Angelus y Regina Coeli, PAPA FRANCISCO, VATICANO

Ángelus 20.12.2020: Pensamiento especial por los trabajadores marítimos

Palabras después del Ángelus.

(zenit – 20 dic. 2020).- Después de la oración del Ángelus de este domingo 20 de diciembre de 2020, el Papa ha saludado a los peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro. Ha recordado a los trabajadores marítimos bloqueados en las naves que no pueden regresara sus casas.

Invitando a visitar los belenes expuestos bajo la columnata.

Palabras después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas, la pandemia del coronavirus ha causado un pesar especial a los trabajadores marítimos. Muchos de ellos – se estima que unos cuatrocientos mil en todo el mundo – están bloqueados en las naves fuera de los términos de sus contratos y no pueden regresar a casa. Pido a la Virgen María, Stella Maris, que consuele a estas personas y a todos aquellos en situaciones difíciles, e insto a los gobiernos a hacer todo lo posible para que puedan volver a estar con sus seres queridos.

Ángelus 20 Dic. 2020 (Foto: (C) Vatican Media)

Este año los organizadores han tenido la buena idea de montar la exposición “Cien belenes” bajo la columnata. Son muchos los belenes que sirven como catequesis de la fe al pueblo de Dios. Os invito a visitar los nacimientos bajo la columnata, para entender cómo la gente procura a través del arte mostrar cómo nació Jesús. Los belenes que están bajo la columnata son una gran catequesis de nuestra fe.

Os saludo a todos, romanos y peregrinos de varios países, familias, grupos parroquiales, asociaciones y fieles. La Navidad, que ya está cerca, sea para cada uno ocasión de renovación interior, de oración, de conversión, de pasos adelante en la fe y de fraternidad entre nosotros. Miremos a nuestro alrededor, miremos sobre todo a los indigentes: el hermano que sufre, dondequiera que esté, nos pertenece. Es Jesús en el pesebre: el que sufre es Jesús. Pensemos un poco en esto. Y que la Navidad sea una cercanía a Jesús en este hermano y en esta hermana. Está allí, en el hermano necesitado, el pesebre al que tenemos que ir con solidaridad. Este es el belén viviente: el belén en el que realmente encontraremos al Redentor en las personas de los necesitados. Caminemos, pues, hacia la Noche Santa y esperemos el cumplimiento del misterio de la Salvación.

Os deseo a todos un buen domingo. Por favor, no os olvidéis de rezar por mí.

¡Buen almuerzo y hasta pronto!

RAQUEL ANILLO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*