía subir sólo, mientras el pueblo permanecía a distancia lleno de temor, con Jesús suben sus discípulos, que se acercan a él: no es el temor, sino la confianza lo que preside la proclamación de la nueva ley del Evangelio. En ella, aunque no se dé una ruptura, sino una profundización y un perfeccionamiento (cf. Mt 5, 17), se abre un nuevo mundo de valores, una nueva forma de relación del hombre consigo mismo, con los demás y con Dios.

[Read more…]

La vida cristiana no se entiende “sin memoria”

En la homilía de este viernes 27 en Santa Marta, el Santo Padre advierte sobre el pecado de la “pusilanimidad”, del “tener miedo de todo”

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Dios nos libera del pecado que nos paraliza como cristianos. Así lo ha asegurado el papa Francisco en la homilía de este viernes en Santa Marta. El pecado, ha explicado, como es el de la “pusilanimidad”, el “tener miedo de todo”, que no nos hace tener memoria, esperanza, valentía y paciencia.

Tal y como ha señalado el Pontífice, la Carta a los Hebreos propuesta por la liturgia del día exhorta a vivir la vida cristiana con tres puntos de referencia: el pasado, el presente y el futuro. En primer lugar invita a hacer memoria, porque “la vida cristiana no empieza hoy: continúa hoy”. Hacer memoria –ha precisado– es recordar todo: las cosas buenas y las menos buenas, es poner mi historia delante de Dios, sin cubrirla ni esconderla. De ahí la invitación a hacer memoria “de los días del entusiasmo, de ir adelante en la fe, cuando se comenzó a vivir la fe, las pruebas sufridas…”. En esta misma línea, el Santo Padre ha asegurado que la vida cristiana no se entiende, tampoco la vida espiritual de cada día, “sin memoria”. Es más, “no solo no se entiende: no se puede vivir cristianamente sin memoria”. E invita a preguntarse, ¿pero cómo me ha salvado el Señor de estos problemas”. La memoria –ha asegurado el Papa– es una gracia: una gracia que hay que pedir. “Señor, que no me olvide de tu paso en mi vida, que no olvide los buenos momentos, también los feos; las alegría y las cruces”, ha rezado. Al mismo tiempo que ha subrayado que el cristiano es un hombre de memoria.

[Read more…]